• Sábado 20 Enero 2018
  • 15:52:42
  • Tipo de Cambio $19.10 - $19.90
  • 23°C - 73°F
  1. Sábado 20 Enero 2018
  2. 15:52:42
  3. Tipo de Cambio $19.10 - $19.90
  4. 23°C - 73°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

La Odisea de pagar una multa

Rafael Soto Baylón | Viernes 29 Diciembre 2017 | 01:36 hrs
Mi agente de seguros dio por sentado que yo renovaría el seguro automotriz de uno de mis coches. Y es que el Escort 99 no es un carro viejo sino un clásico. Pensé en quedármelo. Me dije que sería una buena terapia ocupacional arreglarle esto y lo otro. Llevarlo a que lo tapizaran, pintaran, arreglaran detallitos y un largo etcétera. Mi mecánico me aconsejó no hacerlo “le corriges una cosa y le sale otra, los vehículos envejecen sin remedio. Te va a salir muy caro y si un día quieres venderlo no te darán lo invertido”. Lo puse en el mercado y por supuesto no renové la póliza. Y como dije al principio, la asesora lo hizo sin consultármelo. Cuando fui al banco me encontré con un cargo de 4,888.80 pesos. Era el importe del seguro. Fui a la compañía –andaba por ese rumbo— le expliqué el asunto a una empleada y le pedí me restituyera mi dinero. Ella, prepotente, me dijo que la renovación era en automático pero “ni modo, habrá que cancelar la póliza. Tráigame su credencial de elector, tarjeta de circulación del automotor, su licencia y ah, muy importante, el estado de cuenta de su banco”. “Por el amor de dios”, le dije, “ustedes cometieron un error al no consultarme y ahora yo tengo que sufrir las consecuencias. Por lo pronto a ver cómo le hacen pero yo no voy a andar trayendo y llevando papelitos. Pero si no tiene otra opción, nos veremos en la Procuraduría Federal del Consumidor”. Después me llamó mi agente, le mostré mi inconformidad por el trato recibido por su compañera y ella me pidió disculpas, “no vamos a echar a perder una relación con un cliente distinguido como usted” pero me pidió de favor una copia del estado de la cuenta bancaria. “Está bien, ni modo, pero usted irá por ese documento a donde yo le indique”. Estuvo de acuerdo.

Fui al banco por el dichoso saldo. Salí de Plaza Victoria con rumbo al Norte de la ciudad con el objetivo de reunirme nuevamente con mi verdadero, auténtico y fiel amor: la lectura. Para no dar un rodeo, decidí tomar la avenida Tecnológico con una vuelta prohibida. Pero un tránsito o policía de Vialidad o como se les llame, me vio y por supuesto me detuvo e hizo la respectiva sanción. Yo soy contrario a la galopante corrupción que nos tiene sumidos en el tercermundismo y ni siquiera pasó por mi mente intentar sobornar al servidor público. Reconocí mi falta y tomé la boleta, le desee felices fiestas y me fui a refugiar en las páginas del libro más reciente de Hawking.

Al día siguiente fui a Recaudación de Rentas que está por la avenida Mirador. Cuando entré no había nadie, “que suerte tengo” pensé pero pronto llegó la decepción. Estaba vacío porque se había caído el sistema. A una empleada –la única que estaba en su lugar— le fue imposible atenderme por la razón antes expuesta y como ahora no se pueden realizar trámites en una simple hoja utilizando un vulgar bolígrafo, me indicó volviera cuando la red se restableciera. Al día siguiente regresé. Había decenas de personas haciendo cola. Lo increíble. Sólo una cajera estaba trabajando. Me retiré. Los días subsiguientes fui a esa dependencia pero la fila ahora se extendía a la calle. Me encaminé a otras oficinas pero corrí con la misma suerte. Y pronto me percaté de la razón: el famoso descuento que se hace a los morosos del pago de los derechos vehiculares, recargos, multas y demás. Los ciudadanos estaban aprovechando el regalo navideño de Santa Gobierno.

En fin, no me ha sido posible pagar la infracción, que de haberlo hecho hubiesen sido un poco más de doscientos pesos y ahora que ya transcurrieron los cinco días deberé desembolsar más de quinientos devaluados pesillos.

El asunto es ¿no habrá alguien con sentido común en las oficinas de Recaudación de Rentas que ofrezca facilidades a los ciudadanos que sólo haremos un trámite? ¿Es imposible destinar una caja para los ciudadanos cumplidos? Y ahora qué haré, ¿pagaré mi multa cuando en el mes de enero realice los desembolsos de derechos vehiculares? O me esperaré, como miles de chihuahuenses a diciembre de 2018 cuando el gobierno ofrezca disminución en multas porque desde hace tiempo se acostumbran dos cosas: estimular la filosofía del no pago puntualmente y darle una patada en el trasero a los cumplidos.

Mi Álter Ego reflexiona sobre el fallecimiento del cardenal Bernard Francis Law. Él se vio envuelto en el escándalo de abuso sexual infantil cometido por sacerdotes en Boston. Cuando se demostró que este alto prelado los protegió, como “castigo”, el Vaticano lo transfirió a la Basílica de Santa María Maggiori en Roma. Juan Pablo II Jamás le llamó a declarar ni a rendir cuenta de sus actos. Esperamos que en el más allá sí lo alcance la justicia que en el más acá es letra muerta.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo