El Diario de Chihuahua


Salta al ruedo para proteger a su hermano del toro


El Debate | Viernes 05 Enero 2018 | 16:57 hrs


Querétaro, México.- Las corridas de toros durante hace algún tiempo han generado un gran debate debido a que para muchos no es considerado como un deporte e inclusive hay muchos activistas en contra de las celebraciones de estos eventos.

México es un país en el que se ha vuelto algo tradicional las corridas de toros, ya que en cada plaza que se presentan este tipo de eventos, la afición amante a ello se hace presente y llenan los inmuebles.

 

El pasado 1 de enero, la plaza de Querétaro recibió el año con una corrida que además de dejar aplausos por parte de la afición taurina, también dejó una tensa angustia tras suscitarse un fuerte percance con el joven torero de 21 años de edad Francisco Martínez. El protagonista de la tarde resultó cornado por el quinto novillo.

 



Al momento de que el toro embistió a Francisco Martínez, este cayó de fea manera con la cabeza, dejándolo muy mal herido, sin embargo, pudo haber sido peor si su hermano Felipe no hubiera ingresado al ruedo.

 

Cuando el mexicano quedó completamente inconsciente por un momento el toro iba de nuevo a atacarlo y fue ahí cuando el hermano saltó las vayas y se tiró sobre el torero para evitar algo que pudo haber terminado sin duda alguna en una tragedia.

 



"No me lo pensé, estaba muy preocupado porque el golpe había sido terrible. Los banderilleros le habían quitado al novillo de encima ya pero de pronto hizo de nuevo por él y decidí protegerle por lo que esperé el golpe", expresó Felipe, hermano del torero para El Mundo.

Por muy increíble que parezca, los dos hermanos solamente sufrieron heridas menores pese a la embestida del toro, pues Francisco tuvo varios traumatismos, mismos que no impidieron que saliera de la faena, pues el joven regresó y cumplió con el espectáculo logrando cortar una oreja. Por su parte, Felipe terminó con un dedo roto y un golpe al costado.

La corrida de año nuevo celebrada en Querétaro sin duda será recordada siempre no precisamente por los logros obtenidos por los toreros, sino por el heroico gesto del hermano de un torero que vive la pasión de la tauromaquia.