• Martes 19 Septiembre 2017
  • 18:27:26
  • Tipo de Cambio $17.25 - $18.05
  • 25°C - 77°F
  1. Martes 19 Septiembre 2017
  2. 18:27:26
  3. Tipo de Cambio $17.25 - $18.05
  4. 25°C - 77°F

Opinion

Lleva Corral maxi-juicios al CDMX

| Martes 12 Septiembre 2017 | 01:00 hrs

|

Departamentalización, el reto

JMAS, ilegal aumento del agua

Abre Juan Blanco precampaña

Carlos Fierro y la sonaja del CCE

 M
orbo y curiosidad despertó la declaración del gobernador Javier Corral, sobre la “importante conferencia de prensa” hoy en la ciudad de México, en la que promete notas nuevas con relación a la operación Justicia para Chihuahua.

Que lo hagan en la Ciudad de México, menospreciando a los chihuahuenses, es habitual en Corral: ha sido su comportamiento desde que asumió el Ejecutivo Estatal, así que no extraña el nuevo desaire, al menos ahora tuvo la gentiliza y generosidad de invitar a los reporteros locales “que quieran ir”, aclarando –eso sí- que su presencia allá es innecesaria, pues transmitirán en vivo.

A eso se han acostumbrado los chihuahuenses, a que cada anuncio importante el señor gobernador lo realice ante medios nacionales, entre quienes luce y se siente cómodo. No obstante la importancia radica en la información que pueda soltar, sus alcances judiciales e implicaciones políticas.

¿Qué datos contendrá la nueva información? Innecesario especular, hoy a las 12:30 horas –si prevalece la puntualidad- los chihuahuenses podrán conocerlas a través de los medios nacionales. Sólo hay certeza de que será caso aparte del ya conocido de la Fepade.

Ojalá no salga con bravatas parecidas a las de su colega veracruzano Miguel Ángel Yunez, quien prometió información que “haría temblar al país” y cuando las hizo públicas generó un sismo apenas perceptible o si acaso una tormenta tropical degradada en cuanto hizo tierra.

Los chihuahuenses siguen esperando que Javier Corral cumpla con su palabra, la única promesa de campaña y por lo cual recibió el voto mayoritario: poner a César Duarte ante los tribunales.

Mientras eso no suceda cualquier noticia sale sobrando, pues la justicia seguirá pospuesta y por lo tanto negada al pueblo de Chihuahua que depositó en él su confianza.

El rector Luis Fierro rumió durante medio año la idea de un cambio que trastoque la administración de la Uach, añosa y obsoleta desde décadas atrás, hasta que ayer formalizó el anuncio.

Falta ver la propuesta específica: los trascendidos son que desaparecerá el coto de las direcciones para abrir paso a la departamentalización, presumiblemente algo similar al modelo administrativo de la UACJ.

Departamentalizarla es una idea presente en las autoridades universitarias desde que Sergio Piña Marshall era rector de la Uach, entre 1994 y 1998. Sin embargo ningún rector anterior se atrevió a dar en serio el paso definitivo, por la cerrada oposición de las camarillas apostadas en las facultades. Las consideran su coto personal.

Es muy necesario actualizar administrativamente a la universidad: esas ínsulas deben desaparecer y en su lugar dar paso a un modelo fresco que potencie academia, investigación y extensionismo, actividades sustantivas de la universidad, hoy limitados por el viejo sistema que las ahoga.

Ahí está el reto, en doblegar a las camarillas y sus intereses creados durante décadas. Los directores de turno reparten tiempos completos complaciendo a compadres, amigos, o compran conciencias de maestros titubeantes. Si Luis Fierro quiebra esa estructura de poder en cada facultad, está del otro lado.

Una explicación ininteligible, por falaz, la que ofrece Mario Mata, cada que un reportero pregunta por las razones que justifican el aumento de tarifa al servicio de agua potable.

Como suele suceder con las noticias desagradables, el expresidente municipal de Delicias y aspirante a diputado federal, intenta convencer a los usuarios con versiones forzadas como esa que tiene que ver con la inflación, desviviéndose en aclaraciones no pedidas del tipo “el recibo será impactado sólo unos cuantos centavos”.

En los hechos, pregunten a los usuarios, los recibos se han incrementado entre un 30 y un 60 por ciento desde que llegó el Nuevo Amanecer, sin contar con el aumento a contratos y otros servicios. Nada que ver con la inflación, se trata evidentemente de un ajuste ilegal, pues hasta donde existe información no está autorizado en la Ley de Ingresos, no en semejantes proporciones.

Un funcionario menor de la Junta de Aguas describió de manera ingeniosa el motivo real del aumento: “es el costo que se pagó por cambiar la tinta verde de los recibos, por azul”. Lapidario y descriptivo, cambiar de colores el recibo salió carísimo. Es la explicación más creíble.

Lo peor del caso es que la calidad del servicio bajó, mientras los recibos llegan cada vez más caros. ¿Lo dudan? Revisen –señores recientemente empoderados- sus propios recibos y podrán comprobarlo, a menos que tengan trato preferencial, lo cual sería inaudito en las “Buenas Familias” ¿O no?

El Próximo lunes Juan Blanco inicia su precampaña al senado; tiene programado un informe de actividades legislativas y por lo que se ha dicho, pretende hacerlo con toda la mano.

Es uno de los prospectos del PAN, compró boleto en preventa con Ricardo Anaya, quien debilitado y todo lo que usted quiera, sigue manejando la nomenclatura del partido. Eso cuenta.

Ahí está la fortaleza de Juan, en su amarre temprano con el líder del partido y precandidato a la presidencia. Además es un perfil con base social que registra bien estando en campaña.

De no haber sorpresas de último momento, por aquello del bloque azul de empresarios, en los próximos días Carlos Fierro, presidente de Canaco, se hará cargo de la presidencia del Consejo Coordinador Empresarial, en sustitución Miguel Guerrero, de Canacintra.

Ya es tiempo que el CCE tenga un presidente bien plantado, especialmente en estos momentos en que la inseguridad se apodera otra vez del sector, con amenazas de extorsión y el peligro creciente de secuestros.

Los empresarios necesitan un líder insumiso al gobierno, alguien que eleve la voz denunciando el crecimiento de la violencia que los atormenta, igual que al resto de la sociedad. Carlos es la persona adecuada.

Puros chavochis encabezaron el inicio de la marcha Tarahumara, haciendo punta Jesús Emiliano y Pavel Aguilar, eternos negociadores de las causas sociales que no han estado en la sierra más que de vacaciones o cuando los invitan a un “tonare” VIP, de esos que en lugar de teswino sirven gran centenario o wisky mayor de edad. Así empieza la marcha de Yaco Ramírez. ¿Los dobló el Poder? El sábado parecía al revés. Hay que darle seguimiento para ver hacia do dónde evoluciona.

[email protected]

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo