• Lunes 18 Diciembre 2017
  • 13:22:24
  • Tipo de Cambio $17.25 - $18.05
  • 17°C - 63°F
  1. Lunes 18 Diciembre 2017
  2. 13:22:24
  3. Tipo de Cambio $17.25 - $18.05
  4. 17°C - 63°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Un milagro para el ''frente''

| Miércoles 06 Diciembre 2017 | 00:30 hrs

|

Nano partidos sin asidero

Lilia Aguilar iría por Morena

El rijoso Barousse en la CTM

El gran negocio de la Salud

S
e llama “Frente Ciudadano”, así lo bautizaron su promotores para despartidizarlo, pero los dirigentes tejen y destejen a sus anchas acuerdos cupulares intentando mantenerlo vigente, negados a cualquier participación ciudadana sincera.

Desesperado, Dante Delgado construyó una propuesta desprovista de sutilizas entregando por dedazo tripartita la candidatura presidencial para el PAN de Ricardo Anaya, la Ciudad de México al PRD con Barrales y la coordinación de los senadores a Miguel Ángel Mancera.

Ratificó así lo que siempre se supo, que desde un principio tenían el pastel repartido entre ellos. Acomodados los espacios mayores, hacia abajo todo es negociable, puede suceder cualquier cosa, menos que Anaya pierda la candidatura presidencial.

Es un esfuerzo cínico por mantener vigente esta coalición de partidos a punto del colapso. Convertido en operador de Ricardo Anaya, a Dante se le ocurre todo menos presentar un formato transparente y democrático de verdadera competencia interna para las principales candidaturas, donde los ciudadanos sin partido puedan contender en igualdad de oportunidades y seguros de piso parejo.

Con el PRD cerrado en torno a Mancera y Anaya renuente a dejar la candidatura presidencial, todo acuerdo cupular está destinado al fracaso. Hasta ese punto lo llevaron sus ambiciones políticas.

Hay una opción de rescate: democratizar la competición o postular a un ciudadano-ciudadano. Es posible pero improbable, se podría realizar sólo si cae un rayo y estruja a los jefes de partido o bien baja en persona la Virgen María de las alturas y los convence de abrirlo a la competencia.

Cualquier propuesta diferente estará condenada al fracaso: el que tenga frente que lo amarren y el que no, pues no. Es lo único seguro que por ahora tienen, es decir nada.

Y como la suerte del principal la corren los accesorios, en Chihuahua el Frente también camina al barranco, dejando mal parados a sus promotores locales: Fernando Álvarez Monje, Pavel Aguilar y Alán Falomir. Los dos últimos empezaron desde el lunes a buscar nuevos asideros, les aterra competir solos.

Omar Bazán, Graciela Ortiz y Reyes Baeza –el delegado de modales rupestres ya se va- deberían entrar en la puja por los dos o tres votos que puedan conseguirles los nano partidos, una vez que revienten definitivamente los acuerdos con el PAN.

El problema para que el PRI los arrope es que ya no está dispuesto a entregarles todas las diputaciones plurinominales, como sucedió durante la era duartista. Probablemente tengan que competir solos, su gran temor.

Tanto que lo han trabajado para que de buenas a primeras y sin que alguien les pase al menos información oportuna de primera mano, se les deshaga como agua entre los dedos.

Falta ver en qué termina: el plazo para presentar precandidatos a la Presidencia de la República vence el 12 de diciembre, así que tienen hasta entonces para seguir rumeando salidas de emergencia, como esa de Dante.

Pero si fracasa, en Chihuahua habrá dolientes: en primer lugar quedaría apuntado Gustavo Madero, que ha invertido cualquier cantidad de tiempo promoviéndolo. Nunca en la historia de Chihuahua un funcionario de primer nivel en la administración estatal había dedicado tanto tiempo a labores de partido como Madero. Le pagan los chihuahuenses y trabaja para el PAN, lo que siempre criticaron multiplicado por diez.

En el “Frente” de los morenos una novedad con relación a la candidata para el senado. Había trascendido que Clara Torres la tenía amarrada, pero de último momento emergió la más aventajada de los hermanos Aguilar, Lilia, para reclamar el espacio en atención al acuerdo nacional entre Morena y el PT.

Como han dado largas a esa candidatura, la presumen igual que si la tuvieran segura, confiados en el tsunami de votos a favor de López Obrador. ¿Será? Lo mismo dijeron en las dos elecciones pasadas y el candidato terminó desfondándose.

Sea Clara Torres, Lilia Aguilar o a quien vayan a poner, la segunda fórmula sería para Cruz Pérez Cuéllar. La pastorea como si fuese su primera experiencia electoral y nada menos en días pasados “gorreó” una comida a la influyente Yeidckol Polevnscky.

El otro apuntado es Rafael Espino, coordinador de Morena en los 16 estados de menor presencia, pero en su caso esa posibilidad está muy lejana, Espino quiere hueso en México, ir de segunda fórmula en un estado donde las llevan de perder le resulta insignificante.

En estas fechas todos sueltan su gato a retozar, pues quieren ganar notoriedad antes de que inicie el “Guadalupe-Reyes”. El rijoso Cristopher Barousse se tomó la foto con el impresentable Carlos Aceves del Olmo, el líder de la CTM que usa relojes de cien mil dólares o más y la presume en sus redes como si fuera la gran cosa. Lo que es el aldeanismo político, diría Javier Corral en tono de burla.

Pronto olvidó que perdió estrepitosamente el distrito local más fácil para el PRI, así como aquellos años en que gritaba en todas direcciones que era el “más cercano de César Duarte” ¿Qué dice ahora, cuando su antiguo protector está en fuga? Con esos personajes quiere el PRI recuperar terreno. No aprenden y lo peor de todo es que tampoco quieren aprender.

Entre altos representantes de la “mafia de la bata blanca” no dejan de preguntarse hasta dónde está dispuesto a llegar el Secretario de Salud, Ernesto Ávila, con el tema de los subrogados.

Nada más ven pasar las órdenes de servicio al hospital Ángeles y en automático hacen cuentas de los millones que recibe ese hospital privado por atender a pacientes del Ichisal e incluso Seguro Popular.

Consideran que ahí, en los subrogados, está el gran negocio de la Secretaría Salud, de la misma manera que estaba en las medicinas compradas a precios tres o cuatro veces más caro del normal, en la pasada administración.

Total, el sector salud se ha convertido en la caja chica de los últimos gobiernos, cuando no es por un lado es por otro, pero siempre hay fugas. Si se bañan por lo menos salpiquen, dicen los médicos desfavorecidos que sólo ven pasar las facturas millonarias a nombre del Ichisal o Pensiones. No te acabes querido “Nuevo Amanecer”.

A propósito, una pregunta con afán de molestar: ¿Cuántos médicos especialistas en diferentes disciplinas han renunciado, jubilado o despedido en los últimos meses? Hagan cuentas y encontrarán sentido a una estrategia para llevar los servicios de especialidades al hospital favorito.

[email protected]

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo