• Miércoles 26 Septiembre 2018
  • 6:04:18
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 69°F
  1. Miércoles 26 Septiembre 2018
  2. 6:04:18
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 69°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Transporte sin ley, ¿hasta cuándo, Corral?

| Jueves 17 Noviembre 2016 | 08:16 hrs

|

Tres clavos en Controversia de Sepúlveda

El resignado “no se puede” de los nuevos

Nudos viales, oportunidad de doña Maru

E
nfático y hasta enérgico el gobernador Corral, cuando ordenó desalojar a los camioneros que, semanas atrás, paralizaron el Centro de la ciudad. “No permitiremos el chantaje”, desafió mientras amenazaba con retirar concesiones a los insurrectos.

Palabras al viento, llamadas a misa las del señor gobernador. El bloqueo sucedió el 18 de octubre, mañana se cumple un mes y los camiones del transporte colectivo siguen circulando en la más absoluta impunidad: sin seguro, muchos sin placas o sobrepuestas, cobro ilegal de ocho pesos, rutas movibles a interés de los concesionarios, sin horarios ni paradas establecidas, ruedan en las peores condiciones mecánicas y desecha la carrocería. Un caos.

En demostración de su absoluta impunidad, ayer las carcachas empezaron a circular por la calle 25, de Santo Niño, saturando el crucero de esa arteria interior con la Teófilo Borunda. Sólo falta que regresen a la Universidad, anuden el primer cuadro y abran la Libertad, entre Palacio de Gobierno y Palacio Federal.

Mayor impunidad imposible. ¿Chantajea la mafia a Javier Corral, con la amenaza de parar si los someten a reglas mínimas? Es lo que parece. La otra sería que –como antes Duarte- el nuevo gobernador decidió inclinarse ante la mafia zapatista, comandada por el impresentable Güero Lozoya.

Ahora, si tienen un proyecto o plan que deciden no anunciar en previsión de frustrarlo, se entiende. En el inter, no estorba que impongan reglas mínimas a la pandilla. Háganlo por lo usuarios, los pobres de las colonias que a diario sufren a causa de la voracidad de unos cuantos y la incompetencia o complicidad gubernamental.

Una decisión definitiva sería licitar el servicio al mejor postor, pero si la pretensión es entregarlo a empresarios panistas, amigos del gobernador o de Gustavo Madero, háganlo cuanto antes. Cualquier solución es buena si resuelven la crisis. O, como dijo César Jáuregui, prefieren trabajar con los concesionarios interesados en rescatar el proyecto original, igualmente háganlo pero pongan orden.

Sólo tomen en cuenta que cualquier decisión implica necesariamente despejar al transporte de los intereses gremiales o apetitos oscuros. Duarte se sometió o era cómplice de Zapata. Es temprano para decir que Corral camina en la misma dirección, pero si las vísperas anuncian los tiempos, la sospecha vale.

En la dinámica de agilizar vialidades, Maru Campos podría darse una vuelta –o mandar personal de su confianza si le chocan los embotellamientos- al norte de la ciudad. Simular que desde la carretera a Juárez pretende ingresar al Centro y tomar el periférico de la Juventud, entre las siete y las nueve de la mañana.

El nudo de la Cantera es de risa comparado con lo que sucede a horas pico en los cruceros de la Guillermo Prieto Luján, Pistolas Meneses, la gasa Universitaria. Camiones urbanos o de maquilas, unidades de transporte de la embotelladora Coca-cola, tractocamiones de remolque sencillo o doble, el tráfico foráneo ingresa a la ciudad, además de los vehículos domésticos hacen de ese sector un conflicto vial que desquicia la paciencia de cualquiera, reportan usuarios habituales.

La solución de fondo implica puentes superiores, nuevos carriles y otras gasas, pero si quiere despresurizarlo parcialmente de manera rápida y ganarse a decenas de miles de electores, puede empezar por habilitar carriles exteriores inexplicablemente fuera de servicio, a pesar de estar pavimentados.

Debería hacerlo hasta para generar una mejor percepción entre la gente que visita la ciudad. Lo primero que observan es la anarquía vehicular y los camellones desatendidos.

Cesar Jiménez Castro, aseguran sus próximos, tiene varias preocupaciones como nuevo Presidente del Tribunal, entre las que no se encuentra la Controversia Constitucional presentada por Gabriel Sepúlveda, desesperadamente intentando regresar al cargo por la vía de un mandato judicial de la Corte.

Prominentes representantes de la Litis y la chicana en oficio de constitucionalistas, identifican tres clavos en el recurso promovido por el depuesto presidente: Presentarlo a titulo personal sin aval expreso del Pleno; hacerlo cuando ya estaba destituido, o sea extemporaneidad; y el “seguro” por si un extraño duende hace fallar las dos primeras, es la facultad del actual presidente para desistirse.

Al paso que van y conociendo a los señores abogados, se harán los disimulados con la presunción de buena fe y acusarán a Sepúlveda de usurpación de funciones, agravado por uso indebido de papelería y sellos oficiales, atentado flagrante contra las instituciones, desacato, felonía, entorpecimiento de la justicia y traición a la patria más los que salgan en el camino.

A consecuencia de sus apelaciones podría perder hasta la Sala, con independencia del sentido en que resuelvan los amparos de Ramírez Luque y Fito Baca.

Pablo Cuarón es el ejemplo prototípico del “no hay, no se puede” adoptado como eje de política por los nuevos funcionarios en el gobierno estatal. Así, como si nada, el Secretario de Educación declara que 21 mil estudiantes de los niveles medio superior y superior perderán su beca de manutención, alrededor de mil pesos mensuales, porque los anteriores olvidaron firmar los convenios aplicables al próximo semestre.

La condena vale, hay que exhibir a los anteriores, sus corruptelas e ineficiencias, perfecto. Pero no se queden de brazos cruzados pensando en que nada pueden hacer para solventar las omisiones pasadas. Ocúpense de resolver los problemas y hacer intentos.

No se puede y se acabó, lo mismo que Peniche denunciando los doscientos cuerpos en la morgue del Estado, el secretario de Salud la falta de medicamentos, el de Fomento Rural la pérdida de maquinaria. Los problemas ya están, por lo visto, identificados, tienen la obligación de resolverlos.

En la cascada de denuncias públicas que hicieron durante semanas, inaugurada el cuatro de noviembre por Gustavo Madero, ningún funcionario acompañó el “nos dejaron un tiradero, la corrupción espanta, su negligencia es insólita” con un “vamos a resolverlo, para eso nos eligió el pueblo, no hay motivo de preocupación, enderezaremos el barco…”

Una brizna de sensibilidad y compromiso ciudadano les vendría bien.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Las más leídas

Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo