• Martes 18 Septiembre 2018
  • 12:21:25
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 26°C - 80°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 12:21:25
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 26°C - 80°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

Parroquia de BC ofrece hasta 80 raciones diarias de comida a migrantes

Excélsior | Domingo 26 Febrero 2017 | 14:15 hrs

Agencias |

Mexicali.- El sacerdote Juan Monroy de la parroquia San José Obrero, en Mexicali, Baja California, indicó que este recinto ofrece comida para un promedio de 60 a 80 migrantes diarios; espera que la capacidad para servir alimentos se duplique en próximas fechas, pues están al tanto de las políticas migratorias del presidente de Estados Unidos, Donald John Trump.



El sacerdote pertenece a ‘Cáritas’, entidad católica que ayuda a personas en situación de pobreza y vulnerabilidad.

Rememoró que la última vez que la parroquia implementó un protocolo similar al que se realiza hoy día, fue cuando a la ciudad fronteriza llegaron miles de ciudadanos haitianos que pretendían tramitar un permiso de residencia para la Unión Americana: ‘estamos preparados, aunque no se han disparado’ el número de migrantes ‘como se preveía’.

No ha habido un estallido ni excedente en el número de deportados. En algunas semanas llegamos a tener hasta 150 migrantes al día”; además, el centro religioso trabaja coordinadamente con otros albergues de la localidad, sobre todo en las temporadas donde se registra un aumento en las personas en situación de vulnerabilidad.

A las personas se les ofrece como desayuno ‘café y pan, si hay, para calentar el estómago’; el comedor abre todos los días, y en el menú vespertino otorga ‘platos de carne con verduras, además de los consabidos frijoles y el arroz, que nunca faltan, pues ya tenemos costales’. Los recursos para realizar las comidas se obtienen por donaciones locales.

También por restaurantes, panaderías y pastelerías de Mexicali que donan los productos que no pueden ofrecer a sus clientes; (sin embargo, los migrantes no solo hallan algo con qué calmar el hambre), sino un remanso de paz; ayudan en servir la comida y lavar su ropa”, ya que la iglesia también cuenta con los enseres necesarios para dichas labores.

Los que colaboran en la preparación de los alimentos son cinco voluntarios con experiencia en grupos parroquiales; los migrantes apoyan en la cocina, hacen la limpieza general, lavan platos y los servicios sanitarios. Además, dos religiosas asisten a los recién llegados y se encargan de ver sus necesidades más inmediatas.

En el comedor prevalece un buen ambiente entre los migrantes, los cuales tras superar la desconfianza inicial suelen apoyarse y hacerse bromas. Algunos comparten sus bebidas; en la zona de lavaderos los migrantes, un par de ellos recién instalados, lavan su ropa y la tienden al sol.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo