• Lunes 24 Septiembre 2018
  • 20:26:36
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 23°C - 74°F
  1. Lunes 24 Septiembre 2018
  2. 20:26:36
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 23°C - 74°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Y ahora... ¿a quién mandamos flores?

| Viernes 01 Diciembre 2017 | 00:38 hrs

|

Rocío González, la denuncia obliga

64 mil: un presupuesto inercial

AMPI y Alejandro Soto, hay nanita

C
omo era de suponer, el episodio de acoso sexual en el Congreso no terminó en la sesión del martes pasado, cuando la diputada Rocío González abrió la caja de pandora en la mayor tribuna del estado.

Trágame tierra: la discusión se trasladó de la tribuna a los medios y pinta para llegar hasta el seno familiar de algunos legisladores. A ver Alejandro, explícame como está eso de las flores que envían los diputados en el Congreso. Te juro por mi vida que yo no fui. Claro que nadie fue.

Alejandro Gloria, del partido Verde y esposo de otra mujer empoderada, María Ávila, dice que no tomó la denuncia de Rocío González como algo personal, pero sus declaraciones describen otra cosa, pues ofreció entregar el fuero si le comprueban que realizó aproximaciones impropias con sus compañeras de trabajo.

Ninguna necesidad había de llegar a tanto; está como el niño que antes de ser acusado responde “yo no fui”. Pero el diputado da justo en la esencia del problema: por ningún motivo esas declaraciones pueden quedarse en la tribuna o los medios; es necesario presentar la denuncia correspondiente en la Fiscalía de la Mujer o instancia competente.

Por su parte, la diputada reaccionó victimizándose: “aunque me ataquen seguiré defendiendo a las mujeres”. Mala señal, nadie la ataca y mucho menos le pide que abandone la defensa de las mujeres; simplemente prevalece la exigencia de no dejar sueltas tamañas acusaciones de acoso sexual. Mientras sigan donde están pueden ser tomadas por chisme de lavadero.

La mejor forma de proteger a las mujeres victimizadas es formular acusaciones puntuales, sobre circunstancias de modo, lugar y tiempo y exigir que la autoridad haga su trabajo.

Soltó, como Pandora, los males parlamentarios del acoso: presente las denuncias correspondientes, de lo contrario será desacreditada y no por lo que digan de ella sus compañeros o los medios, sino por hablar a la ligera sin estar dispuesta a ir hasta las últimas consecuencias.

También se supo que terció Emma Saldaña, la celosa directora del Instituto de la Mujer, conminando a Rocío González para que pase de las palabras a los hechos. Se habla de varias mujeres, entre las cuales estaría al menos una diputada, en calidad de presuntas víctimas.

Emma realiza su trabajo, proteger a las víctimas; pero en este caso no hay formalmente víctimas. ¿A quién defendería? De vuelta a lo mismo, son declaraciones al aire de una diputada y mientras permanezca sin denunciar, los supuestos agresores –sean o no diputados- se saldrán con la suya.

De cualquier manera y con independencia de la forma en que terminó el bochornoso escándalo, la presente Legislatura pasará a la historia como la de “los diputados acosadores”. Sean o no, mientras no haya nombres y apellidos el escándalo los toca a todos, así que cada quién tome su parte o, como Gloria, ponga su fuero en prenda exigiendo pruebas.

… Y el viernes ¿A quién le mandas flores, colega? No jueguen, se trata de acusaciones muy serias.

Finalmente Arturo Fuentes Vélez cuadró el presupuesto para el año que viene. Son casi 64 mil millones de pesos, mil más que los ejercidos en el presente año, pero no crea usted que es la gran cosa, en términos reales la inflación los achica.

Cuatro apuntes, a reserva de los datos que salgan durante las discusiones en el Congreso, pues la diputada Adriana Fuentes está lista para desmenuzarlo y encontrar cuanto prietito pueda.

Uno.- El déficit seguirá creciendo, probablemente llega a los cuatro mil millones de pesos, pues los dos mil millones que planean contratar en deuda a corto plazo, lo que llaman “cortos”, es insuficiente para solventarlo. En esa parte la tendencia es igual o peor que con Duarte.

Dos.- No tienen proyectado realizar bursatilizaciones, caballito de batalla de Duarte, pues políticamente es inviable, lo condenaron durante años y hoy no pueden hacer lo mismo. En cambio renegociarán la deuda, bueno para la presente administración, a largo plazo pésima: dejarán la carga del servicio a los próximos tres gobernadores.

Tres.-Sigue creciendo el boquete financiero en organismos como Educación, Bachilleres, Pensiones Civiles e Ichisal. Por falta de gestiones eficientes y oportunas ante el gobierno federal o insolidaridad del Hacienda, como decidan ponerla, el resultado es lo mismo, están muy lejos de empezar a revertir ese vicio.

Cuatro.- No hubo información sobre la renegociación de los 20.4 mil millones de pesos, de modo que los cálculos sobre las previsiones para pagar los intereses mensuales son arbitrarios o en su defecto no están contenidos, lo que obviamente sería un desacierto con posibles implicaciones legales posteriores.

Pero en fin, lo importante es que hicieron la tarea en tiempo y forma, tratándose de una Secretaría de Hacienda tan limitada como la que dirige Arturo Fuentes Vélez, es de aplaudir que hayan tenido la capacidad de presentar sin demora el proyecto ante el Congreso.

Como se dijo arriba, faltan datos definitivos –los aprobados por el Congreso y publicados en el Periódico Oficial- para hacer una valoración puntual. Sin embargo por lo que se observó a simple vista, ese presupuesto en ninguna manera recompone o está en ruta de componer el caótico déficit de las finanzas estatales. Es un presupuesto, en el mejor de los casos, inercial; en el peor profundiza el déficit, pues falta comparar los números finales con la inflación.

El nombre probablemente no le diga nada, Alejandro Ismael Soto Vega, uno como cualquier otro. Pero en la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) lo tienen bien identificado, pues fue su presidente de 2012 a 2013.

Hay de presidentes a presidentes; Soto Vega salió por la puerta de atrás, expulsado y boletinado a nivel nacional por el Consejo y la Comisión de Honor y Justicia. Lo acusaron de vaciar el famélico presupuesto de la Asociación.

Cómo la ve, le hicieron cuentas y de algo así como 130 mil pesos ejercidos los auditores no encontraron comprobantes para casi cien mil. Lo dejan otro mes más y se lleva todo, habría comentado en privado uno de los integrantes de la Comisión de Honor y Justicia.

El punto es que ahora Soto Vega busca la presidencia del Campestre, cuya elección será el próximo lunes. ¡Imagine!, el Club maneja alrededor de cincuenta millones de pesos anuales, el prospecto se frota las manos.

Lo anterior no lo dice GPS, son comentarios que corren en pasillos del club, pues para mala fortuna de Soto Vega muchos de los integrantes de AMPI, son también socios del Campestre y por lo mismo hicieron circular el oscuro expediente. Pero el hombre ya se vio.

Gps@diarioch.com.mx

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo