• Martes 18 Septiembre 2018
  • 5:04:44
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 69°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 5:04:44
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 69°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Corral siente, de cerca, el aliento del monstruo

| Viernes 14 Octubre 2016 | 00:12 hrs

|

Ante la ausencia de información, el rumor

Empezarán a tirar la hebra con Hermosillo

Enrique Ochoa, una visita de ''pasadita''

J
avier Corral sintió, de cerca, el fétido aliento del monstruo del mal, su bautizo de sangre como gobernador le llegó muy temprano en la administración y reaccionó a destiempo, sorprendido. No concluyen los nombramientos más importantes en la Fiscalía, la “temporalidad” de Javier Benavides sigue vigente y ya lo pusieron a prueba.

Tras la balacera en “Las Pomas”, comunidad de Madera, privó el vació informativo, alentando diversos rumores y versiones por más de 24 horas, una eternidad en la era de la comunicación digital que se mueve a velocidad luz.

El traspié gubernamental permaneció hasta ayer al medio día, cuando se realizó en Palacio de gobierno la primera reunión de seguridad en calidad de urgente.

Más vale tarde que nunca, la expresión del crimen se extiende en las diversas regiones del estado, con ajusticiamientos callejeros y balaceras graneadas, por lo tanto es apremiante montar una estrategia de Estado capaz de contener la emergencia antes de que convierta a la entidad en un polvorín. Y no es exageración, la historia está muy fresca.

Trascendió, dado que no hay información cierta u oficial, que durante la refriega del martes en Madera habrían abatido a un criminal conocido por el alias de “Nachito”, presunto capataz regional de uno de los carteles de la droga que actúan en la entidad.

¿Cuántos “nachitos” le gusta que haya en Chihuahua? Probablemente decenas: de Madera vaya usted a Guerrero, pásese a Guadalupe y Calvo, el Vergel y Balleza, históricamente la región más controlada por el narco; regrese al Valle de Juárez haciendo escala en Villa Ahumada y vuelva a Jiménez y Parral…

Desde luego sin contar el corredor dominado por el famoso “80”, regente absoluto en la zona comprendida entre Namiquipa, Ascensión, Buenaventura, Casas Grandes, Flores Magón, Gómez Farías, Cuauhtémoc, franja del territorio estatal comunicado con Arizona, Nuevo México, Texas y el Pacífico.

La llaman el esófago de México, por ahí pasa todo. Es considerado uno de los corredores para el trasiego de droga más rentables del mundo, según los entendidos del tema. De ahí han surgido nombres históricos del crimen organizado como el Pocho Morales, Chuy Meléndez, Carmelo Avilés.

Los organismos de inteligencia del Ejército, la Fiscalía, la PGR donde Peniche ha servido durante años, las policías municipales tienen información detallada, sin embargo deciden administrarla, ignorarla o jugar con ella a conveniencia de sus jefes, en lugar de usarla para combatirlos.

Ahora mismo en Madera, si usted pregunta al edil, el jefe policiaco, presidente de Canaco sobre el tema, todos prefieren guardar prudente silencio. Y tienen razón, están como aquel edil ladino de un pequeño poblado, cuando descubrieron en los alrededores de su municipio un enorme sembradío de mariguana:

¿Y usted nunca vio nada, señor alcalde?, preguntó ufano un reportero. Fíjese que no, oiga, y viera que no soy el único, aquí vinieron el procurador, el jefe de la zona militar, el gobernador y tampoco ellos vieron nada, pues yo menos.

Es la forma que tienen las autoridades municipales y la gente de la región de sobrevivir a la violencia; decidieron no ver nada. Ni quién los juzgue, también las autoridades superiores usualmente muestran ceguera al respecto. Si Corral quiere trascender como buen gobernante, puede hacerlo descubriendo su vista e invitando a que otros hagan lo mismo. Suerte.

En la madeja de la corrupción heredada por el ex gobiernador Cesar Duarte, los investigadores empezaron a tirar la hebra en las áreas por donde pasó Carlos Hermosillo, hoy flamante diputado federal, pero en su tiempo lugarteniente y operador financiero de Duarte.

Específicamente hablan de Fideapech, la Junta Central de Agua y la Dirección de Egresos de la Secretaría de Finanzas. Al parecer los auditores –los de Corral, no los de Jesús Esparza, quien otorgó a la administración el grado más alto de la transparencia- buscan con lupa cada rastro de Hermosillo.

La explicación para iniciar las investigaciones con el diputado, tiene dos vertientes: fue uno de los más desaseados, presuntuosos y descuidados de la pasada administración, con el manejo del dinero, lo cual es mucho decir, pues en ese departamento hubo varios y de los mejores.

Lo anterior por una parte, por la otra precisamente su calidad de legislador, condición que lo hace visible nacionalmente y por lo tanto sujeto de escándalo, una de las motivaciones de la presente administración. No es el único, sólo el más expuesto y apetitoso. ¿Cómo se vería sujeto a un juicio de procedencia?

Desde el cinco de julio pasado a los priistas ya no los escuchan ni sus mujeres. Antes anunciaban su regreso a casa con un “vieja, ya vine. Me acompañan mis amigos, somos diez, prepara bebidas y botas…”, de regreso recibían el calor de hogar: “desde luego, amorcito, pasen todos a la terraza, ya está Betty sirviendo”. Hoy, cuando anuncian su regreso, reciben un “Ah eres tú, calla, no seas imprudente, haces mucho ruido y molestas a la visita”.

Cambian los tiempos, por lo mismo ahora intentan hacerse notar hasta con una intrascendente gira de su líder nacional, Enrique Ochoa. Viene de entrada por salida, en visita de cortesía, como quien dice de pasadita, pero los señores tricolores intentan hacerla interesante.

Nada, Ochoa llega el lunes en la mañana, celebra una reunión con la llamada clase política, ex presidentes del partido y líderes de sectores, monta su evento con los mismos acarreados de siempre –hoy desde luego menos, no hay dinero para la movilización- y sale de la ciudad sin detenerse a comer.

Los cambios en la dirigencia del partido vendrán después y serán conforme a los usos y costumbres, el infalible dedazo. La única diferencia con las anteriores es que el dueño del dedo está en Insurgentes y no en Palacio de Gobierno.

En el inter Fermín Ordóñez, Jaime Enríquez y Omar Bazan puede seguir jugando al partidito, soñando con que un día despertaron y vieron la democracia. Inocentes de mamá.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo