• Martes 16 Enero 2018
  • 6:19:51
  • Tipo de Cambio $19.10 - $19.90
  • 2°C - 36°F
  1. Martes 16 Enero 2018
  2. 6:19:51
  3. Tipo de Cambio $19.10 - $19.90
  4. 2°C - 36°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

Conoce a la autora detrás de la historia viral de Tamara y Eduardo

Excélsior | Domingo 28 Mayo 2017 | 10:25 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- En un abrir y cerrar de ojos, la historia que escribió para deleitar a sus amigos de Facebook, se convirtió en un fenómeno viral que no sólo ha cruzado las fronteras de Sinaloa, sino también las de México, llegando a usuarios de España, Argentina y algunos otros lugares, Flor no imaginó si quiera que una noche de insomnio dejaría al descubierto su talento.

Flor Carrillo, una estudiante de preparatoria, originaria de Los Mochis, Sinaloa, es quien se encuentra detrás de la trágica historia de amor '¿Quieres ir por un café?', ella misma asegura que no tenía la intención de llevar esta historia más allá de los dispositivos móviles de sus amigos, sus contactos en Facebook, sin embargo, ocurrió y así como le ha dejado gratas sorpresas, la viralización de su creación, la ha enfrentado a situaciones inesperadas.

Cuando escribí la historia de Eduardo y Tamara no la hice con la intención de que todo el mundo la leyera, hice esto sólo para mis amigos de Facebook”, asegura Flor Carrillo, autora de la historia ‘¿Quieres ir por un café?’, en entrevista para Excélsior Digital.

La historia de Tamara y Eduardo, refleja la expectativa, tropiezos y emoción que los jóvenes (y no tan jóvenes) enfrentan al encarar la materializada ilusión de convivir con el amor platónico, pero también muestra el despertar de un inesperado enamoramiento, pasajes que enganchan a toda clase de lectores que esperan descubrir lo que contarán los protagonistas en la próxima captura de pantalla de una conversación que transcurre a través de WhatsApp.  

Pero, todo este relato ¿es real?

No sé por qué motivo creen que es verdad, entonces, se ve claramente que las horas no coinciden con la conversación y se ve rápido que es falso, pero muchas personas creen que esa historia está basada en mí y yo nunca escribo nada basado en mí, todas mis historias son inventadas”, aclara.

Dicen que si me inspiré en algo, pero es como; no, yo entiendo perfectamente, a todos nos ha pasado que tenemos un amor imposible y eso, lo que pensamos; si le hablo me va a rechazar, tal vez no le guste por el físico. Es algo que le ha pasado a todos”, añade.

Quienes aún no han leído el relato, aquí un spoiler, pues, la protagonista, Tamara, fue diagnosticada con leucemia y tras saberlo tuvo el valor para finalmente hablar con su ‘crush’, Eduardo.

Pero, a diferencia de los cuentos de hadas, al llegar al desenlace de esta historia de amor, las cosas no finalizan con un dulce ‘y fueron felices por siempre’.

Al respecto, Flor comparte que ella ni nadie de su familia han enfrentado una batalla contra tal enfermedad, sin embargo, conoció a una persona que sí atravesó por dicha condición.

Sólo me puse en el lugar de una persona con leucemia, porque es una enfermedad que me llama muchísimo la atención, creo que todas las enfermedades son tristes, sobre todo las que sabes que van a terminar en muerte, pero, también es muy importante para mí, porque tenía una conocida, no era familiar, era conocida, ella luchó mucho con esta enfermedad. Se me hace una enfermedad muy interesante, la he investigado mucho y entonces, fue que le puse que tenía leucemia, aunque me gusta mucho a mis protagonistas ponerles enfermedades para que mueran”, comparte.

Con 18 años de edad y escritora empírica desde que tenía 11, Carrillo cree que parte del éxito de su relato tiene que ver con muchos factores, uno de ellos es el formato, ya que, no se necesita más que un celular para enterarse de todos los altibajos por los que atraviesa la relación de este par de jóvenes personajes que creó en un día.

Pero, además, considera que el mensaje que transmite es mucho más profundo, ya que, toma unos minutos darse cuenta de que nada ni nadie es eterno.

Es una manera más fácil de que ellos lean, aunque sea en el celular están leyendo, creo yo que les dejé un mensaje, varios me han dicho: me diste una gran lección, porque nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde, es así el caso de Eduardo con Tamara, por eso, yo creo que ahí les dejo una huella”, asegura Flor.

En algún punto la conversación se vuelve tan realista se pierde de vista que se trata de ficción, Flor dice que no es nada nuevo, que los jóvenes escriben así, no es una estrategia, sino el reflejo de la comunicación en la era tecnológica, el amor y la amistad en tiempos de WhatsApp.

Estas conversaciones son más como hablamos los jóvenes de ahora, yo también hablo de esa manera, no importa la ortografía, nada de lo que pueda decir en esa conversación, hoy en día es así como nos expresamos los jóvenes, o por lo menos así nos expresamos”, refiere.

Yo diría que la realidad, porque, muchos escritores hacen a sus protagonistas muy formales, muy educados, y yo creo que la realidad es así, todos somos así, es por eso que algunos nos sentimos identificados con Eduardo y Tamara, tenemos una amiga a la cual le contamos las cosas así, entonces lo veo como la realidad”, dice al ser cuestionada sobre su estilo.

Su forma de escribir y de crear historias, ha puesto a Flor Carrillo en posición de figura pública, pero más allá del apoyo que le han mostrado miles de personas, en el camino, ha perdido su cuenta de Facebook y enfrenta un problema de suplantación de identidad en redes sociales, así como también ha encontrado que hay quienes intentan atribuirse la autoría de ‘¿Quieres ir por un café?’.

Fue algo muy doloroso para mí que me hackearan mi cuenta de Facebook, no por los seguidores que tenía ahí, sino porque es una parte de mí, me lo hice cuando tenía 12 años, es el único Facebook que he tenido en toda mi vida, y toda mi vida ha estado ahí, como para que desapareciera.”

Tenía historias, historias cortitas que desaparecieron, y también es triste que la gente trate de hacerse pasar por alguien más, porque creo que debemos de tener seguridad en nosotros mismos, poner nuestros rostros en una página y crear nuestras propias historias, creo que todos podemos.”

Pero en los momentos más difíciles, también surgen las muestras de apoyo, por supuesto, para todos aquellos que ahora se declaran como sus seguidores, Flor tiene un mensaje que compartir y promete que habrá más buenas noticias.

Muchas gracias a todas esas personas que me apoyan, y que después de todo lo que pasó con mi cuenta de Facebook siguen apoyándome, es impresionante cómo me ayudan de esa manera a reportar Facebook o a pasar la voz de cuál es mi cuenta oficial, es mi bonito que a ellos les guste lo que escribo, porque es un sueño que tengo desde niña, y cómo se los dije a ellos; le voy a cumplir el sueño a mi niña interior, voy a ser escritora, yo me creo escritora desde los 11 años, aunque no soy una escritora profesional, porque me falta mucho por aprender.”

Da clic en la imagen para leer la historia Tamara y Eduardo



 

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo