• Miércoles 26 Septiembre 2018
  • 8:01:53
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Miércoles 26 Septiembre 2018
  2. 8:01:53
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

La mano de Corral paraliza el Tribunal

| Lunes 23 Enero 2017 | 00:43 hrs

|

Transparencia, siempre que lo diga yo

Lucha Castro a la judicatura ¡Horror!

Advertencias de Carlos Fierro, aguas

Los LeBaron proscritos del gasolinazo

S
e fue Sepúlveda pero llegó la Godínez, socarrona y recurrente frase que por lo bajo pronuncian magistrados y jueces del Supremo Tribunal de Justicia. Con ello dicen que de poco sirvió la caída de Gabriel Sepúlveda, lugarteniente de Duarte en el Poder Judicial, si Javier Corral les mandó de Secretaria General a Norma Angélica Godínez Chávez. Cada vez crece más el barullo de que los tiene hasta la coronilla.

Es el estilo Parral, ahora encarnado en alguien empoderado por Corral, pues no hay asunto en el Tribunal, por menor o mayor que sea, sin que la señora Godínez, presuntamente novia de Corral en sus años mozos y hoy amiga personal, meta su mano.

Dicen que su prepotente injerencismo es tal que logró someter a Paco Molina, director administrativo, y al mismo a Jiménez Castro, un magistrado de la vieja escuela al que no le gusta usar celular y que desatiende por convicción el gobierno interno de la institución.

Con Paco Molina replegado por prudencia o temor, un presidente al que no le interesa el gobierno del Tribunal, la señora Godínez ocupó los espacios vacíos trastornando la operatividad, amparada en que tiene –supuestamente- línea directa con el gobernador.

Mientras la señora hace cuanto le viene en gana, el Consejo de la Judicatura sigue paralizado a causa del poco interés que Ejecutivo y Legislativo han puesto en destrabarlo.

Como todas sus decisiones, Duarte creó para su beneficio personal el Consejo, con tal de afianzar su control del Tribunal en previsión del juicio que llegaría. Pero ni Corral ni Latorre se han ocupado en resolver el problema, ya sea nombrando a los magistrados como lo ordena el decreto actual o creando uno nuevo, a su gusto y satisfacción.

El gobernador fue muy activo en remover de la presidencia a Sepúlveda, pero se quedó a medias posponiendo una y otra vez la integración del Consejo, y para descomponer el cuadro, envió a una secretaria general que, a juicio de muchos magistrados, es una chiva en cristalería.

La conclusión es que desde la supuesta oxigenación, los humores del Supremo Tribunal de Justicia del Estado siguen enrarecidos. Dedíquenle tiempo y resuelvan en apego a las leyes, en el gobierno del Nuevo Amanecer es inadmisible una política de quítate tu para ponerme yo, se supone.

Y prepárense: la Godínez es nena de pecho comparada con Lucha Castro, supuesta propuesta de Corral para la judicatura. ¿Estarán los magistrados en presencia de la oxigenación de la oxigenación?

Ya les queda claro que no es lo mismo teorizar sobre democracia, transparencia y buen gobierno, que asumir el compromiso de llevarlos a la práctica. En el eje principal de su gobierno, la transparencia, Javier Corral muestra otra falta de convicción para refrendar sus dichos.

Por lo menos en cincuenta diferentes momentos ha presumido que transparentó los contratos de los medios. Perfecto, que lo siga haciendo, es una sana medida. Pero en cuanto El Diario pidió por los conductos formales información sobre los vuelos del gobernador, negaron los datos invocando un artículo de franca opacidad aprobado en la era Duarte, en el que por ley quedan reservada las bitácoras de vuelo del mandatario y sus funcionarios.

Es un caso típico de selectividad informativa, por consecuencia de opacidad a gusto del gobernante: en esta materia todo lo que usted quiera, hasta la última capa de información, en esta otra no se metan, la ley prohíbe dar información. Otra vez la caja de claroscuros, donde los claros son a sol abiertos y los oscuros con cristales anti rayos gamma. En ranchero se podría decir: hágase la transparencia en los bueyes de mi compadre.

Hay un tercer caso, la intervención telefónica ilegal con fines de espionaje que, según ha trascendido, practica la Fiscalía del Estado contra personajes que al gobierno del estado resultan incómodos.

Desde la evidente contradicción entre el Fiscal General, César Peniche, y Carlos Mario Jiménez, Fiscal de la Zona Centro, se impone un comentario del gobernador, hasta ahora negado. Es un tema demasiado serio para ignorarlo, de comprobarse el espionaje, Chihuahua estaría en la presencia de un gobierno dictatorial, contrario a lo que pregonan.

Claramente Peniche negó la existencia de tecnología para gravar las escuchas; mientras que su mayor subordinado en la Zona Centro, Jiménez, aceptó tener el equipo, explicando que sólo usaban del mismo a pedido judicial. Peniche lo negó; Jiménez aceptó, ¿cuál de los dos fiscales miente, señor gobernador?

El buenazo Carlitos Fierro, presidente de Canaco, lanzó la primera alerta por el arribo de Trump a la Casa Blanca. Declaró que las inversiones extranjeras a Chihuahua y otras partes del país serían pospuestas unos seis meses, en espera de la conducta que asuma el presidente con relación a la expansión de las empresas norteamericanos en nuestro país.

Es una de las muchas consecuencias previstas por los expertos y ratificadas el viernes tras el discurso proteccionistas, salvajemente racista y altanero que pronunció el nuevo presidente del imperio. Los peores augurios se cumplen.

Apúrese, señora Lozano, con el ramillete de flores para el muro, mientras más se tarde más peligro corre la economía del país. Bonito consuelo, pero no hay más, Videgaray quiere negociar con “dignidad”. Inocentes.

Los Le Barón están convirtiéndose en los proscritos del gasolinazo, todo por querer chiflar y comer pinole al mismo tiempo. Ayer dirigentes de diversas organizaciones civiles despojaron del micrófono a Julián Le Barón, primo hermano del diputado por el PRI Alex Le Barón, votante del gasolinazo.

Julián quería voz en la protesta de la plaza de Armas, pero otros manifestantes se lo impidieron por su parentesco con el diputado cómplice del atraco y no le quedó más remedio que dejar la manifestación.

Son momentos de mucha sensibilidad, pues la gente está harta y muy ofendida con la clase gobernante. Es un despropósito que Julián pretenda encabezar la protesta si su hermano de religión y primo carnal es corresponsable de la misma. Nada más hubiera faltado que se apersonen diputados o senadores del PRI y el PAN, quienes felices levantaron el dedo para asestar el golpe.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo