• Martes 18 Septiembre 2018
  • 10:23:35
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 22°C - 72°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 10:23:35
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 22°C - 72°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Frustraciones del consorte favorito

| Martes 14 Marzo 2017 | 00:20 hrs

|

Autonomía pisoteada, ¿quién sigue?

Acuerdo Reyes-Graciela para el PRI

Por favor ya, ¡que regrese Leyzaola!

R
icardo Gándara, consorte favorito del sexenio, no encuentra su lugar pese a los deseos de Javier Corral, por acomodarlo en alguna de las posiciones de privilegio fuera del gabinete, así tenga que pisotear los organismos autónomos.

Antes del Nuevo Amanecer Gándara desempeñaba modesto cargo en una de las 40 Juntas Distritales en la ciudad de México, era burócrata electoral. Ganado Corral y empoderada su esposa en el gabinete estatal, renunció al INE defeño confiando en que la fortuna le sonreiría en Chihuahua.

Ha encontrado insospechadas resistencias. En octubre del año pasado lo rechazaron por vez primera como Secretario Ejecutivo del Ichitaip; en diciembre los diputados lo marginaron de los nombres elegibles para comisionado; en enero recibió el segundo rechazo para Secretario transparente; en marzo le negaron el acceso a la Dirección de Capacitación del INE local.

Sólo frustraciones laborales padeció desde que llegó a Chihuahua, hasta que el consejero electoral Alonso Bassanetty, de izquierda pero cercano a Corral, como muchos otros “progresistas”, aceptó proponerlo como su asesor personal, con salario de cincuenta mil pesos mensuales.

Su destino era ser presidente del Ichitaip y terminó de modesto asesor de un consejero electoral. Pero aguas, vende caras sus derrotas: en el berrinche por no llegar a transparencia provocó un golpe de estado que hizo rodar la cabeza de Rodolfo Leyva, hoy presidente depuesto.

Abusado: Arturo, Corral, Olmos y su consorte son decididos y no dejan las posiciones que les interesan en la presidencia del INE. Sólo hay que mirar hacia atrás: tiraron a Jesús Esparza de la Auditoria Superior; arrebataron la presidencia del Supremo Tribunal de Justicia al oxigenador Gabriel Sepúlveda y el jueves pasado dieron golpe de estado en Transparencia, pisoteando la autonomía institucional y los poderes sin mostrar signos de arrepentimiento.

Sólo quedan los organismos electorales, Instituto y Tribunal, ya tienen su base en el Instituto. Hay nanita, la proyección es que sus presidentes no terminan el año. Las apuestas abrieron cinco a uno a favor de los golpes para destituirlos. Corre tiempo.

El PRI ya tiene delegado en activo, llegó ayer ¿…Y? Y nada, Fernando Moreno Peña no lleva prisa por hacer cambios, se tomará su tiempo intentando armonizar los intereses de los dos grandes tiburones de la política doméstica: Reyes Baeza que no acaba por hacerse del liderazgo completo; y César Duarte que desacreditado, sujeto a proceso penal y vilipendiado por la gente, insiste en mantener el control o quedarse al menos con una parte sustantiva del menguado pastel tricolor.

Entre sus entrevistas los abogados que lo defienden de Corral y atención a sus nuevos negocios, Duarte se da espacio para mantenerse vigente en el poderoso grupo de Emilio Gamboa Patrón, que ha cooptado a la dirigencia nacional.

Sin embargo su resistencia a entregar el PRI y la disputa por las próximas candidaturas siguen fracturando el partido. ¿Hasta cuando? Hasta que Los Pinos y el CEN se convenzan de que la corrupción desbarranca sus aspiraciones de permanecer en la Presidencia.

En el soterrado juego de vencidas la figura de Graciela Ortiz se vuelve interesante. Muy pocos priistas de Chihuahua conocen el Partido tan bien como ella; es una senadora que habla de tu con Ochoa Reza y la ubican bien Peña Nieto y la clase política del país, incluidos los "atlacomulcos"; tiene personalidad propia y sobre todo fama de cumplir los acuerdos.

Esas características la convierten en aliada valiosa de Reyes Baeza, en su tarea de quedarse con el PRI local, pues además de lo anterior la senadora tiene otra virtud atractiva que interesa al director del ISSSTE: conserva un amargo sabor de su relación con Duarte.

Haciéndola presidenta, con un secretario general a modo de Reyes, la promesa de no atravesarse para la senaduría y el compromiso de mantener fuera del partido a lo peor del duartismo, hay dos o tres que valen la pena, e incorporando al resto de los grupos, el famélico y maltratado partido podría tener una oportunidad, aunque sea mínima. Desde luego no es la única, pero sí una opción atractiva.

Maru Campos sigue haciendo lo necesario para congraciarse con los chihuahuenses en busca de su reelección, condición política para conservar sus aspiraciones a la gubernatura. Le falta empezar alguna obra emblemática, para evitar señalamientos como los de Javier Corral, pero en su relación con los electores la lleva aceptablemente bien.

Por causas estrictamente de mezquina politiquería de César Duarte contra Marco Adán Quezada, las víctimas del aeroshow habían visto postergada la justicia. El tema debió concluirlo Javier Garfio, pero ahí estaba Duarte para impedirlo, quería destrozar política y socialmente a Marco, al precio que fuese.

En esa Piñata de oportunismo político también participó entusiastamente César "Malo", Jáuregui, entonces coordinador del grupo parlamentario del PAN y hoy secretario del Ayuntamiento. Recuerde que pidió indemnizar con 73 millones de pesos a una sola familia, elevando la carga a niveles que él mismo sabía inaceptables, hasta llegar al ridículo de cantidades superiores a los tres mil millones de pesos.

Ayer acordaron una indemnización global de 71 millones de pesos para las familias que sufrieron la muerte de algún miembro en esa tragedia, nueve menos una que mantiene su caso aparte. Excelente por la alcaldesa, queda bien con la gente e intenta poner fin a ese episodio de dolor que tanto manosearon en el pasado reciente.

En todo esto, jamás alguien hizo mención de los socios de la A.C. que organizó el Festival, siendo los principales responsables. Los cubrió –hasta hoy los cubre- un extraña ola de impunidad. Ojalá queden también, cuanto antes, resueltos los casos penales, esa herida no debe permanecer más tiempo abierta, las víctimas ha sufrido mucho a causa de la insana politiquería.

Nachito Galicia dio la nota. Deje usted el estado en que se encontraba, lo bueno fue que en el accidente que provocó no hubo pérdidas humanas, pero faltó poco. En tiempos de éxito la prudencia siempre es buena consejera.

En Juárez piden a gritos que regrese Leyzaola, por lo menos mantenía cierto control sobre la malandreada, en cambio los que regresaron fueron los tiroteos a plena luz del día y sin que la policía intervenga. ¿Cómo durmió Peniche? Como angelito.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo