• Martes 18 Septiembre 2018
  • 5:04:50
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 69°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 5:04:50
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 69°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Hablan de inminente amparo contra magistrados

| Viernes 30 Septiembre 2016 | 00:34 hrs

|

Por orden de prelación; acciones anticorrupción

Pecuniarios desahogos de síndico y regidores

Ahora si va la Bursa, no pasa del martes cuatro

 E
n el mundillo de la litis y la chicana corren apuestas sobre la fecha y el sentido en que resolverá el Tribunal Colegiado de Circuito el amparo de Fito Baca, único sobreviviente de los 37 presentados por la misma controversia. La versión más aceptada es que saldría la próxima semana e iría contra los intereses del Tribunal.

Es un dato que tienen registrado Gabriel Sepúlveda, presidente del STJE, y los magistrados implicados, pues son parte preponderante del gremio. Por lo mismo no los tomaría desprevenidos, aunque de ir en contra nada pueden hacer, esa resolución sería inapelable. Y si lo niegan, pues simplemente quedan firmes.

En el amparo 1446/14 Fito Baca alega que la sesión donde los diputados eligieron a los magistrados carece de validez, por lo tanto necesitan reponerla. El juez de distrito le concedió el amparo, ponga usted que parcial, aplicable sólo contra el magistrado Rafael Quintana, en cuya sala compitió el querellante.

Sin embargo Baca Magaña se inconformó, alegando que no era posible que las votaciones para los otros magistrados fuesen legales, siendo que se habían realizado bajo los mismos términos. Como quien dice, eran votaciones clones.

Esa revisión que involucra a los nuevos magistrados en su conjunto, es la que resolvería pronto –probablemente la próxima semana- el Tribunal Colegiado de Distrito.

Imagine si la justicia federal concede el amparo a Fito Baca, la mitad de los magistrados entrarían nuevamente en proceso de votación, sólo que con legislatura de mayoría panista. El Tribunal está, ahora mismo, frente a uno de los asuntos más importantes de su historia.

Por orden de prelación, el gobierno de Peña fijó postura contra la corrupción. En la lista de los “condenables” puso de primero al ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, de origen panista, al que un juzgado federal le habría librado orden de aprehensión.

El segundo en esa lista es Javier Duarte de Veracruz, priista todavía en funciones. Su partido le dio prioridad al colocarlo en rumbo de expulsión el lunes pasado, cuando la Comisión de Justicia Partidaria suspendió sus derechos de militante.

¿Serían suficientes los dos iconos de la corrupción, uno panista y otro priista, para saciar la urgente necesidad que tiene Peña de lavar su imagen ante la opinión pública? Es una pregunta que sólo el presidente y su influyente secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong pueden responder.

Si la respuesta es no, hay más nombres para llevarlos a juicio. Entre ellos apunte a Roberto Borge, de Quintana Roo, Rodrigo Medina, de Nuevo León, Marcelo Ebrard, ex jefe de gobierno –recuerde la Línea doce del metro- y César Duarte de Chihuahua. La sociedad sabrá pronto hasta dónde piensa llegar Peña, pues obviamente decidió apresurar los casos.

Los desahogos pecuniarios del síndico Héctor Barraza y los regidores de oposición trastornaron ayer la sesión de cabildo: bajaron del orden del día el tema del aeroshow, frenaron la ampliación de recursos para obras que van de una administración a otra, como el distribuidor vial Zootecnia y una clínica en el seccional de Ocampo, cargaron la mano al titular del deporte, Alejandro de la Rosa y pretendieron mover el informe de Javier Garfio.

Todo con el poder de la mayoría, pues en esa sesión los nanopartidos hicieron causa común con los cinco regidores del PAN, para formar un bloque opositor de nueve contra ocho del PRI, incluido el alcalde.

Hasta llevan el interés económico de políticos insustanciales, la mayoría de ellos de cuarta o quinta, capaces de frenar obras de beneficio social y posponer asuntos, ya de por sí muy manoseados, como el aeroshow, en represalia contra el edil Garfio por haberles negado el bono de retiro, una prestación a todas luces ilegal.

En esa motivación económica radica el desplante realizado durante la sesión de ayer. Los señores regidores querían cada uno 200 mil pesos y el síndico 300, pero como Garfio dijo no y mil veces no, se vengaron de esa burda e irresponsable manera.

Pudieron hacer mayoría porque uno de los regidores del PRI les hizo testera. Leonardo Montes de Oca fingió ir a México para faltar a la sesión y dejar a su bancada en situación precaria. También le pudo el bono, ven que se les acaba el hueso y se vuelven locos.

Cambiar de amo en cuestión de segundos o de un día para otro es normal en política; complicar programas y obras por dinero es vil.

Ahora si, el lunes es el final final, pero el verdadero, único y definitivo final final de la bursatilización. La Secretaría de Finanzas dispondrá del dinero cinco minutos antes de las doce, aunque no aclaró si del día o de la media noche, es decir cinco minutos antes de que asuma Corral. Pero de que sale antes de que se vaya Duarte no hay duda, ya lo dijeron por escrito y firmaron sobre agua. A lo macho.

Sólo un suspiro les dejaron Javier Corral y el depuesto Videgaray con el tema de la bursatilización. Está lista desde hace por lo menos tres semanas, pero en México atravesaron una nimiedad tras otra con tal de frenarla hasta que no aguantase más. Y si, el tiempo llegó, el lunes sale. Bueno, se supone.

De la misma manera en que Jaime Herrera ha demostrado ser mago con el ábaco que sólo sabe sumar, igual eficiencia tendrá que observar al momento de emitir cheques para cubrir cuanto hoyo siga abierto en la administración que se va.

Intrigante que Gustavo Madero, segundo al mando en la nueva administración, acuda sólo y su alma a desayunar en un restaurante de franquicia. Es lo que hizo ayer el diputado con licencia y futuro jefe de gabinete estatal. Igual de intrigante es que los parroquianos no se hayan levantado para hacerle caravana.

Madero necesita medir sus estándares de popularidad, no por acudir sólo, quizás eso buscaba, un espacio sin personeros, pero que nadie se levante para saludarlo debe calentar a cualquier político con pretensiones de trascender.

O pudo ser un desplante por que Javier Corral y César Jáuregui no lo invitaron a las hamburguesas del Papillón. Los desaires duelen. Debería rozarse con el populacho, es bueno saber que existen más allá de las elecciones.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo