• Martes 18 Septiembre 2018
  • 6:57:54
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 69°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 6:57:54
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 69°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Paritario y plural, ¿también honesto?

| Martes 04 Octubre 2016 | 00:21 hrs

|

Ir de las palabras a los hechos, el reto

Bajo panismo azorado con el gabinete

Duarte, hasta el final contra Marco Adán

P
aritario por el mismo número de hombres y mujeres, plural por incluir figuras asociadas a la izquierda postulante, y honestos sin explicar motivos, así definió Javier Corral su gabinete, al presentarlo y entregarles la encomienda de dar prioridad a Juárez. Es un reflejo de su convicción de político formado en el PAN pero ideológicamente corrido a la izquierda, y sus compromisos de campaña.

Jugar a la equidad de género está de moda, es lo políticamente correcto, de modo que el gobernador, desde ayer a la media noche en funciones, cae en ese lugar común y además se jacta de ser el primero del país en hacerlo, como si la paridad fuese una virtud administrativa en sí misma.

La pluralidad está bien balanceada: de la izquierda Víctor Quintana, Águeda Lozano, Stefany Olmos; por la Iniciativa Privada Alejandra de la Vega, Héctor Ávila Valadez, ex director médico de CIMA; de sus compromisos Pablo Cuarón, Gustavo Madero y María Teresa Guerrero Olivares, recomendación del sacerdote Javier Ávila. En esta pluralidad hay hasta panistas: César Jáuregui, Arturo Fuentes Veles, Rocío Reza.

Si, es un gabinete muy plural, sólo faltaron priistas quienes por cierto nunca estuvieron contemplados, a lo más hicieron tímidos e indirectos “iris” a Lucía Chavira, sin pretensiones de concretar nada.

Pero honestos, honestos, lo que se dice honestos quién sabe, habrá que verlos con el cajón abierto. Como dijo el vulgar vago aficionado a la cerveza: “si las picha, compadre, me tomo hasta un cartón completo. ¿En serio? Se lo juro que sí ¿Y cuántas se toma cuando usted las compra, compadre? A caray, así no me he calado.

Ojalá que una vez “calados” puedan seguir presumiendo de honestidad, la gente está harta de gobernantes corruptos, por eso dieron el voto a Corral.

También en eso de transparentes y honestos a toda prueba algunos de los ahí presentados ya flaquearon, el episodio de los moches sigue fresco. ¿Cierto, Gustavo?

Javier Corral decide jugársela con ellos, son los hombres y mujeres por lo que apuesta para realizar una administración histórica, como promete reiteradamente. La suya es una apuesta interesante, dado que la mayoría carece de experiencia pública, aunque como están hoy las cosas en la política, esa supuesta debilidad podría ser su fortaleza, no han desarrollada las malas mañas.

No obstante hay áreas en las cuales no se puede experimentar, la seguridad es la más importante de todas. Mal que bien y con todos los asteriscos que le pongan, Duarte transitó con relativo éxito. Tanto Carlos Manuel Salas como González Nicolás hicieron un trabajo de regular para arriba, no detuvieron la actividad de los grupos criminales, pero frenaron la ola de sangre y eso cuenta mucho.

En materia de seguridad la primera responsabilidad de Corral y su Fiscal General, César Augusto Peniche, será contener el brote violento surgido durante la transición y regresar a los estándares prevalecientes antes de que Calderón declarase la guerra al narco, cuanto el país entero se descompuso.

Peniche fue delegado de la PGR en Chihuahua durante aquellos años negros de violencia exacerbada y su actuación transcurrió discreta. Era cuando los ciudadanos acusaban a la Policía Federal de ser la causa de extorsiones y secuestros. Después estuvo en Michoacán, con el comisionado Alfredo Castillo, amigo de Peña Nieto, donde entregando cuentas modestas.

Probablemente Peniche sea el único integrante del gabinete que llegó recomendado por fuerzas superiores. Sin embargo hoy es el abogado general de los chihuahuenses, a quienes debe responder y rendir cuentas. Por el bien de todos que su ejercicio sea exitoso y de resultados positivos. Chihuahua lo merece.

En cuanto a los panistas de a pié, a los que dice representar Mario Vázquez, para quien la pluralidad resultó insuficiente, pues esperaba un cargo mayor y no le ofrecieron ni la jefatura de intendencia, quedaron azorados con los nombramientos. ¿Qué no ganamos? Se preguntaban los inocentes.

La respuesta es que no, definitivamente no ganaron. El gobierno pertenece a Javier Corral y a los remasterizados prohombres de la Familia Feliz, cuyos espacios fueron debidamente administrados. Ese PAN de abajo que se lo coman Maru Campos, Malo Jáuregui y Mario Vázquez, en Palacio comerán pastel y de tres leches, más plural. Así que ya lo sabe, no ganaron, háganse a la idea y dejen gobernar a gusto. Su impertinencia estorba.

Susto el que se llevaron Marco Adán y varios funcionarios de su administración la semana pasada. Empezaban a conciliar el sueño con apenas dos o tres sobresaltos nocturnos, a causa del Aeroshow, pensando que todo había acabado, cuando reciben el pitazo de que estaba más vivo que nunca, pues la Fiscalía insistía ante el Juez a efecto de que liberase ordenes de las aprensión.

No puede ser, se decían, otras vez a mover hilos, abogados, cabildear. Cuentan que el jueves 29 –hasta ese día llegó el jaloneo- Eloy García se la pasó horas discutiendo que Duarte y González Nicolás, antes de que el juez emitiera la sentencia decretaron que el caso estaba prescrito.

Tras las discusiones políticas entró el aparato jurídico encabezado por Heliodoro Araiza, había que interponer los recursos legales necesarios para la defensa, pues la gente de González Nicolás quería ver sangre. Era la orden recibida y había que cumplirla.

Por fin el asunto quedó resuelto, la sentencia del juez es muy clara al respecto, pero en los últimos días de la semana pasada se calentó a tal punto que –mera prudencia- Marco Adán optó por darse una vueltecita para visitar a sus familiares en San Antonio.

Por todos los medios legales y políticos a su alcance, Duarte insistió hasta el último momento de su administración en procesar y enviar a prisión al ex presidente municipal.

La suya es una obsesión sobreestimulada. Estiró y batió esa tragedia sin pudor ni recato, primero con fines de inhabilitación política, luego por motivaciones personales, sin lograr el objetivo.

El caso es que se acabó, faltan otros procedimientos menores, pero el tema de fondo está prescrito, lo sentenció un juez.

Duarte se va con esa espinita clavada, aunque tendrá poco tiempo para pensar en ella, pronto Javier Corral y su nuevo Fiscal le pondrán la cazadora. Tiempos traen tiempos, el cazador se convirtió en presa.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo