• Martes 25 Septiembre 2018
  • 8:10:42
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 18°C - 65°F
  1. Martes 25 Septiembre 2018
  2. 8:10:42
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 18°C - 65°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Incertidumbre en industria maquiladora

| Jueves 15 Diciembre 2016 | 00:04 hrs

|

Preocupaciones por los modos de Corral

El ''show de la corrupción'' a tribunales

El auditor observado niega y se defiende

L
a crisis financiera en la administración estatal y la superficialidad o incompetencia del gobernador Corral acometiéndola, provoca los primeros signos de incertidumbre en el sector de la industria maquiladora. Como única respuesta frente al problema, ven una política sustentada en declaraciones de ocurrencia que los inquieta.

En específico se refieren a las inusuales solicitudes de apoyo económico, formuladas por el gobernador y replicadas, sin poner el ejemplo, por empresarios comprometidos políticamente con la nueva administración.

La interpretación de los capitanes del sector es pragmática: si Corral y los funcionarios de Hacienda muestran incompetencia para presentar un plan de contingencia coherente, en los meses por venir podrían colapsar las finanzas y desestabilizar la economía estatal, su mayor temor; la inestabilidad en los territorios donde están desplazadas sus inversiones.

Son como los mercados: sumamente volátiles y nerviosos, pues saben que a la descomposición económica siguen los problemas de inseguridad y luego llegan los laborales.

Ayer GPS comentaba que diversos dueños del pueblo pedían que Corral pusiese el ejemplo en la recuperación de dinero público, como Miguel Ángel Yúnes en Veracruz, o bien que los empresarios acaudalados de su administración hagan la primera aportación. El mismo sentir, con el agregado del temor a la inestabilidad, expresan en corto empresarios de la industria maquiladora.

Quizás llegó el momento en que el señor gobernador abandone sus alternativas de caridad como única opción contra la crisis y se concentre en acciones razonables que ofrezcan resultados.

Eso de que las fundaciones internacionales, gobiernos extranjeros, empresarios solidarios llegarán en su auxilio, es a lo más un deseo utópico sostenido en el concepto filosófico de que los empresarios son buenos y solidarios por naturaleza. ¿Será?

Su problema es que lo dice en serio, ciertamente así lo cree. Corral no está jugando, espera que fundaciones internacionales, empresarios desprendidos, gobiernos caritativos a los que les sobra el dinero lleguen a rescatarlo. Por ese motivo sus comentarios no son causa de risa: preocupa que lo diga convencido, pues es el gobernador, el hombre más importante de la entidad.

Ojalá entienda que nadie, los millonarios de su gabinete incluidos, firmarán un cheque aunque sea por tres centavos para ir en auxilio de su gobierno. Y parece que sí, ayer se presentó en la ventanilla correcta sin anteponer la diatriba de que “Peña se haga cargo de sus Duartes”.

Se supone que lo recibió José Antonio Meade, Secretario de Hacienda, y Fuentes Vélez ayer mostraba confianza –lo expresó en público- en que les autorizarán un adelanto de mil cincuenta millones de pesos, pagaderos en doce meses, a modo de oxígeno contra la cuesta de enero. Es una opción viable: lo único seguro que tiene el gobierno son las participaciones federales del año que viene, más impuestos y aprovechamientos estatales.

El adelanto despresuriza la emergencia y si decide –como parece- aumentar los aprovechamientos de vialidad, pues que lo haga sin pretender esconderlos: hay que asumir las consecuencias, porque gobernar no es declarar: se trata de tomar decisiones y ajustarse a ellas, así sean impopulares.

La pesadilla de César Duarte está de vuelta. A finales de su gobierno intentó alejar los malos sueños con el “no ha lugar” del ex Fiscal González Nicolás, sobre la demanda por enriquecimiento inexplicable y otros delitos interpuesta por Jaime García Chávez.

El fantasma regresó obligándolo a litigar su caso en los juzgados del Tribunal de Justicia por él oxigenado. ¡Trágame tierra! los peores augurios empiezan a tomar forma. ¿Se presentará a declarar Duarte, como lo hizo su pupilo más aventajado en asuntos de corrupción y abuso de poder, Carlos Hermosillo? El asunto no es atreverse, ya que lo podrían traer y de negarse sería considerado fugitivo de la justicia. Es diferente litigar con el poder, que contra el poder.

La sombra de San Guillermo ya no se ve tan lejana, así alegue que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito, los asesores de César, “exbueno”, Jáuregui y Peniche preguntarían ¿y quién dijo que lo reclamamos por el mismo delito? Igual ya tienen la demanda corregida y aumentada.

De cualquier forma acercarlo a tribunales es complejo: las complicidades del poder tienen mil brazos y los recursos legales son tan extendidos como el tamaño de la cartera y en eso Duarte no tiene límite, pues recuerde que antes de ser gobernador ya era millonario, así lo declaró, dado que amasó ingentes cantidades de dinero vendiendo más autos que todas las agencias de Ciudad Juárez juntas.

De cualquier forma hay que admirar su visión; pacificar los penales fue una medida de prevención asertiva.

Jesús Esparza negó que haya vendido autos de su propiedad a la Auditoria Superior del Estado, a su cargo, y para demostrar sus dichos muestra facturas y bitácoras de los vehículos.

Tiene razón, obligada una corrección, a las cosas por su nombre; primero vendió los autos de su propiedad a la Agencia Automotriz Parralense y después –coincidentemente, no hay que ser mal pensados- la Auditoria compró, sólo por casualidad, exactamente los mismos autos.

Pero se insiste, es mera coincidencia, el señor asegura que sus manos está más limpias que un bebé de incubadora. ¿Usted le creé? Hay que tomarlo en cuenta, ayer retó al Consejo de Participación Ciudadana a que le hagan una auditoría.

Sabe a lo que se atiene, porque si las auditorías que le hagan son iguales que las practicadas a las cuentas de Duarte, Hermosillo y otros ejemplares de la pandilla parralense, saldrán pulcras y sin mancha, ya ve que a todos les puso diez de calificación ¿también es mentira?

Es últimos días han disparado de manera intermitente contra Javier Garfio, lo mismo desde la alcaldía que desde trincheras “amigas”. Como político experimentado entiende que andando en la baila se atiene a los pisotones, pero no sean ingratos, distínganlo del tiradero duartista.

Lo que sea de cada quién, Garfio no tuvo una administración escandalosa: dejó las finanzas sanas, con una calificación de buena hacia arriba; entregó sesenta millones de pesos a Maru Campos, sólo para obra pública de tres meses; mantuvo el récord positivo en la recaudación del predial y la obra pública está a la vista. Que cada quién cargue con sus culpas: Garfio no quiere llevar las ajenas. Y hace bien.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo