• Sábado 22 Septiembre 2018
  • 7:09:24
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 17°C - 64°F
  1. Sábado 22 Septiembre 2018
  2. 7:09:24
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 17°C - 64°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

Ignoraron denuncia en la UNAM

Excélsior | Jueves 01 Septiembre 2016 | 06:26 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- La operación irregular del Seminario del Taller Coreográfico UNAM durante los últimos 45 años, confirmada por María Teresa Uriarte, coordinadora de Difusión Cultural de la UNAM (Excélsior 25/08/2016), fue denunciada hace 18 años por el actor y dramaturgo Luis Mario Moncada, director de Teatro y Danza de la UNAM entre marzo de 1997 y abril de 1998, en tiempos del rector Francisco Barnés de Castro, como lo demuestra un informe-diagnóstico en poder de este diario.



En dicho informe, recibido por las autoridades universitarias, Moncada observa dos problemas centrales: la operación del Seminario del Taller de Danza como una auténtica escuela particular incrustada en las instalaciones de la UNAM, a cargo de una asociación civil que registró el domicilio de la UNAM como suyo, aspecto que regularizó en años recientes.

Así como un problema de equidad, dado que el Taller Coreográfico de la UNAM absorbía el 85% del presupuesto, pese a realizar sólo el 15% de las actividades organizadas por el Departamento de Danza.

Creemos que el trabajo del Taller está sobretasado en por lo menos un 25% y que esa cantidad se destina a actividades no sustantivas”, abunda el informe, recibido el 22 de abril de 1998 por Salvador Malo Álvarez, entonces secretario de planeación de la UNAM.

Vía telefónica se confirmó la veracidad del documento con Luis Mario Moncada, quien reconoció que con ese documento quiso reflejar con objetividad el panorama de la danza en la UNAM, que incluía la operación irregular del Seminario.

“En su momento intenté comprender de qué iba el asunto y presenté un diagnóstico que era lo que me correspondía. Pero no ocurrió nada. Entonces terminó mi ciclo, me dediqué a otras cosas y ya no presté mayor atención porque había hecho lo que me correspondía”.

¿Debieron pasar 18 años para que Teresa Uriarte asumiera el problema? “Me quedo con la reflexión de Uriarte: ‘no pasó nada porque era Gloria Contreras’… Pareciera que hay gente sobre la que no se puede proceder”.

Moncada recordó que en 1997 habló con Gloria Contreras (1934-2015) sobre la operación del Seminario, quien no le permitió el acceso. “La relación con la maestra Contreras fue muy diplomática, pero de un hermetismo total respecto a las decisiones que ella tomaba con relación a su campo de acción, y fue imposible entrar más allá. Ante eso, no tuve campo de acción y el tiempo tan limitado en que estuve en la dirección no me permitió ir más allá”, explicó.

¿Qué le diría a quienes hoy justifican la existencia de ese seminario bajo el argumento de que todos sus recursos fueron invertidos en el favor de la danza universitaria? “En eso la respuesta es muy clara. El asunto no es en qué se destinaba, sino en que no estaba normado. Ahí hay una irregularidad y es clarísima. Independientemente de lo que se argumente, no existen informes y no se puede depender de la buena voluntad, ya que para eso existen procedimientos y una normatividad que no se cumplió”.

¿Sería deseable que la UNAM implementara algún tipo de auditoría o sanción? “Toda acción debería generar una responsabilidad. Porque el manejo de recursos implica una responsabilidad. Eso es un hecho. Desconozco el organigrama, pero debe haber una dependencia sobre la que dependía el taller coreográfico”.

INCRUSTADA E ILEGAL

En el documento Moncada detalló: “existe una incongruencia mayor en la tolerancia que la Universidad ha tenido respecto al Seminario del Taller Coreográfico A.C. Esta asociación civil, que depende directamente del Taller, presenta como primera irregularidad el registro de su dirección ya que ésta es la de la misma Universidad. Cabe hacer notar que el Seminario es una auténtica escuela particular incrustada en las instalaciones de la UNAM”.

Y detalla que las operaciones de administración, desde inscripciones, pagos a maestros y compra de equipo, desde entonces, se realizaban en las instalaciones que el Taller tiene en el Centro Cultural Universitario, sin que la Universidad tenga conocimiento de dicho manejo administrativo ni entre en sus arcas el menor porcentaje de los ingresos del Seminario.

“Por otro lado, ni en sus programas ni en la contratación de maestros intervienen los cuerpos colegiados que rigen la vida de la Universidad, lo que arroja como resultado una escuela auspiciada por la Universidad que, sin embargo, no se ajusta a ninguna supervisión académica, ni administrativa”.

Sobre este espacio académico, el informe da cuenta de sus actividades cotidianas en la Sala Covarrubias y en el salón José Limón del Centro Médico de la UNAM, así como los horarios matutinos, vespertinos y nocturnos, a cuyos cursos asistían más de 800 alumnos cada semestre.

Las clases que se impartían eran: danza clásica para principiantes, intermedios y avanzados, así como la cátedra de Contrología, para dar forma a un programa completo para la formación de ejecutantes del ballet clásico o neoclásico.

Y concluye: “el financiamiento de este seminario proviene fundamentalmente de las colegiaturas –aunque se utiliza infraestructura y posiblemente recursos humanos de la UNAM, el costo de cada curso semestral fluctúa entre 345 y 690 pesos, con descuentos incluidos… lo que hace suponer ingresos por arriba de los 800 mil pesos anuales”.

Lo cierto es que, desde entonces, este espacio académico utilizaba la mayor parte de salones de la Sala Covarrubias –añade el documento–, y no estaba sujeto a ninguna clase de supervisión académica ni administrativa por parte de la UNAM “lo que representa un problema legal”.

Cabe señalar que hasta el momento la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM y el Taller Coreográfico de la UNAM no han aclarado cuáles serán los procedimientos jurídicos o administrativos para resolver el funcionamiento de este seminario irregular, tampoco si se practicará alguna auditoría a la asociación civil, o en qué plazos se resolverá. Se han limitado a comentar que han hablado con la familia de Gloria Contreras para regularizar la situación.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo