• Martes 18 Septiembre 2018
  • 7:37:07
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 7:37:07
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Expresiones de ingobernabilidad

| Miércoles 22 Junio 2016 | 00:09 hrs

|

Anchos los límites de la indolencia

Manlio: el arte de capitalizar la derrota

Teto busca la presidencia del PRI

 C
iudadanos desesperados reteniendo cisternas de Pemex y amagando a los choferes con secuestrar las unidades; otros ocupados en bloquear avenidas principales en protesta por el desabasto de gasolina; usuarios del Vive Bus que toman por asalto la principal estación, detienen choferes y secuestran camiones. Un joven caminando a sus anchas por la ruta troncal, sin que ningún agente policial le diga nada mientras atora la circulación de los camiones al tiempo que sube la ocurrencia al face…

Se trata de inequívocas expresiones sociales de ingobernabilidad, signos de alarma en una comunidad desacostumbrada a ejercer presión callejera; llamados de alerta encuadrados, sin sombra de duda, en la definición más tradicional y socorrida de hartazgo social.

Hay un agravante, las manifestación espontáneas -¿Quién podría hablar de manipulación?-. Están maximizados por la precaria estabilidad en lo que pinta para la transición gubernamental más jaloneada en la historia de Chihuahua.

Todos los relevos sexenales son difíciles: hay quienes recuerdan a Patricio Martínez “tapando hoyos” administrativos, en los días previos a la entrega, ocupado en limpiar una casa que sería entregada a un nuevo gobernante de su propio partido.

La entrega en curso, entre un gobierno del PRI y otro del PAN, parece que la ocupación de “tapar hoyos” es problema menor, a pesar de los llamados de alerta lanzados por Jaime Herrera, secretario de Hacienda, cuando habla de las dificultades financieras para cerrar la administración y hacer una buena entrega, hecho que en sí mismo implica enorme complejidad.

No obstante, la parte administrativa pasaría al cajón de los asuntos secundarios si las expresiones sociales escalan niveles superiores de irritación. Ayer sólo detuvieron pipas y bloquearon calles ¿Hasta dónde llegarán hoy o mañana, si el desabasto continúa?

A las frustraciones anteriores, asociadas al combustible y al transporte, agregue el siempre delicado tema de la inseguridad. Los varones del mal tienen un sexto sentido para ubicar y cooptar espacios vacíos de poder, que una vez controlados entregan sólo con sangre. El clima de incertidumbre favorece la inseguridad, pues en la confusión gubernamental se fortalecen los sicarios del mal.

Esta columna ha sido reiteradamente insistente en que nuestros gobernantes, los que entran y los que salen, necesitan hacer un alto urgente para atender los problemas sociales, cuidar la seguridad y ponerse de acuerdo en la solución de la parte administrativa.

Serenarse y mirar con el interés puesto en los ciudadanos es obligación de ambos gobiernos. Hacerlo implica dejar a un lado pasiones personales, ofensas de campaña y actitudes vengativas. No necesitan cancelarlas: sólo pospóngalas en beneficio de los chihuahuenses.

En la peor crisis de combustible que conoce la ciudad, nadie -absolutamente nadie- se ha dignado ofrecer una explicación creíble de lo que sucede con la gasolina. A lo más un tal Erik Treviño, vocero de Pemex en Nuevo León, recomienda evitar compras de pánico y promete una cantidad de 3,2 millones de litros para el miércoles; mientras que el gobernador Duarte ofrece la misma explicación de las compras asustadas, con el añadido doméstico de las Rendichicas.

Son argumentos que la gente no compra, por la simple y sencilla razón de que el domingo pasado nadie hacía compras desesperadas, pero el lunes en la mañana las gasolineras mostraban filas de kilómetros, mientras que otras agotaron el combustible, obligándose a cerrar.

Es además la segunda crisis de alcances superiores en menos de quince días. Entonces las famosas rendichicas seguían abiertas y la gente no se puso a comprar como loca, previendo un desabasto que nadie esperaba. No, el problema es otro y podría ser de infraestructura, logística o desvío de combustible a otras localidades.

Es lo que la gente necesita saber; quiere tener la certeza de a qué atenerse. Es imperativo que un funcionario de Pemex distribución --no su vocero ni gerentes menores--, den la cara a Chihuahua y expliquen las causas de la insuficiencia, sus estrategias de solución y el tiempo que les toma aplicarlas.

La indolencia tiene un límite hasta en esa clase de personajes ajenos a las necesidades sociales. Aparecerán, en algún momento no tendrán otra que dar la cara; ojalá no sea tarden, porque las expresiones de inconformidad siguen creciendo.

Hay de lagartones a lagartones; jurásicos a jurásicos; priistas a priistas. La renuncia de Manlio Fabio Beltrones a la presidencia del PRI, fue interpretada por analistas políticos como su predestape. ¿Porqué? Su discurso tiene perlitas sin desperdicio:

“También hay que decirlo fuerte y claro, en muchos de los casos los electores dieron un mensaje a políticas públicas equivocadas y a políticos que incurrieron en excesos, que no tuvieron conductas transparentes y que no actuaron de forma responsable”

No me trago el sapo solo, dijo en otras palabras el sonorense, Peña erró con el momento de los matrimonios gay y hubo gobernadores que se pasaron de lanza con abusos y corrupción.

Va otra: “No basta el diálogo permanente y fructífero que existe entre el Presidente de la República y los gobernadores. El partido en el poder debe apoyarse y su gobierno comunicarse y comprometerse con el partido”. En plata dice que las decisiones fueron de otros y no se las comunicaron, con el reclamo añadido de que ni apoyan ni explican lo suficiente, pero quieren resultados. Severo Beltrones, maestro en ese discurso críptico que a la clase política le es tan familiar.

En ciudad Juárez, aseguran los de su entorno próximo, Teto Murguía levantará muy pronto la mano para la presidencia estatal del PRI. ¿Cómo la ve?, el buen Teto entra en la carrera por los despojos del otrora partidazo, quizás pensando que él sí sabe ganar las elecciones, pues de tres lleva un claro y evidente dos a uno. ¿Qué no?

Lo que faltaba, le metieron cien mil votos de diferencia y ahora se siente con derecho de dirigir al Partido; su ambición política ratifica que hay de políticos a políticos: en Chihuahua los perdedores son quienes pretenden enseñar el camino de la victoria. Cuánta contradicción; tamaña desmesura.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo