• Sábado 21 Julio 2018
  • 15:33:12
  • Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  • 34°C - 94°F
  1. Sábado 21 Julio 2018
  2. 15:33:12
  3. Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  4. 34°C - 94°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Un oso de Auditor Superior

| Martes 14 Febrero 2017 | 00:29 hrs

|

Ortuño, parte del problema

Pasividad de Cuarón pasma

Desenfoque de las marchas

N
achito Rodríguez debió guardar la carpeta azul donde colocó la víspera su currículum profesional, pensando en que hoy sería designado auditor interno. Reversa al cuarto para las doce, ayer por la mañana hubo contra orden en el Congreso, sería Armando Valenzuela, el Oso, quien sustituiría al depuesto Jesús Esparza, desde ayer fuera de la Auditoria Superior.

Quienes conocen al Oso, como lo llaman sus amigos desde tiempos memorables, para mayores referencias hermano del Gallo, ambos de apellido Valenzuela Beltrán y panistas por convicción e historia, aseguran que se trata de un hombre probo, con fama de honesto y muy “cuidadoso” –por no decir agarrado- con el dinero tanto ajeno como propio.

Durante muchos años fue maestro en Conta, pero políticamente lo asocian a la original Familia Feliz y en específico a Guillermo Luján. La rienda de Valenzuela, ese dato es relevante, imagine que lo hubiesen recomendado Gustavo Madero o Miguel Riggs, puro "mamar echados" sabiendo que tenían su manto protector en la Auditoria.

¿A quién hubiera recomendado Gustavo? A Jorge Villalobos, operador de los moches. ¿A quién Miguel Riggs? A su hermana o a su cuñado, todo queda en familia. Son simples comentarios para evitar que se distraigan más con los desplantes de Trump, no los tomen muy a pecho.

Buen nombramiento el del Oso, aunque se supone que es temporal; pero en un descuido y según los jaloneos para la designación definitiva, no descarte usted que lo contemplen como una de las primeras opciones.

Felicidades y éxito. No tendrá dificultad en demostrar capacidad, solvencia y trabajo, le dejaron la vara muy baja, dado el desastroso desempeño de Esparza cubriendo el tiradero de Duarte, Hermosillo y compañía. Será sencillo superarlo.

La señora Ortuño no conoce otros métodos más que la intransigencia, el intento de sometimiento “por que lo digo yo”, es lo que aprendió en la cofradía de ultraderecha identificada en Chihuahua como “Dhiac”, en otras partes del país llamada “Yunke”. Los problemas en el sistema Bachilleres tienen que ver con eso, con la obtusa visión de una directora que pretende imponer su criterio sin valorar consecuencias. En cada miembro del sindicato ve a un enemigo en lugar de un aliado.

Otro factor que alimenta el conflicto es la pasividad con que Pablo Cuarón, desconocedor de los sindicatos de maestros, asume la crisis, o mejor dicho la deja correr esperando que la directora del sistema destrabe el problema que ella misma genera.

A estas alturas Tere Ortuño es parte del problema, pues ella se atravesó contra el personal docente y administrativo, de modo que hoy los dirigentes sindicales y muchos maestros le retiraron su confianza. Perdió legitimidad para negociar.

Hoy priva la amenaza de paro en diversos planteles, pues además de que maestros y trabajadores no recibieron lo correspondiente a sus prestaciones –supuestamente les adeuda alrededor de 10 millones de pesos- desde la oficina de Ortuño alimentan el conflicto haciendo pasar a los dirigentes sindicales como instigadores de la crisis.

Por lo mismo, ayer José Acuña salió a medios en defensa del sindicato, y para demostrar su voluntad conciliadora informó que prestaron 3.5 millones de pesos a la Dirección, a efecto de cubrir parte de los aguinaldos retrasados. De esa manera espera mostrar la buena voluntad del sindicato.

En este irracional juego de fuerza, los únicos perjudicados son los alumnos, cualquier padre de familia en la institución sabe que hoy los horarios en casi todos los planteles son anárquicos, los muchachos así mismo entran a las diez de la mañana que a las siete; salen a las once que a las dos. Lo anterior se debe a la indisponibilidad de maestros.

Es momento de que Cuarón abandone su zona de confort para involucrarse en la crisis del Bachilleres; permanecer ajeno sólo aumenta la tensión, pues está claro que Ortuño no puede. Al inicio de clases pararon durante un día. ¿Para qué quieren otro paro de tres días y seguir atizando al conflicto hasta que escale a niveles superiores que pongan en riesgo el ciclo escolar?

El histórico problema de los mexicanos otra vez expuesto: la incapacidad de unión frente al enemigo común, exacerbado en tiempos de crisis internacional por mezquinos desencuentros domésticos alimentados en distorsionadas visiones ideológicos o intereses personales.

El mensaje de unión nacional que pretendían mandar los activistas mexicanos al otro lado de la frontera, terminó evidenciando la fragmentación del país. Dos marchas opuestas entre sí, con los promotores de izquierda –Vibra México-desautorizando a los otros manifestantes, México Unido.

Los intelectuales de izquierda que condenan la intolerancia de Trump mostraron su particular intolerancia ante quienes piensan diferente, sólo por sostener que no son momentos para dirimir los desacuerdos internos ni cargar contra Peña Nieto. La fobia al presidente de turno los desquicia.

Patético y triste papel el de los intelectuales de izquierda, son incapaces de poner a un lado su ancestral odio contra “la mafia del sistema”, guardarlo temporalmente al menos en lo que pasa la arremetida del Imperio contra TODOS los mexicanos.

Peor aún, en el pos-debate de las marchas los voceros e ideólogos de “Vibra México” perdieron el enfoque, intentan hacerla pasar como un éxito siendo que la desunión perjudica al país.

Están equivocados hasta en la interpretación del hecho: las marchas enviaron justamente el mensaje contrario y como tal resultaron un sonoro y auténtico fracaso. Lo que debió ser una expresión ciudadana contra el Imperio, terminó partiendo a la sociedad.

Si Trump recibió los reportes, es probable que haya decidido retraer su ofensiva contra México, no tiene por qué ocuparse de un pueblo que se despedaza a sí mismo. Cuántas enseñanzas de historia y caer siempre en los mismos errores, no hay conjuro ni antídoto contra la maldición de la Malinche.

Otra ejecución masiva y la impunidad se instala en Chihuahua. La inseguridad no se combate con declaraciones, hay que contenerla con estrategia e inteligencia policial. En la primera mitad de febrero van más de 30 asesinatos y la Fiscalía de Peniche ni por enterada se da.

El gobernador juega con fuego tomando a la ligera el repunte de la inseguridad y tolerando a los responsables de combatirla. No, no es mala onda contra su administración, es un legítimo llamado de auxilio lanzado por una comunidad que tiene memoria y conoce los horrores de la guerra entre grupos criminales.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo