• Martes 18 Septiembre 2018
  • 8:38:16
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 19°C - 66°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 8:38:16
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 19°C - 66°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

De prioridades a prioridades

| Miércoles 02 Agosto 2017 | 00:48 hrs

|

Madero obra en la ilegalidad

Corral se descubre por Anaya

Riggs a la vieja usanza del PRI

Maurilio saca el gato a retozar

 Q
uince días atrás una balacera atemorizó al poblado de Villa López, fue una batalla peleada con granadas fragmentarias, armas largas reservadas al uso exclusivo del Ejercito, cuernos de chivo, vehículos blindados y todo terreno. Vecinos la describieron como escena de terror, y aseguran que los grupos levantaron a sus caídos, por eso la Fiscalía acotó el saldo a sólo un muerto.

A eso de las once de la noche en Jiménez, el lunes pasado otro tiroteo intenso causó pánico. Bajo el puente de la Panamericana que cruza el río Florido se trabaron en violentos disparos policías y criminales, refriega que duró entre quince y veinte minutos, según pobladores.

Dos balaceras en el lapso de quince días en una región que se suponía pacificada. Desde la guerra de Calderón sus habitantes no vivían esos episodios de temor y violencia. Desgraciadamente regresaron otra vez.

En Madera, Cuauhtémoc y Namiquipa ya sabe, allí las bandas rivales establecieron la frontera de los territorios disputados. Los muertos se cuentan por cientos en los últimos meses; la economía está desplomada y un virtual toque de queda rige los horarios del comercio mientras la sociedad intenta matizar los miedos para seguir con sus vidas.

La región serrana está descompuesta desde que llegó el nuevo gobierno y no hay signos que permitan advertir señales pacificadoras. ¿Permitirán que también arda el desierto en la entrada sur del estado?

Tras la balacera del lunes, la Fiscalía hizo en la región de Jiménez lo mismo que antes en Madera, saturar de agentes y colocar retenes cuando todo pasó, reactivos cien por ciento sin atender aspectos preventivos. Los resultados serán iguales: el afianzamiento de los grupos criminales, con el agravante de que la capital queda en medio de los territorios en guerra.

Y se nota, ya que hace tiempo el crimen alcanzó las calles de Chihuahua, con las hostilidades abiertas en el sur se incrementará. Ayer encontraron un encobijado, dos asesinados a plena mañana en conocido Centro Comercial, más la lista prolongada de los muertos recientes, también contada en cientos. Esa es una realidad objetiva.

Otra realidad es la agenda del gobernador Javier Corral y su coordinador de Gabinete, Gustavo Madero, cargo que comparte con la presidencia de la Comisión de Plataforma Electoral del PAN, al que dedica el cien por ciento de su tiempo, a pesar de ser honorario.

Madero obra en la ilegalidad cobrando como funcionario de gobierno, pero trabajando a tiempo completo en actividades partidistas oficiales, con nombramiento de Consejo Político que lo avala. ¿A qué horas desquita el salario que le pagan los chihuahuenses por ser funcionario de gobierno?

Nada menos ayer Gustavo ocupó todo el día promocionando el llamado Frente Amplio, entre ellos en un foro televisivo que compartió con el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, otro de los aspirantes a la presidencia.

Tres horas antes de que sucediera la balacera en Jiménez, el PAN y Gustavo Madero enviaron un boletín a medios, donde anuncian los Foros para dicha plataforma, destacando que el primero será en Chihuahua.

Después se supo que sería un foro con toda la mano, encabezado por el presidente del PAN, Ricardo Anaya, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral y prominentes figuras de vida de la izquierda: Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Agustín Bazave, Jorge Castañeda, entre otros que anticipan el tono del encuentro; la alianza PAN-PRD como la entiende Corral.

Cárdenas, Muñoz Ledo e Ifigenia Martínez reprueban ese amasiato, pensando más bien en un frente que congregue a las fuerzas progresistas, pero Corral ha insistido en que puede progresar, poniendo de ejemplo el “Caso Chihuahua” donde prevalece un ayuntamiento promiscuo entre parte de la izquierda y el PAN, teniendo al gobernador como centro articulador.

Olvide usted el detalle de quién pagará el evento, que por lo regular suelen ser costosos. Ni pensar en eso, ofende más a los chihuahuenses que su gobernador esté concentrado en actividades partidistas con fines de promoción personal –pretender ser candidato a la Presidencia del México- mientras la entidad sufre una violenta ola que desquicia los nervios de la gente. Hay de prioridades a prioridades, otra realidad objetiva.

Pero ya que en esas se mueve el gobernador, hay un apunte que vale la pena mencionar. Del modo en que organizan y promueven los foros, se genera la percepción de que Corral decidió adosar su futuro político al de Ricardo Anaya, su antiguo rival, en la carrera por la presidencia.

Previsible: a Rafael Moreno Valle nadie lo toma en serio y Margarita Zavala se ha rezagado. Además las diferencias de Corral y Calderón son viejas y de fondo, no de coyuntura o forma como los pleitos con Anaya.

En esa tesitura hay que ubicar al gobernador Corral, construyendo acuerdos políticos con el presidente de su partido, a la espera de que alguien patee el tablero y como por arte de magia lo ponga en posición ganadora con un jaque mate a sus adversarios. Improbable sí; imposible no: en política los milagros no existen, pero la esperanza siempre permanece.

¿Y el gobierno de Chihuahua? Para eso están César “exbueno” Jáuregui, Peniche, Olmos, Murillo. Él y su coordinador de campaña atiende asuntos de la vida nacional.

Es divertido ver como los papeles en política se invierten de una elección a otra. Miguel Riggs, síndico el PAN, se muere por ser alcalde de la capital, pero se come las uñas antes de hacer públicas sus aspiraciones. Espera que su jefe político y gran Tlatoani del estado le dé luz verde para soltarse. Es, como todo panista, rabiosamente institucional.

En cambio Maurilio Ochoa, otro que se derrite por el cargo, proclama sin restricciones su deseo y anuncia a todo el que desee escucharlo que buscará la presidencia municipal.

Con un gobernador priista los papeles hubiesen sido a la inversa y lo fueron hace sólo tres años. Imposible deshacer una cultura política centenaria elaborada por miles de momentos interesantes en cada destape.

Éxito a los dos: Riggs tiene el freno de mano puesto porque Rocío Reza podría ser la beneficiaria del dedazo azul y además sabe que Maru Campos lleva la delantera para reelegirse; Maurilio nada tiene que perder, para él empezar a medirse con el resto de aspirantes es positivo desde donde quieran verlo. Lo dijo ayer esta columna, las precampañas por las presidencias municipales están en marcha.

gps@diarioch.com.mx

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo