• Lunes 15 Octubre 2018
  • 10:10:52
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 11°C - 53°F
  1. Lunes 15 Octubre 2018
  2. 10:10:52
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 11°C - 53°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

* Oxidados, los resortes del poder

| Lunes 01 Agosto 2016 | 00:20 hrs

|

* Corral muestra inusual cordura

* Dinero, el otro tema transicional

* ¿Quiénes son el 0.01% de corruptos?

* Gasolina cara; votos para López Obrador

E
l categórico NO a la impugnación del PRI evidenció que los resortes del poder están oxidados. Antes respondían a la menor indicación: aprueben esto y eso aprobaban; rechacen aquéllo y lo rechazaban, los magistrados en turno siempre respondían a los intereses de Palacio.

El sábado se hicieron los desentendidos; es normal, la teja de poder en manos de César Duarte es cada vez más exigua. Anular la elección les hubiese significado indisponerse con el nuevo mandamás para los próximos cinco años, así que dieron la espalda al saliente. Entendible: nadie se da un balazo en el pie por voluntad propia.

El PRI, específicamente Memo Dowell y su ejército de 650 abogados, suponiendo que existan, hacen un ridículo mayúsculo pretendiendo desbarrancar una elección donde los votos opositores los arrollaron. No dude que apelen a la sentencia del sábado, perdiendo todo sentido del decoro mientras a los ojos de los electores pasan por caprichosos, chiples y malos perdedores.

Hasta ellos mismos saben que sus apelaciones legales carecen de fundamentos que les den viabilidad jurídica o política, pero se autojustifican diciendo que su propósito es “ganar tiempo”. ¿Ganar tiempo? Para nada, con Javier Corral no negociarán ni los buenos días.

Necesitan resignarse, abrir los ojos y darse cuenta de que, tras la sentencia, Serrano quedó con 393 mil votos, 200 mil menos que Duarte, 150 mil menos que Reyes, 100 mil menos que Patricio. También hubiese perdido con Galindo, Borruel y Javier Corral en la primera vez.

Resuelta la impugnación, el otro gran tema transicional es la bursatilización, aprobada por el Congreso, sin que la Secretaría de Finanzas logre materializarla, debido al cabildeo de Javier Corral ante Hacienda y las instituciones financieras, para que se abstengan de participar.

Es un tema de la más alta prioridad al cierre de la administración. Jaime Herrera ha demostrado que los apuros económicos del estado son una realidad, sin dinero fresco –sean tres o seis mil millones de pesos- las finanzas estatales entrarán en un colapso antes de concluir el presente sexenio.

Corral hizo declaraciones conciliatorias el sábado: “Es el momento de todos para ver hacia adelante, de unir esfuerzos para que todos los chihuahuenses, independientemente de partidos, de colores y de ideologías, nos unamos en un sólo propósito que es el de aprovechar este tiempo de cambio para consolidar un gobierno que mejore las condiciones de vida de todos, porque todos tenemos esa oportunidad”.

Conminó, también, al PRI para que abandone la “escalada de absurdos” y deje atrás sus “ánimos litigiosos”, en un mensaje comedido que no se le había escuchado desde que ganó la elección, pues hasta el sábado su conducta de gobernador electo había sido francamente rijosa, en particular con el estribillo de meter a Duarte en prisión.

Difícilmente cederá en el tema de la bursatilización, pero si desea que sus palabras adquieran credibilidad social, necesitará mostrar mayor flexibilidad en esta materia. Son recursos que le permitirían arrancar su administración en mejores condiciones, de modo que no es aconsejable permitir el ahorcamiento financiero, pues le repercutiría a él mismo.

Suponer que Duarte piense usar buena parte de ese dinero en pagar a sus favoritos tiene sentido, pero Corral debería entender que no todos los proveedores de gobierno se apellidan Yáñez, Almeida o Galván. Hay muchos que prestaron sus servicios, hicieron la obra o entregaron el requerimiento de compra, y sus pagos están atorados por falta de liquidez. Algún justo debe existir en Sodoma.

La primera perlita del yuppie Enrique Ochoa. Con una seguridad y garbo sólo justificado por su evidente novatez, declara que el 99.9 por ciento de los servidores públicos priistas son honestos. Además se envalentona y dice que no por unos cuantos corruptos permitirá que la enorme mayoría cargue sus culpas.

Ya que le puso números a la corrupción de su partido, una pregunta  ¿Quiénes son el 0.01 por ciento que no entran en la categoría de honestos e intentan evitar que contaminen a los buenos?

Juega con fuego el inexperto dirigente del CEN, mete las manos a la lumbre por sus compañeros, siendo que el primer señalado –hasta pidió perdón en cadena nacional- es su jefe político, Enrique Peña Nieto, por la que fue su casa blanca, y el segundo su héroe y guía, Luis Videgaray, por su casa de Malinalco, también adquirida de forma sospechosa.

A ellos agregue los gobernadores, pasados y presentes, asociados por la gente con actos de corrupción ¿Son ellos el 0.01 por ciento al que se refiere el nuevo presidente del PRI?

En asuntos de corrupción lo más sensato es guardar silencio, pues ahí se encuentran y recrean muchos sin perjuicio del partido al que pertenezcan. Ahora resulta que todos menos una ínfima minoría son honrados. Ajá.

Hoy las gasolinas están más caras en todo el país. Pemex y Hacienda ajustaron el precio hacia arriba, por el repunte en los precios del petróleo. Muy acomedidos para subirla, pero omisos del todo cuando debieron bajarla, durante los años en que el petróleo no valía ni 25 dólares el barril.

Peña Nieto y sus estrategas financieros hacen hasta lo imposible por acarrear votos a favor de López Obrador y tanto miedo que le tienen. Sigan por ese camino, van muy bien, en el 2018 les resultará imposible mantener el poder, dando argumentos al tabasqueño para que justifique sus acusaciones de que son una “mafia que a la gente pobre sólo entrega frijol con gorgojo”.

Es una medida que impacta en toda la economía, pronto verá usted que el peso continuará depreciándose, la inflación será más grande y como siempre, las clases menos favorecidas económicamente pagarán por los errores y encima Luis Videgaray dice que llegó el momento en que el gobierno se apriete el cinturón. Cuánta demagogia, ellos nunca se han apretado nada.

En la sumatoria final Javier Corral quedó con 508 mil votos. Con esa cantidad hubiese perdido frente a Reyes Baeza, César Duarte y empatado técnicamente con Patricio Martínez. Lo anterior demuestra que el PAN no ganó la elección, sino que la perdió el PRI ¿Estás de acuerdo, Memo?

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo