• Jueves 20 Septiembre 2018
  • 12:13:08
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 21°C - 71°F
  1. Jueves 20 Septiembre 2018
  2. 12:13:08
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 21°C - 71°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

Senadores desoyen a mandatarios

Agencias | Lunes 08 Enero 2018 | 07:49 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- A pesar de que su representatividad en el Senado es estatal, legisladores del PAN, PT y PRD ignoran las peticiones de los gobernadores de sus entidades en materia de seguridad y justicia; en contraste, a pesar de ser opositores en 16 casos, los senadores priistas sí respaldan a los gobernadores en temas como Mando Único, seguridad interior y prisión preventiva oficiosa.



La votación en el pleno de la Ley de Seguridad Interior es una muestra de la forma en que los senadores emiten su voto por decisiones personales o de sus partidos políticos, no por las peticiones de los gobernadores que dicen expresar el sentir de la población para la concreción de productos legislativos.

Pero no es el único caso que refleja el poco respaldo que los senadores panistas, petistas y perredistas les dan a sus gobernadores, incluidos los de sus propios partidos políticos.

Desde el 20 de agosto de 2013 y desde el seno de la Conago, los 31 mandatarios estatales y el jefe de Gobierno pidieron el Mando Único y la Policía Estatal Única. Los senadores del PAN y PRD modificaron sustancialmente la propuesta presidencial y crearon el Mando Mixto, que ya murió legislativamente en diciembre pasado. A pesar de la petición de los mandatarios, los senadores les dijeron que no.

El 18 de noviembre de 2016, también desde la Conago, los 31 gobernadores y el jefe de Gobierno acordaron y solicitaron al Senado una reforma al artículo 19 constitucional para que se incluya en el catálogo de prisión preventiva oficiosa la portación y posesión de armas de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, sin la autorización correspondiente, pero a pesar de tres foros de discusión y de anunciar que analizarán el tema, los senadores del PAN, PRD y PT hicieron realidad que el tema no era prioridad para ellos.

La madrugada del 15 de diciembre, las votaciones de la Ley de Seguridad Interior, por parte del pleno del Senado, demostró que los legisladores federales tienen su propia opinión sobre lo que necesita o no su entidad federativa.

De manera pública, 11 gobernadores y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México pidieron al Senado la aprobación de la Ley de Seguridad Interior, pero sólo cinco de ellos lograron el aval de los senadores que representan a sus estados, a pesar de que al menos uno de los legisladores es parte de otro partido político.

Jalisco está gobernado por el priista Aristóteles Sandoval, pero la Ley de Seguridad Interior que él avaló fue aprobada por los senadores priistas Verónica Martínez y Jesús Casillas, así como por el panista José María Martínez; Durango es gobernado por el panista José Rosas Aispuro, quien fue un activo promotor de la ley, que fue respaldada por los priistas Ismael Hernández y Yolanda de la Torre, así como por el panista Héctor Flores.

Tamaulipas la encabeza el panista Francisco García Cabeza de Vaca, impulsor de la Ley de Seguridad Interior, y las senadoras panistas Sandra Luz García y Andrea García lo respaldaron con el voto, pero también los priistas Manuel Cavazos y Carlos Romero Deschamps, quien es legislador por representación proporcional, pero es de Tamaulipas.

Baja California Sur es gobernado por el panista Carlos Mendoza Davis, pero respaldaron su petición de aprobar la Ley de Seguridad Interior los priistas Ricardo Barroso e Isaías González, amén de su compañero del PAN, Alejandro Fernández; en Colima, el gobernador priista Ignacio Peralta obtuvo el respaldo de sus senadoras priistas Hilda Ceballos e Itzel Sarahí Ríos, pero también del panista Jorge Luis Preciado.

En los seis casos restantes de los gobernantes que pidieron el voto de los senadores no obtuvieron todo el respaldo, como el panista Francisco Domínguez, gobernador de Querétaro, pues la panista Marcela Torres Peimbert votó en contra; el gobernador panista de Aguascalientes, Martín Orozco, no obtuvo el respaldo de su compañero de partido, Fernando Herrera; Antonio Gali, de Puebla, obtuvo el respaldo de los tres senadores de mayoría, así como un pluri, Ricardo Arzúa, pero los petistas pluris de Puebla, Manuel Bartlett y Luis Miguel Barbosa votaron en contra.

Tlaxcala, gobernada por el priista Marco Antonio Mena, no obtuvo un sólo voto de sus senadoras Lorena Cuéllar, del PT; Martha Palafox, del PRD y Adriana Dávila, del PAN.

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, fue respaldado por dos votos de priistas, pero Celestino Cesáreo Guzmán votó en contra; y el gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carrera, quien acudió al Senado a respaldar la Ley de Seguridad Interior, obtuvo el voto positivo del panista Octavio Pedroza y el priista Teófilo Torres Corzo, pero el voto en contra de Sonia Mendoza.

Para el caso de la Ciudad de México, además de los tres senadores correspondientes, hay otros diez que son de lista nacional, pero viven en la capital del país. José María Tapia fue el único de mayoría que votó en favor; Mario Delgado, también de mayoría, votó en contra, y Alejandra Barrales no acudió a la sesión.

De los senadores plurinominales de la Ciudad de México, el priista Joel Ayala; los panistas Ernesto Cordero y Roberto Gil, así como los verdes Gerardo Flores y Ninfa Salinas votaron por el sí de la Ley de Seguridad Interior, mientras que las panistas Gabriela Cuevas y Mariana Gómez del Campo, así como los petistas Dolores Padierna y Luis Humberto Fernández votaron en contra.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo