• Miércoles 19 Septiembre 2018
  • 18:54:44
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 25°C - 78°F
  1. Miércoles 19 Septiembre 2018
  2. 18:54:44
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 25°C - 78°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

Raúl Cervantes, procurador general de la República; un político conciliador

Excélsior | Domingo 06 Noviembre 2016 | 10:30 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- La tarde del 11 de diciembre del 2013 la tribuna del Senado mostró, por primera vez en su historia, el despliegue de una manta gigante colocada por la izquierda para criticar la reforma constitucional en materia energética.



Sereno, desde la presidencia de la Mesa Directiva, Raúl Cervantes observaba el orden con que los perredistas extendían su megamanta. Paciente, esperó que el tiempo transcurriera y, justo 30 minutos después, pidió a los senadores retirar la manta; sin problema alguno, los legisladores de izquierda cumplieron la palabra y la retiraron.

Ese es Raúl Cervantes Andrade, un hombre que apuesta por el diálogo, el acuerdo, el consenso, con espacios donde todas las partes cedan un poco, sin lesionar sus principios o sus objetivos.

Aficionado al beisbol, Raúl Cervantes es un hombre de acuerdos. Ambicioso en sus parámetros de entendimiento con las fuerzas políticas que le son adversas, es un hombre que puede contar con la mayoría de votos para aprobar una reforma, pero siempre apuesta por lograr la unanimidad, porque desde su lógica, lo importante que reducir al máximo las expresiones de descalificación que puede tener una reforma.

Practicante del box, deporte que realiza todas las mañanas, Raúl Cervantes ha sido diputado federal en dos ocasiones, es senador de la República, pero, sobre todo, es un acompañante importante de la dirigencia nacional de su partido, el PRI; del cual ha sido en varias ocasiones su representante jurídico.

Raúl Cervantes es considerado un gran abogado por propios y extraños. Es un litigante constante, ha ganado batallas importantes para su partido en varias ocasiones.

Su nombre remite, sin duda, al del jurista Raúl Cervantes Ahumada, pero Raúl Cervantes Andrade no es pariente directo de quien fuera considerado un gran maestro de derecho de la UNAM. Su mamá, Leonor, es abogada y originaria de Sinaloa. Ella es pariente de don Raúl Cervantes Ahumada, pero el Cervantes del senador Raúl le viene de su padre, don Héctor Cervantes de la Garza, originario de Tamaulipas.

Su madre, Leonor, y su padre, Héctor, fueron abogados litigantes y Raúl Cervantes pertenece así a una familia de hombres y mujeres de leyes. Todos sus hermanos son abogados y él ha hecho de las letras jurídicas su razón de ser, que lo ha llevado a ganar decenas de litigios en materia constitucional y de controversias políticas electorales que permitieron, por ejemplo, que Enrique Peña Nieto no enfrentara ningún tipo de litigio por su elección popular, ante los recursos jurídicos que interpuso su oposición.

Padre de dos hijos y reconocido bailarín, Raúl Cervantes es un hombre de 50 años que desde muy joven decidió afiliarse al Partido Revolucionario Institucional, al que considera que reúne a los mejores hombres y mujeres que pueden hacer política en el país.

La forma en que trabaja, basada en el derecho comparado, más que en las apreciaciones personales, le ha generado reconocimientos de políticos de todas las filias. Es un funcionario que se ha sabido relacionar con organizaciones sociales y tiene la habilidad de conseguir respaldos para sacar adelante temas que son delicados.

Como presidente del Senado, del 1 de septiembre del 2013 al 31 de agosto del 2014, Raúl Cervantes fue el hombre de confianza del presidente Enrique Peña Nieto para encabezar el proceso legislativo de las reformas estructurales a las que apostó su gobierno, la mayoría en el marco del Pacto por México, como telecomunicaciones, financiera, hacendaria, energética y político-electoral. Todas ellas, un hecho.

Procurador general de la República desde el 26 de octubre, Raúl Cervantes ha debido enfrentar una serie de críticas, principalmente de los grupos que perdieron ante él la demanda de rebase de topes de campaña del entonces candidato presidencial ganador en 2012, Enrique Peña Nieto, que no pudieron vencer los argumento jurídicos de quien en ese momento era el abogado nacional del PRI.

Ya en 2015 sintió el peso de esa crítica. Sin dar peso a su trayectoria como legislador federal, ni considerar sus conocimientos como constitucionalista, la izquierda luchó públicamente para cerrarle el paso en su anhelo de convertirse en ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), porque desde su perspectiva, un militante priista no debe tener responsabilidades de impartición de justicia.

Luego de su exitosa conducción como presidente del Senado, Raúl Cervantes solicitó licencia como legislador para irse a la academia, donde escribió un libro sobre la Constitución de Principios, pero también para cumplir con el requisito de un año alejado de la actividad legislativa para ser elegible como ministro de la Corte.

Pero la campaña emprendida por el PRD en el Senado, el mismo que se mostró disciplinado y serio en sus acuerdos con Cervantes durante la discusión y aprobación de la reforma energética, mermó la fuerza que tenía.

Director general de CEA Abogados, desde 1986, que es una firma que trabaja con transportistas, Raúl Cervantes fue diputado federal en dos ocasiones: en la LVIII y la LX Legislaturas; senador con licencia actualmente y en dos ocasiones el abogado nacional del PRI.

Fue miembro del Consejo de Administración en varias empresas de transporte, así como asesor de sus filiales y centrales del país en todas las ramas jurídicas; es miembro del Consejo y asesor de instituciones financieras; asesor de la Cámara Nacional de Autotransporte de Pasaje y Turismo (CANAPAT), así como de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) durante 20 años.

Hoy, nuevamente, el ahora procurador está en el objetivo de las organizaciones sociales que lo critican por ser militante del PRI, porque la Constitución le permite convertirse en automático en el primer Fiscal autónomo del país, con la eliminación de la Procuraduría, y eso no le parece correcto a diversos grupos políticos y especialistas.

Lejos de esa ola de críticas por la posibilidad de ser Fiscal, Raúl Cervantes asumió su labor como titular de la PGR con la decisión de conocer a fondo los problemas de la institución, para caminar a su transformación. Entre el 26 y 27 de octubre no durmió un solo minuto, porque recibió a absolutamente todos los mandos superiores y medios de la Procuraduría para que le dieran cuenta del estado de los asuntos que atiende la institución.

Y ése es también Raúl Cervantes, el hombre que dedica horas a su trabajo, al estudio de los temas, que no anula al hombre que es capaz de ser comentarista de temas como “los baches” en Matutino Express, un noticiero con espacios de entretenimiento, en el que colaboró en el 2011 como experto.

 

SU TRAYECTORIA

  • Estudió la licenciatura en derecho con la especialidad de derecho penal.
  • Es coordinador nacional de asuntos jurídicos del Partido Revolucionario Institucional.
  • Fue presidente del Senado del 1 de septiembre del 2013 al 31 de agosto del 2014.
  • Solicitó licencia como senador.
  • Es director general de CEA Abogados desde 1986.
  • Se desempeñó como diputado federal en dos ocasiones: en la LVIII y la LX Legislaturas.
  • Fue abogado nacional del PRI en dos ocasiones.
  • Fungió como miembro del Consejo de Administración en varias empresas de transporte.
Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo