• Miércoles 19 Septiembre 2018
  • 8:10:59
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 17°C - 62°F
  1. Miércoles 19 Septiembre 2018
  2. 8:10:59
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 17°C - 62°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Jiménez Castro para presidente del STJE

| Lunes 07 Noviembre 2016 | 00:24 hrs

|

Alianza del M3 muestra poder en la base

Mandaría el PRI su elección hasta enero

Choque Corral-Cabada no tiene reversa

P
ues si, Gabriel Sepúlveda tiene motivos de preocupación. El jueves por la tarde diez magistrados, entre ellos el decano Julio César Jiménez Castro, se reunieron con el gobernador Javier Corral y no era para tomar el té de las cinco.

Nadie en el submundo de la Litis y la chicana tiene duda de las razones que motivaron el encuentro entre los magistrados y el mandatario. Se trata inequívocamente de la iniciativa presentada ese mismo día por el coordinador del PAN en el Congreso local, Miguel Latorre, para renovar la presidencia del Supremo Tribunal de Justicia y “reorientar” –así le dicen ahora- la elección de una sesentena de jueces.

Desde ese jueves, en la oficina de Sepúlveda las alertas rojas quedaron encendidas a la mayor intensidad, parpadeantes de manera intermitente. Es, y lo sabe, el primer objetivo para regresar “a la normalidad” al Tribunal, según declaró el propio Corral.

No entregará la salea sin pelear, recuerde que es parralito. Así que los abogados auguran un proceso litigioso con amparos y contrademandas de ambos lados. Los juzgados federales tendrán suficiente trabajo en los próximos días.

Frente aparte el amparo promovido por los abogados Ramírez Luque, cuya defensa lleva el invicto Maclovio Murillo, y el que promovió a titulo personal Fito Baca. Ambos están vigentes y supuestamente los habría atraído la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Que la Corte los resuelva representa un respiro, mínimo de un año, para los magistrados “oxigenadores”, pues los asuntos en la mayor instancia de justicia en el país son como en palacio, caminan despacio.

De hecho, una de las interpretaciones de la prisa mostrada en el Congreso a efecto de remover a Sepúlveda, encuentra explicación en la eventual tardanza sobre el fallo de los amparos o bien que, lo dicen los detractores del nuevo gobierno, ambos recibirían sentencia negativa.

Por lo pronto lo único claro es que la disidencia de Sepúlveda ya tiene candidato, es Jiménez Castro, al que únicamente le faltarían cuatro votos –más los diez que el jueves estuvieron con Javier Corral- para quedarse con la presidencia o bien hacer valer su decanía, otro apartado legal al que pueden recurrir.

Como usted observa, respetuoso, respetuoso, lo que se dice respetuoso de las instituciones no está resultando el señor gobernador Corral, hace lo mismo que César Duarte, sólo que ahora para sus intereses.

La alianza del M3 –Maru, Mario y Malo- mostró músculo el pasado fin de semana, durante la integración de la Comisión Política Permanente del PAN, órgano de gobierno únicamente por abajo del Consejo Político Estatal.

No es que se haya quedado con la mayoría de los integrantes, imposible si por estatutos el presidente, en este caso Fernando Álvarez Monge, tiene la potestad de proponer una lista de 20, de los 30 que ayer eligieron.

En esa lista el jefe local del panismo tuvo la “gentileza” de admitir siete nombres adheridos al M3, en lo demás se sirvió con la cuchara grande y hasta Gustavo Madero y otros personajes de medio pelo para arriba, quedaron incluidos, como debe de ser en toda democracia bien entendida. Ajá.

La disputa estuvo en los diez electos de manera personal, donde el M3 obtuvo los primeros lugares con personajes claves, como Gabriel Díaz, Daniela Álvarez y Eliseo Compean, que hicieron el uno dos tres en las votaciones.

Eso los mantiene vigentes, pues además se sienten fortalecidos con el acuerdo en torno a la presidencia del Comité Directivo Municipal, donde la gente de Corral prometió dejar el espacio libre a Maru Campos, de modo que la nueva presidenta sería nada menos que Paloma Aguirre, la que hizo de suplente de la hoy alcaldesa, cuando era diputada.

Pues si, Javier tiene el directivo estatal y probablemente se quede también con el Comité Municipal de Juárez, pero no está en las mejores condiciones políticas de gobierno, ni dentro ni fuera de su partido. Fuera trae atravesados a los alcaldes de Juárez, Chihuahua, Parral y Delicias, dentro el M3 sigue reclamando espacios.

El agrupamiento de fuerzas vivirá una tregua no pactada hasta enero del 2018, cuando los grupos elijan otra vez candidatos. Entonces se darán con todo, por ahora guardarán sus armas y cuidarán las formas. Ojalá les sirva este tiempo para gobernar, estos panistas están saliendo muy distraídos.

Si los gobernantes del PAN se distraen, en el PRI están dormidos. No hay certeza de lo que suceda en los próximos días, pero todo parece indicar que enviarán la elección de presidente estatal hasta enero o principios de febrero del año que viene. No piensan que haya prisa.

Quizás tengan razón, sin dinero, con el gobierno perdido y la moral a cuestas, es poco probable que sientan ánimos de regresar a las oficinas de la Dale, donde les cortan hasta la luz y el agua.

Sin embargo hay valientes que levantan la mano, uno de los mejor calificados es Heliodoro Araiza, que se sumó recientemente a la lista de los 1,273 apuntados para la presidencia del Directivo Estatal.

Heliodoro puso a reflexionar a más de dos, es un joven con presencia dentro y fuera de su partido, sin gatos en la panza y sobre todo capaz de armonizar a los grupos. Ahí está otro nombre, por si faltaban.

Por las declaraciones que hizo en Juárez Javier Corral, llamando “supuesto independiente” al edil Cabada, es fácil inferir que el pleito entre ambos no tiene reversa, lo llevarán hasta las elecciones del 2018, el mismo gobernador lo anunció, diciendo que recuperarían Juárez.

La prioridad que otorgó a la frontera, durante la presentación de su gabinete paritario, cambió en un par de días, concentrándose en desacreditar a Cabada, con el propósito de que el PAN recupere esa alcaldía.

Cuando quiere cargar la mano sabe como, sólo faltó que le dijese “el autodenominado independiente”, lo cual desde luego calienta al más templado, pues bastante trabajo le costó a Cabada ganarle al “chango viejo”, como para que ahora el gobernador lo desacredite, sólo por que le disgustó al nombramiento del jefe policiaco. No se vale ¿O si?

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo