• Martes 16 Octubre 2018
  • 1:00:44
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 8°C - 46°F
  1. Martes 16 Octubre 2018
  2. 1:00:44
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 8°C - 46°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Hermosillo, los cuatro minutos eternos

| Viernes 09 Diciembre 2016 | 00:27 hrs

|

Enriquecimiento inexplicable lo hunde

Otro llamado de auxilio; otra comisión

Saquea ''Güero''  Lozoya oficinas de CTC

Pre-destape de Merodio calienta al PRI

 M
ala noche pasó Carlos Hermosillo el miércoles, por templada que sea una persona, se arruga al ver sus enaguas levantadas en horario estelar de la Televisora más importante del país. El diputado debió sufrir un deja-vú que lo trasladó a sus tiempos de telegrafista asalariado, cuya mayor aspiración era conseguir un crédito Fovissste.

En cuatro minutos y siete segundos Televisa lo puso a la cabeza de la enorme lista de ex funcionarios, muchos de ellos incompetentes, enriquecidos durante la pasada administración. Servirá de ejemplo en la era de “renovación moral” emprendida por el gobierno de Javier Corral.

Lo dijo GPS en diversas entregas: Carlos Hermosillo les atrae a los nuevos justicieros, pues su fuero alcanza para escándalo nacional. Eso es lo importante, la Televisora prepara mediáticamente el juicio de procedencia que muy probablemente abra la Cámara contra el diputado, presumiblemente a principios de enero.

En realidad el reportaje no aporta datos adicionales a los publicados por diversos medios locales: apenas el domingo pasado el Diario publicó una reseña sobre su espectacular enriquecimiento.

Si alguien reprueba el menor señalamiento de enriquecimiento inexplicable, es sin duda Carlos Hermosillo Arteaga. De burócrata federal muy menor, en sólo tres años pasó a magnate de bienes inmuebles, accionista de una sociedad crediticia, empresario del transporte de carga, ranchero potentado, coleccionista de autos clásicos y deportivos.

Estos y muchos otros datos ignoró Televisa, se quedó corta, aunque tampoco citó a los prestanombres. Con los autos tienen para escandalizar a los más endurecidos políticos del Centro, enriquecidos con el cargo durante décadas, si alcanzar ni la mitad de riqueza que amasó el diputado en tan sólo tres años, la primera mitad del gobierno anterior.

Muy desesperado por dinero está el gobernador Corral, para ubicarse de frente y sin protección en las fauces de tiburones blancos mayores a cinco metros. Pedir a los dueños del pueblo que adelanten sus impuestos, es sin duda una medida audaz y temeraria, pues los señores no dan ni los buenos días sin ver que sacan a cambio. Tratándose de dinero son como los gitanos con la verdad: nunca la dan, por que si la dan la pierden.

Un chiste de los setentas describía al presidente de México en su visita a su homólogo norteamericano. Antes de llegar a la Casa Blanca –la de Pensilvania 600 no la de Chapultepec- hizo un alto para bolearse. Terminado el trabajo, le dice el secretario de relaciones exteriores: bájese los pantalones, señor presiente. A caray, ¿pues cuánto es lo que debemos? Pregunta azorado el presidente. No señor, la bastilla, bájese la bastilla, el bolero se la dejó arriba. Uff, Ya me había asustado, señor secretario.

¿Cuánto dinero le hace falta al Gobierno Estatal antes de cerrar el año, que Corral pide a los empresarios le adelanten los impuestos? Sólo él, Fuentes Vélez y Vanessa Rubio tienen los datos exactos, pero debe ser grande el boquete, luce muy apurado. Los empresarios respondieron con indiferencia, diciendo que valorarían la petición, poco faltó para que anunciasen la creación de una comisión a fin de estudiar el caso.

Quizás no sea para tanto, sólo faltan dos quincenas, hasta con el vuelo llegan. Que Cuarón siga diciendo a los maestros “no hay, no hay, espérenme tantito”; Memo Luján a los proveedores “debo no niego, pago no tengo”; Ernesto Ávila partiendo las vendas en cuatro para rendirlas y Gustavo Madero pidiendo paciencia a sus socios para inaugurar los moches.

Así cada uno, estirando la liga mientras el año da vuelta y llegan las partidas federales del 2017, dado que Duarte vendió –trascendió en el encuentro- hasta el último metro cuadrado de las reservas territoriales del Estado, de modo que no hay activos para una capitalización emergente.

El reporte más reciente del transporte urbano es que el "Güero" Lozoya y su pandilla desmantelaron, el miércoles pasado en la tarde, las oficinas de CTC. Se llevaron mobiliario, computadoras, aparatos de aire, cuenta la disidencia que no dejaron ni las croquetas del gato. Resignados a que perdieron la ruta troncal, se les hizo fácil vaciar las oficinas.

Quizá Javier Corral y los directivos del transporte piensen que el problema del Vivebús está resuelto, porque se acabaron las manifestaciones. Se engañan a sí mismos, choferes y concesionarios dejaron de manifestarse porque la oficina del transporte los dejó hacer cuanta tropelía se les ocurrió en las rutas alimentadoras.

Circulan unas carcachas que ruedan de milagro, dan pena, hicieron sus rutas y paradas donde les dio la gana, ilegalmente cobran ocho pesos el pasaje, establecieron sus propios horarios y evidentemente la pandilla de Lozoya se quedó con las mejores rutas, las que dejan entregas diarias de 30 mil pesos y lo más importante, los choferes se quedan con parte de la morralla.

Es una indolencia del gobierno que permitan un trato tan inhumano a los usuarios del transporte, sólo para que la pandilla no proteste y siga hinchándose de dinero. No, los problemas del transporte están muy lejos de la solución, si lo ven así porque alejaron las protestas de Palacio, triste destino para los usuarios, a seguir sufriendo humillaciones otros cinco años.

El “pre-destape” de Lilia Merodio a la presidencia del PRI calentó a la bocabajeada clase política de ese partido. Esperaban el dedazo para enero o febrero, después de que el delegado hiciera piso en la entidad y el miércoles los acalambraron Reyes y Patricio.

No crea usted que se tragaron el garlito: los que levantaron la mano para la presidencia insisten en que nada está escrito, cada quien se ve y siente con posibilidades de llegar y en acatamiento a sus costumbres, hacen pedazos a la senadora.

A ver qué pasa en los próximos días, el Guadalupe Reyes está a la vuelta de la esquina, lo más probable es que manden la definición formal hasta enero, tiempo suficiente para que sigan moviéndose los interesados y acaben de crucificar a la senadora.

Lo único cierto es que no permitirán que regrese alguien asociado al duartismo. Nada más eso faltaba, que los perdedores pretendan pasar por redentores. Pobres priistas, están hechos garras y lo peor para ellos es que no se percatan. Como dijo un paisano de Merodio: ya estamos en el barranco, con ella de presidenta cavamos más profundo la tumba.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo