• Martes 18 Septiembre 2018
  • 11:00:29
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 24°C - 76°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 11:00:29
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 24°C - 76°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

J.J.Rendón, Putin y el espionaje electoral

Sin Embargo/RT | Martes 16 Enero 2018 | 15:16 hrs

Tomada de Internet |

Tomada de Internet |

Ahora que las autoridades electorales han institucionalizado el fraude electoral aprobando el reparto de tarjetas con dinero como propaganda sin consecuencia para los candidatos y partidos que las distribuyan, es urgente analizar el papel de los intoxicadores profesionales de las campañas y la guerra sucia.



¿Qué tan legal es el espionaje informático en las campañas electorales? ¿Qué tan legal es la guerra sucia? ¿Qué tan legal es la contratación de expertos en marketing electoral cuyo objetivo principal es aniquilar al adversario con todo tipo de mentiras y propaganda barata y campañas difamatorias, por encima de la ética y la moral?

La falta de regulación de estos y otros agentes dañinos a la democracia que lastiman la legalidad y el estado de derecho, provocarán una carrera desigual rumbo a la Presidencia de México en las elecciones de 2018. Y una campaña electoral cruel, sucia, manipulada e intoxicada.

Aún no empieza el arranque de las campañas y el PRI ya tiene en la mira un nuevo fichaje: el venezolano Juan José Rendón, mejor conocido como el mercenario de las campañas J.J. Rendón, una especie de gurú fascista, perdón publicista, especializado en espionaje informático y cuyo historial se centra en campañas difamatorias en Nicaragua, Panamá, Honduras, El Salvador, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Venezuela y México, entre otros.

Uno de sus últimos infames trabajos de J.J.Rendón, lo hizo en Colombia, donde fue acusado de presuntamente recibir 12 millones de dólares de parte de narcotraficantes. Su tarea era la reelección de Juan Manuel Santos, pero renunció y en 2016, el gobierno de Estados Unidos le otorgó el asilo político. Gracias a las revelaciones del hacker colombiano Andrés Sepúlveda que trabajaba a sus órdenes, sabemos cuáles son sus métodos para intoxicar campañas electorales. En una entrevista publicada por Bloomberg Businesweek titulada “¿Cómo hacker una elección?, el hacker dijo que en 2012 trabajaron para el PRI, utilizaron el espionaje informático y “robaron estrategias de campaña y manipularon los medios sociales para crear falsas oleadas de entusiasmo y burla” contra los opositores a Enrique Peña Nieto.

De acuerdo al hacker, J.J. Rendón hackeó teléfonos, clon webs y envió mensajes de correos electrónicos masivos para asegurar la victoria de Peña. El espionaje lo hizo al entonces candidato del PRD, Andrés Manuel López Obrador y a la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota: “Cuando los equipos de los candidatos de oposición preparaban sus discursos políticos, Sepúlveda tenía los detalles tan pronto como los dedos de un redactor de discursos golpean el teclado. Sepúlveda sabía de las próximas reuniones de los oponentes de Peña Nieto y los horarios de campaña antes de que sus propios equipos lo supieran”, señala el reportaje.

La guerra sucia de estos “profesionales de marketing” de las campañas electorales, pasa por el uso de las redes sociales: Facebook, Twitter, o Youtube, inflando perfiles falsos par promover a sus candidatos y calumniar y denostar a los adversarios. La propaganda y contrapropaganda política, está a manos de un ejército de gente para gestionar tendencias y el apoyo virtual en la red a favor de su candidato.

El mercenario publicista J.J. Rendón que vive en Miami, no tiene escrúpulos, ni principios. A él no le interesa la ética o la moral, tampoco la decisión de los electores, mucho menos los valores supremos de la libertad o la verdad. “Haré lo que esté a mi alcance dentro de la ley, para que AMLO no llegue a la presidencia”, dice sin ambages, el mercenario, utilizado como titular de la revista “Líder” de México que lo presenta como “el mejor estratega político de Latinoamérica” porque de 29 candidatos para los que trabajó, 26 llegaron al poder. Lo qué no explica, son los sucios métodos para hacer que llegaran al poder.

Las burdas estrategias de este mercenario quedaron al descubierto recientemente en Venezuela cuando aparecieron pintas a favor de López Obrador y fueron atribuidas a J.J. Rendón para intoxicar las próximas elecciones mexicanas y para seguir con la guerra sucia que compara a AMLO con Chávez y para advertir a los ciudadanos de que en caso que ganará, México se podría convertir en una Venezuela con los mismos problemas.

A los mercenarios de las campañas como Rendón o el español Antonio Solá, contratado por Josefina Vázquez Mota, hay que añadir los intereses de una buena parte de la prensa estadounidense. Obviamente el gobierno de Donald Trump no ve con buenos ojos un hipotético triunfo de AMLO y la prensa más cercana a él, se ha anotado para criticar a López Obrador. La desinformación corre a cargo de varios medios como la cadena de noticias CNN, dirigida por la cubana de Miami, Cynthia Hudson, acérrima derechista y responsable de la fundamentalista línea editorial de la cadena. Y por supuesto, de algunos periódicos como The Washington Post, que en su último trabajo relacionó a AMLO con Vladimir Putin y el apoyo de Rusia a su candidatura. Una “investigación”, sustentada por su reportera Frida Gitis, en base a la relación de John Ackerman como académico comentarista de la cadena de televisión RT.

Por lo pronto, a AMLO ya lo redujeron a “López”, como estrategia de la contrapropaganda electoral que pretende seguir comparándolo con “Chávez” y así simplificarle el apellido, para ensuciar su camino.

La verdad, no existe marketing electoral, plataforma digital, publicista o gurú de las campañas, que pueda contra la voluntad de un pueblo hastiado de los dos partidos que lo han gobernado pésimamente mal. Ni tampoco contra los errores o los aciertos que tanto Meade, Anaya, Margarita, “El Bronco” o AMLO, pueden cometer. Cada candidato se jugará el todo por el todo y veremos como les va en el ruedo.

Advertencia: la campaña electoral del 2018 será encarnizada, salvaje, violenta, sucia y muy previsible. Ojo, mucho ojo, queridos lectores. No se dejen engañar, analicen el mensaje. El baile, apenas acaba de empezar.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo