• Jueves 20 Septiembre 2018
  • 14:22:34
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 23°C - 74°F
  1. Jueves 20 Septiembre 2018
  2. 14:22:34
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 23°C - 74°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

Corredor Zócalo-Juárez: Patrimonio en riesgo

Agencias | Lunes 23 Octubre 2017 | 07:38 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- El socavón que se formó el 31 de agosto en el cruce de las calles Humboldt y Cristóbal Colón podría repetirse en otras zonas del Centro Histórico, incluido el Zócalo capitalino, las inmediaciones del Palacio de Bellas Artes, la Alameda Central o la escultura de El Caballito en Reforma.



El motivo es que el Colector Semiprofundo Central, tubería de cuatro metros de diámetro que se fracturó y provocó el socavón, también pasa debajo de estos puntos icónicos de la Ciudad de México.

Ramón Aguirre, director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), indicó que la tubería ya tiene más de 50 años en servicio, por lo que ya rebasó su vida útil y podría fracturarse en cualquier punto y momento.

“Es de concreto, de cuatro metros de diámetro, es un colector que viene desde el Zócalo, es semiprofundo y está a 13 metros de profundidad abajo del nivel de pavimento, cruza la Alameda por abajo, por en medio y sale a la calle de Cristóbal Colón.

“Después de ahí se va al sistema de drenaje profundo en la estatua de El Caballito, ahí es una lumbrera del drenaje profundo, ahí se conecta”, dijo.

El director del Sacmex agregó que el Colector Semiprofundo Central también presenta fallas en su funcionamiento, ocasionadas por los hundimientos diferenciales del Centro Histórico que han generado una contrapendiente que provoca que el agua residual se regrese hacia el Zócalo en lugar de dirigirse hacia la lumbrera de conexión con el drenaje profundo, ubicada debajo de la escultura de El Caballito.

Por ello, este colector requiere una reconstrucción para evitar nuevos socavones y para que recupere su funcionamiento original.

Aguirre indicó que para renovar este colector se requieren una obra de varios meses y unos mil millones de pesos de inversión, que significan alrededor del 50% de lo que se destina anualmente en materia hídrica en la Ciudad de México. Además, con una alta complejidad para realizar las maniobras sin afectar los sitios icónicos por donde pasa.

Por si fuera poco, apuntó Aguirre, la reconstrucción necesariamente se tendría que realizar con la tubería en funcionamiento, es decir, transportando aguas residuales mientras se ejecutan los trabajos, pues no es posible que el Centro Histórico se quede sin este sistema de drenaje.

“Aquí el drenaje profundo no lo podemos parar, ni podemos parar el drenaje semiprofundo”, señaló.



Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo