• Martes 18 Septiembre 2018
  • 7:43:04
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 7:43:04
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

Los perjuicios de discutir delante de los niños

Agencias | Jueves 05 Mayo 2016 | 06:24 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- Las familias son el primer contacto que tienen los niños con las normas de educación y convivencia. A partir de lo que vivan y vean en casa, así se irá formando su carácter y su manera de comportarse con el resto del mundo. Por eso es importante que sepamos entregarles una base sólida y respetuosa, haciéndoles ver, no sólo con nuestras palabras, también con el ejemplo, que es importante y necesario convivir en un espacio sin violencia donde todas las partes sean escuchadas y respetadas.



Pero a estas alturas nadie se puede creer que a lo largo de la convivencia entre las parejas no existan momentos de fricción, discusiones cotidianas y puntos de vista enfrentados que no siempre sabemos resolver de la forma más pacífica. Aunque cada caso es un mundo, lo mejor es ponerse en el lugar de nuestro niño y ver como lo sufre él, al ver a sus padres enfrentados. ¿Alguna vez te lo has preguntado?

Desde la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, nos llega un estudio realizado a más de 300 niños, a los que se les ha preguntado sobre sus sentimientos en torno a esta cuestión. El sentimiento más generalizado, ante las discusiones de los padres, es el de tristeza, seguido de preocupación y enfado. También aparecían otros sentimientos como susto, sorpresa o indiferencia.

Si partimos de la base de que los niños repiten los patrones que ven en casa, se comprueba que aquellos pequeños que están más expuestos a estas discusiones, y que suelen ser más habituales en sus hogares, presentan un comportamiento más violento y agresivo, llegando incluso a tener comportamientos delictivos.

Pero ¿qué podemos hacer?:

  • Lo ideal sería evitar discutir delante de los hijos, pero si ha saltado la chispa, intentar que ese enfrentamiento sea a través de un diálogo respetuoso y no un enfrentamiento violento. Evita los insultos, amenazas o gritos.
  • Evita hacer referencia a los niños, ni los introduzcas en el enfrentamiento, ésto sólo haría que se sientan culpables.
  • En un debate no hay que imponer nuestra idea sobre la del otro, simplemente debemos llegar a un consenso a través de una negociación. Así ellos también entenderán que nadie está por encima del otro, regla que podrán aplicar el resto de su vida.
Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo