• Lunes 24 Septiembre 2018
  • 16:23:16
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 31°C - 87°F
  1. Lunes 24 Septiembre 2018
  2. 16:23:16
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 31°C - 87°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Uach, el candado de los consejos técnicos

| Martes 16 Agosto 2016 | 00:20 hrs

|

''Externos'' buscan judicializar la elección

Corral tiene obligación política de intervenir

Maclovio Murillo, esperanza de Valencia

Chihuahua da la cara por delegación mexicana

 C
on la evidente ausencia de línea clara y amenazas de una elección judicializada, la Universidad Autónoma de Chihuahua ingresó en la semana más intensa de frente al relevo en rectoría. La convocatoria quedó publicada y el sábado habrá candidatos, a cuya competencia podrían presentarse cada uno de los directores de escuelas y facultades.

La Ley Orgánica establece que las propuestas a rector deben provenir de los Consejos Técnicos, en teoría el máximo órgano de autoridad en cada facultad, compuesto por alumnos, maestros y presidido por el director. En la práctica esos consejos son manejados a discreción por los directores, quienes obviamente se propondrán a sí mismo para cerrar el paso de otros aspirantes.

Esa condición hace que los Consejos Técnicos se conviertan en un candado infranqueable para los aspirantes que pretenden llegar desde fuera, por más que cumplan observen los requisitos legales que la Ley Orgánica establece. Imposible, les cierran el paso en la etapa de aspirantes formales, es decir de las propuestas.

Este es actualmente el principal tema político de la elección, es decir la imposibilidad de que universitarios fuera del Consejo de Directores tengan posibilidades reales de acceder a la rectoría, una vieja regla no escrita que puso en operación Rodolfo Torres Medina, primer rector pos-movimiento del 85.

Ahí está el gran reto de Alfredo de la Torre, Jesús Robles Villa y Marcelo González, este último que ayer manifestó -vía redes- sus aspiraciones. Los tres necesitan ser acogidos por uno de los quince consejos técnicos para ser propuestos como aspirantes formales, no aspiracionales. De otra manera sus posibilidades quedarán canceladas antes de llegar la elección del Consejo Universitario.

Ante ese candado de siete combinaciones, los llamados “externos” empiezan a introducir ingredientes de ilegalidad que, de llevarlos a tribunales, trastornaría el proceso y de tener éxito su movimiento forzaría una forzada reforma a la Ley Orgánica.

Alfredo de la Torre, alguien que conoce la universidad desde sus entresijos, alega que los directores están impedidos, todos, para participar como candidatos a rector, por no presentar su renuncia antes de que fuese publicada la convocatoria. Mantenerse en el cargo los deja en el apartado de “funcionarios públicos al momento de la elección”, un impedimento legal.

Lo que dice Alfredo tiene sentido, en los criterios generalmente aceptados en cuanto a procesos electivos, éstos se consideran abiertos desde que son publicadas las bases de los mismos, en este caso al momento de que publicaron la convocatoria, que fue ayer.

Desde luego el rector y los directores alegarán que “el momento de la elección” es cuando los Consejeros Universitarios ejercen el voto, es decir durante la sesión del Consejo Universitario que los elige. Es otra interpretación, pero en cualquier caso se abre un espacio a la judicialización.

Lo anterior con relación a las formales legales, no obstante los verdaderos usos y costumbres, también desde el movimiento del 85, es que el gobernador en turno propone al nuevo rector y el resto de los aspirantes se avienen, de buena o mala gana, pero al final todos moderan sus pretensiones.

Duarte, en su calidad de gobernador electo, impuso a Enrique Seáñez; Reyes a Raúl Chávez; Patricio Martínez a José Luis Franco; Barrio a Piña Marshall y Jesús Grajeda; Fernando Baeza a Carlos Ochoa y Saúl González inauguró la tradición imponiendo a Fito Torres Medina.

Aquí la pregunta es si Javier Corral dejará correr la elección sin formular propuestas. En la Universidad piensan que no, sin embargo el gobernador electo no ha dado señales de su favorito para tan importante cargo. Ha dialogado al menos un par de veces con el rector actual, sin deslizar nombres, solo pidiendo “lo mejor para la Uach”.

Es lo que trae a los directores norteados, confundidos como girasoles en día nublado, se miran unos a otros sin saber que hacer, factor que los alienta a todos. Por lo mismo los más osados levantaron la mano de inmediato, con la clásica de que no son ellos, sinos las comunidades de alumnos y maestros quienes los proponen.

Pronto aprenderá Corral que siendo gobernador no puede jugar al “rabiosamente democrático”, que el poder se ejerce, ya sea para más poder o para servir, como ha dicho él mismo. El caso es que se ejerce según estilo de cada uno y a veces hay que hacerlo con verticalidad.

La Universidad es uno de esos casos, es una institución demasiado importante para dejar la elección suelta. El gobernador deberá elegir a uno, como hicieron sus antecesores y luego operar para que los más entusiasmados cancelen sus aspiraciones y adosen los votos al elegido.

La cuentas públicas son infalibles, todos tienen sus muertitos en el armario, en cuanto los aprieta se doblan sin mucho esfuerzo. Se supone que ese apretón llegará en el curso de la presente semana, pues nadie da por buena la versión de que la elección va libre.

Con las elecciones de gobernador y alcalde de Juárez en litigio, lo que viene es otra impugnación a la inminente integración del Congreso. Por lo que ha trascendido el IEE tiene resuelto dejar al PRI y al PAN sin diputados plurinominales; al PAN por el concepto de la sobre representación, al PRI por sus convenios de alianzas con nanopartidos.

Ambos impugnarán, el PAN tiene ahora mismo 16 diputados, necesita uno más –que sería Mario Vázquez- para conseguir la mayoría simple y gobernar la cámara sin necesidad de costosas alianzas; el PRI porque Víctor Valencia se siente traicionado por la dirigencia estatal de su partido y está dispuesto a ir con sus propios recursos por la curul.

Estas impugnaciones son de pronósticos reservados, Mario Vázquez meterá los kilos por quedarse y Valencia hace tiempo contrató a un abogado, no 650, de nombre Maclovio Murillo. La integración del Congreso, nuevo suspenso en éstos días de cambios y reacomodos.

Un chihuahuense dio la cara por el país, asegurando la primera medalla de la delegación mexicana en los juegos de Rio. Tiene la de bronce de Box en la bolsa, ojalá siga ganando, estos juegos han sido patéticos para los atletas mexicanos.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo