• Martes 25 Septiembre 2018
  • 6:05:09
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 17°C - 63°F
  1. Martes 25 Septiembre 2018
  2. 6:05:09
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 17°C - 63°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Peniche, estrellita condicionada

| Martes 21 Marzo 2017 | 01:06 hrs

|

¿A quién beneficia la violencia?

Divide y vencerás, la estrategia

Expectativas por Plan de Gobierno

Omisión en libramiento Zootecnia

P
uesto en términos de altas y bajas, la ejecución de César Raúl Gamboa Sosa, presunto líder criminal apodado “El Cabo”, representa un logro para la Fiscalía de Peniche y en consecuencia para el gobernador Javier Corral. El operativo de limpia en los seis municipios de la sierra lleva menos de un mes y abatieron a uno de los capos. Perfecto, aplausos y estrellita en la frente a Peniche.

Sin ánimo de mortificar a nadie ni desconocer logros policiales, urgidos en el gobierno, la experiencia de los chihuahuenses –lo han visto durante décadas- es que tras esas muertes la violencia se desata a niveles de espanto, escalando con frecuencia e intensidad; es decir cada vez las muertes son más espantosas y seguidas unas de otras.

Bajo esa reflexión la estrellita para Peniche estaría condicionada a que la muerte del famoso “Cabo” contribuya a desmilitarizar la región y apaciguar a los grupos criminales que la toman por territorio propio. Ojalá, cualquier chihuahuense que ame a su tierra es lo que desea, una entidad desprovista de criminalidad.

La presa mayor del operativo policial, cuya implementación causó trastornos al aparato estatal, es “El Ochenta”, quién sigue actuando a sus anchas en la región. Una lógica elemental que el maestro Pallares calificaría de falaz, es que si detuvieron al “Cabo” en un mes, lo siguiente sería la caída del “Ochenta”.

Piense usted que hagan efectiva la proyección. ¿La región quedaría libre de grupos criminales? Desde luego que no, son como los espacios políticos, es imposible mantenerlos vacíos, alguien habrá de ocuparlos y esos se ganan con sangre y muerte a granel, cualquiera en Chihuahua lo sabe.

Por eso es válido preguntarse a quién beneficia la violencia desatada en la región serrana y su funesta expresión en Juárez, Chihuahua y varios municipios que habían estado relativamente en calma hasta hace sólo un par de meses.

Si el gobierno de Corral, cualquiera que sea su operador, trabaja con denuedo a fin de limpiar a los grupos criminales asociados al gobierno de César Duarte, está en lo suyo, son movimientos ordinarios indirectamente adheridos a los grupos políticos.

La única petición es que lo haga pronto y bien, a efecto de reducir los índices de violencia y sobre todo las llamadas víctimas colaterales, que desde unas semanas a esta parte se cuentan por decenas. Ánimo, Peniche, si quieres la estrellita permanente, apacigua la región y reduce la violencia en el resto de la entidad.

Tras forzadas vacaciones de cinco días, por si las oficiales fuesen poco, hoy regresan a clases los 45 mil alumnos del sistema Bachilleres. El punto está en que no hay seguridad de que permanezcan en las aulas, el conflicto entre la organización sindical y la dirección persiste.

No hay visos de solución: al contrario, se observa a la distancia que la crisis irá para largo debido a la estrategia de “divide y vencerás” adoptada por Tere Ortuño, directora de mente estrecha y traumas ancestrales contra cualquier organización sindicalista.

Desde el jueves pasado, cuando empezó el paro, la señora Ortuño hizo hasta lo imposible porque los maestros desatendieran el llamado del sindicato y declaró, ufana, que en algunos municipios como Saucillo había clases, lo que resultó falso. Y ayer hizo un llamado apelando al amor de los maestros por sus estudiantes, a efecto de que regresen a clases.

A la señora se le ocurre todo, menos dar certidumbre, como es su obligación de autoridad educativa, a los maestros de que recibirán el aumento salarial. En este punto ni un paso atrás, presumiblemente respaldada por el secretario Pablo Cuarón y el gobernador Javier Corral.

En tiempos de intransigencia y mentes obtusas todo puede suceder. ¿Regresarán a clase los alumnos para ir de nuevo al paro? De no ser algo tan delicado para la entidad y trastorno para 45 mil familias, quedarían abiertas las apuestas. Pero no, la educación es una de las cosas con lo que no se debe jugar, por desgracia ni Tere ni Pablo se han percatado de ello.

Mañana presentan el Plan Estatal de Desarrollo, un documento de rutina en cualquier gobierno, pero especialmente esperado en el caso de Javier Corral. No porque describa sus prioridades, la expectativa obedece a lo que pueda decir de la forma en que recibió la administración y sobre todo como espera entregarla.

Ya se sabe la quiebra financiera, corrupción generalizada y todo lo que ha dicho desde que era candidato al gobierno, en esa parte nada nuevo puede esperarse. Pero los chihuahuenses confían en escuchar un discurso de aliento; recibimos la administración así y la dejaremos asa.

Para los próximos años proyectamos estas y aquellas obras públicas con la inversión de tantos millones de pesos, tema que increíblemente no ha tocado el gobernador en sus casi seis meses de mandato.

Contra la inseguridad la estrategia es depurar los cuerpos policiacos y reducir la violencia; en educación regresaremos a los primeros niveles y en cuanto a las finanzas reduciremos el déficit histórico. Algo que aliente.

Es lo que esperan los chihuahuenses de su gobernador, mañana veremos con qué sale. Híjole da miedo, su especialidad es la teorización sobre el buen gobierno como si no se diera cuenta de que las palabras hay que llevarlas a los hechos.

Una inversión por encima de 300 millones de pesos la que hizo el municipio, en colaboración con el Gobierno Estatal, en el libramiento Zootecnia y a las autoridades de Vialidad no se les ha ocurrido eliminar o reajustar los semáforos.

Quizá tenga que ver la omisión con los extorsionadores de Carlos Reyes, quienes siguen patrullando la vialidad como una de sus zonas más lucrativas de coto. Dense una vuelta los viernes y sábados, las filas de autos para salir de la ciudad rumbo a Cuauhtémoc se cuentan en kilómetros.

Es el reporte recibido por usuarios habituales de la ruta, quienes estaban esperanzados en que al abrir la tercera gaza, como lo hizo la semana antepasada Maru Campos, destrabarían la circulación bajo los puentes. Pues nada, da la impresión que tamaña inversión fue deoquis.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo