• Miércoles 26 Septiembre 2018
  • 5:57:23
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 19°C - 67°F
  1. Miércoles 26 Septiembre 2018
  2. 5:57:23
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 19°C - 67°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

* Contra la corrupción, sólo discursos

| Lunes 28 Noviembre 2016 | 00:39 hrs

|

* Que Duarte puso tierra de por medio

* Dos años de Unión Ciudadana ¿Qué sigue?

* Eugenio ''tiraría'' fideicomiso del Centro

* Sospechoso silencio en torno a Ficosec

E
nrique Peña Nieto recuperó el discurso contra la corrupción, enderezado como uno de sus ejes discursivos desde el “mea culpa” por la casa blanca. Ayer, durante la protesta de los nuevos consejeros del PRI, volvió a cargar contra “quienes llegaron a puestos públicos y quiebran la ley, traicionan a la militancia, al PRI, a los electores, no debemos ser omisos frente a esos casos que indignan. Como lo expresé en mayo, en nuestro partido no tiene cabida la corrupción ni la impunidad”.

El problema con Peña es que habla más de lo que actúa, genera la percepción de que su concepto de combate a la corrupción es el de amonestar de palabra a quienes incurren en esas prácticas aviesas. Por eso la falta de credibilidad, mientras él condena, los señalados siguen disfrutando impunemente el dinero que robaron a los electores.

De todos los gobernadores señalados públicamente por corruptos y sinvergüenzas, Guillermo Padrés es el único detenido. Javier Duarte y Tomás Yarrington están  huyendo, pero a Rodrigo Medina, José Luis Borges, César Duarte y Marcelo Ebrard no los tocan ni con el oficio de un citatorio ministerial.

Así no, señor presidente, el combate a la corrupción debe ser practicado en los hechos. Si hubieran menos declaraciones y más acciones, su credibilidad no estaría desplomada y su partido tendría opciones de conservar el poder en las elecciones del 2018. Está por llegar al cuarto año y no se percata del hartazgo ciudadano contra los políticos deshonestos.

En estrechos círculos empiezan a comentar que César Duarte salió del país como una medida “preventiva” contra una posible orden de aprehensión, más que por razones médicas, versión que hizo correr el exgobernador a través de familiares y amigos próximos.

En épocas dominadas por el sospechosismo todo se puede esperar. Explican que Duarte no necesita una tercera intervención, sino tratamiento fisioterapéutico, lo que puede recibir adecuadamente hasta en su rancho “El Saucito”. De ahí las especulaciones sobre su salida del país.

El gobernador habría recibido información de que Corral avanzaba en la integración de expedientes, en México hizo circular la versión de que integran cincuenta, de modo que prefirió poner tierra de por medio ¿Será? Son versiones, pero viendo lo que sucedió con otros gobernadores, no parece un disparate.

A propósito, Unión Ciudadana cumple hoy dos años de su fundación, nació a iniciativa de Jaime García Chávez, este tesonero luchador social, que montó una demanda contra César Duarte y Carlos Hermosillo, por enriquecimiento inexplicable y otros delitos derivados de su sociedad, a través de un fideicomiso, del malogrado banco Unión Progreso.

Esa demanda es el espíritu de Unión Ciudadana, organización que sumó a personajes como Francisco Barrio, Gustavo Madero, Víctor Quintana y dio fuerte impulso a las aspiraciones del Javier Corral, hoy gobernador del Estado y oficialmente separado de la organización.

Según Jaime, la demanda tiene todo lo necesario para que libren órdenes de aprehensión contra Duarte y Hermosillo;  sin embargo, está convencido de que no hay voluntad política de actuar, por eso la Procuraduría General de la República la mantiene “semi archivada”, a pesar de que la han engordado a tal punto de que suman más de cien mil fojas útiles.

¿Qué sorpresas preparan para celebrar su segundo aniversario? La medida más atractiva sería radicar la denuncia de Unión Progreso en la Fiscalía General del Estado, a efecto de forzar una acción legal enérgica del gobierno corralista.

Sería interesante, pues da la impresión de que Javier Corral también se olvidó de presionar al gobierno de Peña a efecto de que dé seguimiento a esa demanda. Teniéndola en su cancha quedaría comprometido a hacerlo, así sean los méritos para su antiguo socio.

Si Jaime García hace ese movimiento, se colocará otra vez como principal actor en el combate contra la corrupción duartista, incluso por encima de Javier Corral, que al igual que Peña, no ha pasado de las palabras a los hechos.

El fideicomiso para la regeneración del Centro, encabezado por Eugenio Baeza, está convertido en un dolor de muelas para los involucrados en ese proyecto. Como no lo concluyeron durante la administración de Duarte, hoy es el patito feo, pues las nuevas autoridades lo ven como gran negocio de unos cuantos.

Ningún empresario invierte tiempo sin buscar tajada, sin que ello implique ilegalidades, es claro que hay negocio. Pero en este caso y dado el batidillo en torno al proyecto de la Plaza del Mariachi, en cualquier momento Eugenio Baeza podría retirarse. Lidiar con señalamientos venenosos no es lo suyo.

Lo que decidan hacer, es menester que lo hagan pronto y bien, se trata de inversiones privadas –hablan de sesenta millones de pesos- que además involucran terrenos del Estado, lo que más valor tiene en esa zona. No pueden dejarlos a medias, hay que concluir esos trabajos y acabar con rumores o versiones de opacidad. Eugenio debe ser el más interesado en transparentarlos.

Además están los otros terrenos, donde los gobiernos de Patricio, Reyes Baeza y César Duarte hicieron innumerables proyectos sin llevar ninguno a la práctica. Lo primero que pensaron fue en construir un Palacio Legislativo, hasta una maqueta muy bonita mandaron construir ¿Ya lo olvidaron?

Chihuahua es la única capital en el país cuyo centro está dominado por solares improvisados a modo de estacionamiento y el hoyanco que simula una gigantesca alberca. Resuelvan sus dificultades pensando en la ciudad, esa imagen es indigna para Chihuahua .

Y otro tema: en sus secciones informativas los Diarios publicaron el jueves pasado una noticia que involucra a nombres y apellidos muy conocidos en la entidad. Se trata del Fideicomiso para la Seguridad Ciudadana, conocido como Ficosec.

La Auditoría Superior observó que dos de los casi 400 millones de pesos donados en los últimos tres años, por el gobierno al Fideicomiso, habrían sido desviados a fundaciones y asociaciones civiles presididas por los mismos directivos del Fideicomiso.

Ahí están los nombres y apellidos, así como las fundaciones u organizaciones que representan. Es otra tarea para el gobierno de Corral ¿Procederá contra esos personajes? Debería, se supone que la justicia es para todos.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Las más leídas

Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo