• Sábado 22 Septiembre 2018
  • 5:51:47
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 18°C - 64°F
  1. Sábado 22 Septiembre 2018
  2. 5:51:47
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 18°C - 64°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Amanecer pisándose las mangueras

| Jueves 13 Julio 2017 | 00:32 hrs

|

Contar dinero frente a los pobres

Imprudencia de Omar Bazán

La mano de Duarte en el PRI

 C
on la mayor naturalidad, como si fuese cualquier otra declaración, en menos de 24 horas el Fiscal Peniche desautorizó en público al secretario general de gobierno, César "exbueno" Jáuregui. Negó que haya peligro de mayor violencia por la muerte de Jesús Luján Weckmann y menos estado de alerta.

Tiene usted pisándose las mangueras a los dos funcionarios que, por definición del cargo, son quienes mayor información poseen sobre temas de seguridad. El martes César Jáuregui anunció un preocupante “estado de alerta” por la muerte del capo; ayer Peniche desestimó el hecho displicentemente ¿Quién tiene la razón? ¿Hay o no alerta por la muerte del barón criminal?.

La realidad y la gente lo sabe, es que Chihuahua entró en una dinámica violenta de la que saldrá hasta en tanto uno de los grupos criminales en guerra prevalezca sobre el otro en los territorios disputados. Esas guerras así son, los criminales no abandonan plazas por voluntad, tienen que arrebatárselas a fuego y sangre.

Más que la violencia en sí misma, asunto que genera angustia colectiva y por tanto preocupación mayor de la sociedad, asusta la descoordinación de los funcionarios. Demuestra que no están concentrados, lo que obviamente aprovechan los delincuentes para afianzar su imperio del mal en territorio estatal. Ven vacío y lo llenan al instante.

Un cartonista trazaría la escena con Maru Campos con cara de díscola contando pacas de billetes, mientras Arturo Fuentes Vélez observaba babeante y con los ojos desorbitados, esperanzado en que caiga al suelo uno de los billetes anhelados.

Ayer el cabildo ajustó el presupuesto municipal en 180 nuevos millones de pesos, supuestamente producto de ahorros y recaudaciones no esperadas del Impuesto Predial. Lo hizo contra los regidores independientes, que pedían bajar del orden del día ese punto en particular. Los ediles terracistas necesitan más información, lo de siempre.

Apenas el lunes pasado los diputados debieron retirar del Periodo Extraordinario la propuesta de Hacienda para reestructurar los 20.4 mil millones de pesos. Pospusieron de esa manera, por enésima vez, la maniobra financiera que daría un respiro a las famélicas finanzas estatales.

Mientras en el gobierno estatal tienen dificultades para hacer una mayoría parlamentaria que los saque de apuros financieros, aunque sea de forma marginal, en la alcaldía local meten a contrapelo de los ediles opositores un aumento en el presupuesto. Rudeza innecesaria la de Maru Campos: contar dinero delante de los pobres.

Punto aparte el ajuste presupuestal en sí. De entrada parece un logro administrativo digno de aplauso, pero en el fondo refleja cálculos deficientes de Amanda Córdova y sus asesores, pues esos ahorros estaban previstos y por lo que ha trascendido, la captación del predial está en línea con proyecciones históricas.

¿Calcularon a la baja curándose en salud? Puede, pero también eso tiene sus consecuencias, porque el dinero necesita ser aplicado de inmediato, dado que el año fiscal concluye pronto y en administración pública el tiempo vuela.

Chihuahua es una de las administraciones municipales más ricas del país, por lo regular la supera únicamente San Pedro Garza García, de Nuevo León. Por lo mismo no extraña el ajuste, pero si ya lo tienen sería muy deseable que lo aprovechen de la mejor manera. Están por concluir un año y no hay obra municipal digna de mención, ¿o si?.

Sacar el consenso a favor de Omar Bazán para la presidencia del PRI resultó un reto mayor de lo que imaginaron sus promotores. Por momentos daba la impresión de que caería su candidatura. Hubo una fuerte oposición de los más variados grupos, entre ellos los huachicoleros de Marco Adán y Alejandro Domínguez y el alocado activismo de Lilia Merodio.

Cuando Bazán ya tiene la presidencia en las manos, comete errores que cuestionan su oficio político y por tanto capacidad para dirigir al partido. Presentarse ante los medios en compañía de los dirigentes de sectores era totalmente innecesario; “si la gallina es tuya, ¿para qué la correteas?.

Supuestamente contravino la convocatoria, que habla de imparcialidad en los dirigentes sectoriales. Esa condición la aprovechó de maravilla Pablo Espinoza y promovió un recurso legal ante la Comisión de Procesos. En escrito dirigido a Ramiro Cota detalló las violaciones y pidió nulidad de la elección.

Con ánimo de restar importancia, Omar y su gente podrían decir que no pasa nada, le dan palo y se acabó, explicando además que Pablo busca una libreta dónde rayar. Puede, ¿pero que tal si el “colega” decide llevar el caso a los tribunales electorales? ¿Han pensado en esa posibilidad? En el mejor de los casos, Omar ofreció al buen Pablo la oportunidad de poner alto su precio. Pero qué necesidad, como dice –su canto es atemporal- Juan Gabriel.

En más del PRI, sorprende que la presencia de César Duarte siga teniendo un poderoso efecto al interior del partido. El ex y su pandilla lo batieron hasta dejarlo a nivel de lodo y ahora pretende imponer, vía Enrique Serrano, a Mayra Chávez en la Secretaría General.

Como buena representante del sexenio pasado, Mayra Chávez no puede salir de casa sin el catálogo de amparos. La FEPADE va tras ella, dado que presumiblemente recibió dinero de la Junta Municipal de Juárez. Mismo caso pero en pequeño, que Karina Velázquez y Pedro Mauri en el Directivo Estatal.

La posibilidad de Mayra es equivalente a cero; sin embargo muchos priistas quedan pasmados al ver que Duarte siga actuando en el PRI con tamaña impunidad.

Al segundo cargo en importancia llegan a la recta final Rocío Sáenz y Georgina Zapata. Rocío impulsada por la insurgencia; Georgina por su señor padre, Jorge Doroteo, quien ha demostrado ser uno de los más lagartones, ya que sin despeinarse en la trifulca preliminar, puso el nombre de su hija en la parte más alta de las negociaciones.

Mucho dependerá de Omar Bazán quien lo acompañe en la fórmula. Además de la insurgencia, Rocío Sáenz también recibió un empujón de Joel Ayala, a cuyo establo pertenece, aunque no se lleve con Lilia Merodio, otra que abreva en esas aguas. Los celos profesionales en política son abrumadores.

gps@diarioch.com.mx

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo