• Martes 21 Noviembre 2017
  • 20:50:40
  • Tipo de Cambio $17.25 - $18.05
  • 14°C - 57°F
  1. Martes 21 Noviembre 2017
  2. 20:50:40
  3. Tipo de Cambio $17.25 - $18.05
  4. 14°C - 57°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Conexión oscura

Teporaca Romero del Hierro | Domingo 16 Julio 2017 | 01:14 hrs
“The Silk Road (La ruta de la seda) es la página más popular, se presenta como un mercado en línea clásico, los vendedores suben fotografías y descripciones de sus productos mientras los potenciales compradores navegan, comparan y eligen”.

Lo negro de las redes, entre cybernautas se viralizan contenidos pornográficos y violentos como fotografías o imágenes de personas lesionadas o muertas, videos de enfrentamientos entre civiles o grupos criminales, torturas y mutilaciones. La red es una plataforma digital sin límites, por ella también circulan acosadores sexuales, tratantes, púchers o dealers, estafadores, extorsionadores, vendedores de artículos robados, de armas, renta de sicarios, retos o juegos mortales, ya sea en la red común o tradicional o en la subterranea, llamada comunmente red oscura.

La mayoría no puede despegarse de su celular, los ratos y las charlas de pareja, familiares y de amigos pasaron a segudo plano, el estar frente a otra persona sin tener un móvil en la mano nos provoca ansiedad, impaciencia e irritación, según especialistas, es imperante ver y tocar la pantalla para estar tranquilos. Ciertamente las nuevas tecnologías abrieron los canales de comunicación mundial, en segundos podemos chatear en vivo con alguien ubicado al otro lado del planeta, podemos escuchar música, ver películas, leer artículos y noticias al momento, adquirir servicios y productos al instante, incluyendo los del mercado negro (conexión oscura); vivir online nos ha hecho autistas.

Los llamados contenidos “inadecuados”, son aquellos materiales dañinos, ilegales, traumáticos o inoportunos, que afectan en mayor medida a los menores de edad, que se ven influenciados por lo que presencian o experimentan en la red, para luego cruzar la delgada línea de la realidad, ejemplo, juegos o retos como la Ballena Azul. Los menores pueden accede de manera voluntaria o involuntaria, puede que el menor reciba fotos, videos, animaciones, dibujos, textos, sonidos o música, a través de correos electrónicos no deseados o cuando ocupe el cyberespacio para realizar tares escolares, al googlear algo se abren sin consentimiento alguno, páginas de este tipo de contenidos.

En 2012, la BCC, la revista Forbes, MSN, Yahoo entre otras revelaron que en la red común, cada segundo, 28 mil 258 usuarios de Internet están viendo pornografía; cada segundo, 372 usuarios de Internet están buscando pornografía mediante distintos motores de búsqueda; cada 39 minutos un video pornográfico se está creando en los Estados Unidos; en EUA hay 40 millones de visitas diarias a sitios Web de pornografía; en el año 2006 la industria de la pornografía tuvo ganancias de 97 mil millones de dólares, los países que encabezaron las ganancias fueron China, Corea del Sur, Japón, EUA y Brasil; entre los principales países productores de pornografía se encuentran EUA y Brasil.

El 37% de los sitios Web son de pornografía; se envían 2.5 millones de mails por día con material pornográfico; el 42.7% de los usuarios de Internet ven pornografía; el 35% de las descargas refieren a materiales pornográficos; el promedio de edad de los menores a la primera exposición a material pornográfico ronda entre los 11 años;

hay 116 mil búsquedas diarias requiriendo material pornográfico infantil. Estos datos de 2012, seguramente en 2017 alcanzaran escalas mayores.

En la red oscura, las transacciones se realizan con una moneda virtual y una regla única: Encriptar la información y mantener el anonimato de los navegantes, sólo seudónimos aparecen en esta red. En ella, gravitan decenas de miles de páginas imposibles de encontrar con los motores de búsqueda tradicionales. Trabajos de investigación de la Revista Proceso publicaron que The Silk Road (La ruta de la seda) es la página más popular, se presenta como un mercado en línea clásico, los vendedores suben fotografías y descripciones de sus productos mientras los potenciales compradores navegan, comparan y eligen.

Se estima que en la venta de sustancias prohibidas, 1.2 millones de dólares transitaron por esa página cada mes de 2012. La oferta es abundante: mariguana, heroína, cocaína, LSD, opio, metanfetaminas, ketamina y otras decenas de variedades de pastillas, plantas, gotas, hormonas y medicamentos, aquí se consiguen jeringas, inhaladores y material para montar un laboratorio de drogas casero.

La mayoría de los vendedores radican en Inglaterra, Estados Unidos, Australia y Alemania. Las drogas representan sólo una parte del negocio, también se venden réplicas de relojes de marca, joyas de origen chino, libros, material informático, aparatos electrónicos, servicios de hackers, billetes de 20 o 100 dólares, acceso a portales pornográficos, ensayos, poesía, comida.

En el foro de discusión de The Silk Road hay más de 1 millón 110 mil comentarios de usuarios que abordan 69 mil temas diversos, los navegantes narran sus experiencias alucinógenas, se asesoran sobre las mejores formas de esconder su identidad en internet o sobre cómo protegerse ante los riesgos que corren al recibir drogas por correo.

Estos contenidos violentos e inadecuados, son comunes entre los cybernáutas por lo innovador, al vivir en un contexto violento, sin valores, el morbo se apodera de quienes con un solo click presencian o consumen imágenes, productos y servicios tóxicos. Acerca del tema, esta casa editor publicó en días pasados, la opinión de Andrés Oseguera, doctor en antropología, el morbo lleva a la gente a consumir productos relacionados con la violencia, debido a que lo novedoso llama mucho la atención. Dijo “Los eventos violentos no los vemos cotidianamente  de manera directa. Por tanto, si vemos en algún medio de comunicación (en este caso Internet) que un hombre le cortó la cabeza a otro, automáticamente paramos. Es algo que nos atrapa mentalmente. Si lo viéramos todos los días ya no sería tan atractivo. Somos morbosos por naturaleza. Si vemos que una persona golpea a otra automáticamente volteas”.

Ciertamente, las redes sociales conectan al mundo, con un solo click podemos comunicarnos al instante con personas a miles de kilómetros, compartir campañas exitosas de marketing, bolsas de trabajo, plataformas académicas, culturales, científicas, deportivas, artísticas, entre otros beneficios. Lamentablemente, el lado oscuro de las redes sociales, se alimenta del morbo, del ocio, de la falta de valores y espiritualidad, de las adicciones, de la violencia, de la falta de comunicación entre familias; las redes reflejan sin tapujos el contexto social vigente, que son la desesperanza, las fobias, el odio, la descomunicación personal, los retos mortales, la violencia. Los tiempos de calidad entre amigos, entre familias, dejaron de ser prioridad, es más importante tener a la mano tu Smartphone para checar y publicar en las redes sociales, que dialogar entre personas con sensatez, respeto, amor y tolerancia. Sumemos voces de conciencia.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo