• Sábado 18 Noviembre 2017
  • 14:43:49
  • Tipo de Cambio $17.25 - $18.05
  • 25°C - 77°F
  1. Sábado 18 Noviembre 2017
  2. 14:43:49
  3. Tipo de Cambio $17.25 - $18.05
  4. 25°C - 77°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

De pena, Corral en México

| Miércoles 13 Septiembre 2017 | 00:28 hrs

|

Entrega el caso al enemigo

La justicia continúa negada

Jiménez: frontera del mal

 E
l lunes Javier Corral sólo habló de una “importante conferencia de prensa” en la ciudad de México, sobre la Operación Justicia para Chihuahua, sin adjetivizarla o adelantar datos. Pero el tono, las filtraciones de su oficina y la expectativa ciudadana por ver al “As de Oros” detenido, convirtió el anuncio en promesa de bomba informativa.

Así corrió desde la declaración hasta ayer antes de presentarse frente a medios. Oh mayúscula desilusión, la gente albergaba esperanzas de conocer información trascendente con relación a los maxi-juicios, no obstante la bomba se redujo a simple palomita, esos remedos de petardo infantil lanzados a fin de año.

La información maciza se redujo a que el Gobierno del Estado solicitó a la PGR detener a César Duarte, con fines de extradición, por diversos delitos de peculado en razón de los cuales distintos jueces locales giraron en su contra once órdenes de aprehensión, calculando el desfalco en más de mil millones de pesos. Respaldaron la solicitud con documentación probatoria contenida en 70 folios y 50 discos compactos.

En el curso de la conferencia, Corral ponderó el trabajo de Maclovio Murillo y Stéfany Olmos, asesor jurídico y Secretaria de la Función Púbica, responsables de integrar las carpetas de investigación. “Hicieron una excelente labor”, dijo el mandatario.

Causa pena el señor gobernador, apremiado por la fecha de su primer año al frente del Ejecutivo, deja en la PGR la responsabilidad de continuar con el proceso legal contra Duarte, aceptando tácitamente que no pueden más en Chihuahua.

El mensaje, a veintidós días de ajustar el primer año, es claro: nosotros ya cumplimos, hemos entregado todos los elementos al gobierno de Peña para que actúe contra Duarte. De permanecer indiferente será por cómplice, pues también deslizó esa posibilidad, cuando habló del trato diferente a los “duartes”.

Primer apunte: El candidato del PAN al Gobierno del Estado, en la campaña del 2016, prometió poner a César Duarte en prisión, meterlo a la cárcel por “vulgar ladrón”. Era campaña, por tanto importaban los calificativos.

Al protestar el cargo, el cinco de octubre del año pasado, acotó su responsabilidad hasta donde le permite la competencia legal; presentarlo ante los tribunales. En ese momento recibió el único aplauso espontáneo y generalizado del auditorio. Seguro recuerda el momento como si fuese ayer, era uno de los más importantes de su vida, imposible olvidarlo.

Pasado casi un año, pretende lavarse las manos trasladando al titular de la PGR, Raúl Cervantes, la responsabilidad de continuar, siendo que no tuvo tiempo de recibir la solicitud, pues como reveló, lo atendieron dos funcionarios de segundo nivel. Esa no fue la promesa de campaña, ni el ofrecimiento de su primer discurso como gobernador.

Segundo apunte: Entrevistado por Luis Cárdenas, en Imagen, meses atrás calculó el monto defraudado en 6.5 mil millones de pesos, intentando acercarlo a las cantidades fabulosas -18 mil millones de pesos- que entonces se hablaba en Veracruz. Daba la impresión de que su deseo era no verse superado por Miguel Ángel Yunes.

Tercer apunte: cuando supo que Duarte estaba en El Paso, su primera opción legal –anunciada en diferentes momentos tras la muerte de Carlos Hermosillo- era deportarlo. Hoy queda satisfecho con pedir a la PGR su extradición, conociendo la complejidad y tiempo para concretarla.

Tres conclusiones. Primera: al ver que no pudo llevarlo a prisión, como anhelaba desde campaña, deja la responsabilidad en la instancia federal, sus enemigos y –también presumido por él- protectores de Duarte. Segunda: Infló irresponsablemente la cifra, 6.5 mil millones de pesos, intentando compararse a Veracruz y ahora debe reducir el desfalco en 5.5 mil millones de pesos. Tercera: Primero quería la deportación, hoy se conforma con que soliciten su extradición, consciente de que pide abrir un juicio que podría durar lo que resta su sexenio o más. Todo depende de la voluntad de los gobiernos involucrados.

Los apuntes son sobre datos objetivos proporcionados por el gobernador Corral y las conclusiones derivadas de los mismas. Va una cuarta: Por lo visto en este primer año Javier Corral pierde la batalla legal contra César Duarte, lo que explica también, la detención de prestanombres menores o funcionarios medios y la injusticia contra Garfio.

Es una pena: por más presentaciones histriónicas ante medios nacionales, donde los cabildeos de su jefe de prensa lo hacen sentirse cómodo, mientras César Duarte permanezca en libertad su palabra empeñada estará en deuda y la justicia negada a los chihuahuenses.

Es en esta parte donde radica su fragilidad de mandatario. Aparte de incumplir su palabra, conduce una administración sin resultados en áreas sustantivas: Cero inversión en obra pública, crecimiento exponencial de la violencia, subejercicios en varias secretarías e incapaz para iniciar el proceso de saneamiento financiero.

¿Cuándo solicitará la PGR, si es que decide hacerlo, la extradición de Duarte? Cuando convenga a los intereses electorales del PRI y particulares de Peña Nieto, suponiendo que la soliciten. Una rueda de prensa no los presiona, les da la gana y dejan la solicitud en el estatus de casos olvidados, como el de García Chávez y Unión Progreso, que lleva más de tres años sin que la PGR gire ningún oficio que lo acelere.

A menos que suceda un milagro entre la rueda de prensa de ayer y el día de los santos inocentes, aquellos que apostaron porque Duarte no llegaría a los buñuelos vayan preparándose para pagar. Si antes los momios veían ganador a Corral, desde ayer que tiraron la toalla quedaron invertidos.

Mientras siguen al fantasma de Duarte, la violencia se recrea en diversas regiones de la entidad, con epicentro en Jiménez. Allá los grupos del mal situaron la frontera de sus territorios, con balaceras diarias, ajusticiamientos callejeros y una sociedad en crisis a punto de la histeria.

Cerró la jornada de ayer con un muerto en zona VIP de la capital. A medio día mataron a una persona en importante y concurrido centro comercia del periférico de la Juventud. Es el Chihuahua de todos los días, la violencia ganando terreno y Corral tan obsesionado como impotente contra Duarte.

[email protected]

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo