• Viernes 21 Septiembre 2018
  • 10:01:17
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 22°C - 72°F
  1. Viernes 21 Septiembre 2018
  2. 10:01:17
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 22°C - 72°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Año uno; la sierra bajo fuego

| Jueves 05 Octubre 2017 | 00:18 hrs

|

Maru desafiando al Estado

El fiscal Peniche cantinflea

Oportunismo de AMLO

 L
a versión oficial es que cancelaron el Festival de Creel por falta de permisos municipales, según la vocera de la Secretaría de Desarrollo Económico -¿Se habrá enterado Alejandra en Huoston o esperaron a que viniera al informe para decirle?- y la organización del evento. Es decir por negligencias burocráticas o incompetencia de los tramitadores.

Comerciantes y habitantes de la región dicen que la cancelación se debe a los recientes enfrentamientos en San Juanito, Madera y otras regiones de la sierra, que motivaron el “levantón” de Cipriano Escárcega, un excomandante policiaco al que ubican como padre de cierto jefe criminal en la región de Carichí, apodado “El Tigre”.

¿Usted en quién cree, amable lector, faltaron permisos por causa de la burocracia municipal de Bocoyna o la violencia infundió temor en los organizadores y el mismo gobierno, obligándolos a suspender el lucrativo festival tres días antes de su realización?

Se engañan a sí mismos y pretenden engañar a la gente. La frivolidad con que pretenden justificarse califica de burla, pues hoy la sierra está igual o peor que durante los meses más oscuros de la guerra de Calderón. Gavillas de sicarios se mueven en total impunidad, simulando comandos en combate regular que protegen las fronteras de dos países enfrentados. Vean los videos.

Y las proyecciones de la Policía Estatal, lo dijo su jefe Aparicio, es que los enfrentamientos aumentarán en intensidad y frecuencia, en razón de que levantaron al papá del hoy mentado “Tigre”. O sea, prepárese y póngase a buen recaudo, lo peor está por venir.

En ese contexto social, de violencia incontenida, refriegas diarias entre grupos criminales, desfiles de sicarios movilizándose en vehículos artillados sin restricciones en pueblos y brechas; asesinatos múltiples con mensajes amenazantes y la cancelación de actividades turísticas tradicionales “por falta de papeles”, llegó la administración de Javier Corral a su primer año.

Los hechos ahí están para quienes decidan verlos, la guerra regresó a Chihuahua y las autoridades policiacas, desde el Fiscal hacia abajo, permanecen cruzados de brazos queriendo tranquilizar a la gente con explicaciones superficiales o descargando culpas sobre otros niveles de gobierno.

No se oculten en la incompetencia ajena ni harten a la gente con explicaciones de que “otros grupos criminales quieren entrar al estado”. Eso ya lo sabe la gente y por lo mismo exige soluciones. En seguridad, el primer año resultó funesto. ¿Alguien en el Nuevo Amanecer tiene interpretación diferente? Hablen ahora o callen en los próximos cuatro años.

El evidente aturdimiento del Fiscal Peniche generó un choque político entre el Estado y la Presidencia Municipal. Cierto, están confrontados a muerte desde la campaña, pero en público guardaban apariencia, como los matrimonios malavenidos cuyos integrantes siguen pendientes del qué dirán.

Peniche declaró que policías municipales están coludidos con organizaciones de puchadores y Maru Campos reviró, en público, pidiendo nombres: “Yo apelaría a la información pertinente para saber nombres y apellidos de los policías municipales que la Fiscalía General del Estado ha dicho que están involucrados con el crimen organizado o narcomenudeo. Si no, sería criminal, sería fulminante. -¿Qué quiso decir Maru con eso fulminante?- que ellos tuvieran esta información y que la Dirección de Seguridad no la tuviera y por ende no pudiéramos responderle a la ciudadanía”.

La presidenta sabe que toda corporación está corrompida en mayor o menor grado, pero en esencia tiene razón y su reclamo es pertinente. Puede ser traducido de la siguiente manera: a ver señor Fiscal, usted dice que hay policías de Chihuahua coludidos con el mal, pase la información para poder actuar o de lo contrario es cómplice.

Peniche no esperaba el atorón de la presidenta así que ayer mismo, cantinfleando, intentó recomponer: “No quiero yo particularizar en alguna policía municipal, sino por el contrario, simplemente cuando se hacen este tipo de afirmaciones es un llamado a todos los que tenemos policías a nuestro cargo para que no abandonemos las de depuración y de revisión…”

Una especie de sí, pero no, aunque mejor dicho quién sabe. ¡El Fiscal generalizando con acusaciones de asociación criminal! Inaudito, si tiene pruebas su obligación es actuar o se convierte en cómplice. Las generalizaciones déjelas en la mesa del Gerónimo´s, la Renata o los candidatos independientes; pero un Fiscal no puede hacer esas declaraciones a la ligera y luego salir con “lo que yo quise decir…”

Ahí está un ejemplo de las consecuencias políticas provocada por la irritación que sufren los gobernantes a causa de la violencia. ¿De qué tamaño será el problema, para que se golpeen entre ellos en declaraciones mediáticas? Imagínelo.

Cuando la política se involucra con temas de inseguridad, los oportunistas invariablemente intentan capitalizarla: Gustavo Madero lo hizo contra Reyes Baeza, hoy López Obrador con Javier Corral. Por más que los gobernantes en turno imploren el “no politicen el tema”, siempre habrá quienes traten de sacar tajada.

Durante su gira por la sierra López Obrador retomó el tema; primero en Madera con el estribillo de que “Sicarios no, becarios si”, agregando que Corral no ha podido. ¿En serio piensa que no puede o lo dice con ánimo de molestar?

Y antes de abandonar el estado, aprovechando las imponentes barrancas de Guadalupe y Calvo, dejó su mensajillo de que él sí solucionará el problema, llevando paz y justicia para las comunidades marginadas.

Pablo Leos olvidó decirle que en esa región, parte del “Triángulo Dorado”, la enorme mayoría viven de cultivar marihuana y amapola; no quieren paz, sino que los dejen trabajar la temporada de cosecha. Pero en fin, su mensaje es al país.

Los comentarios sobre el balance oficial del primer año, presentado ayer por Javier Corral ante un auditorio cómodo, quedan para mañana. Pocas cosas puede decir el gobernador que no haya dicho anteriormente. ¿O ya detuvo al As de Oros y encontró a los asesinos de Miroslava?.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo