• Lunes 23 Abril 2018
  • 5:26:27
  • Tipo de Cambio $17.80 - $18.60
  • 10°C - 50°F
  1. Lunes 23 Abril 2018
  2. 5:26:27
  3. Tipo de Cambio $17.80 - $18.60
  4. 10°C - 50°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Tiempo y eternidad

Jaime Rodríguez Chacón | Viernes 29 Diciembre 2017 | 01:35 hrs
Al arribar al umbral del término imaginario de un año, hacemos un balance consciente o subconsciente  de los logros obtenidos: materiales, intelectuales, morales  y espirituales.

El tiempo, decía platón: “Es una imagen móvil de la inmóvil eternidad”. Cada cultura tiene su concepción del tiempo: para los norteamericanos (time is money) es dinero; para el mexicano afligido por la violencia económica, social, política y falta de justicia, tal vez un día más de vida sería, supervivencia; para los devotos, gracia inmerecida. Pero sin duda todos lo ven como una oportunidad para lograr propósitos, aprovechar las oportunidades; algunos dicen que la oportunidad la pintan calva, así que cuando se asome, hay que tomarla de los pocos pelos que tenga.

“Al tiempo, tiempo le pido, y el tiempo, tiempo me da, y al mismo tiempo, el tiempo me enseña, que sigilosamente se me va”. Porque los que pretendiendo matar el tiempo, irónicamente éste  acabará con ellos.

Salomón reflexionó sobre la temporalidad y sus efectos en los mortales, diciendo: “Sale el sol, y se pone el sol, y se apresura a volver al lugar de donde se levanta. El viento tira hacia el sur, y rodea al norte; va girando de continuo, y a sus giros vuelve el viento de nuevo. Los ríos todos van al mar, y el mar nunca se llena. ¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará…”

“Nada hay nuevo debajo del sol. “No se refiere a los descubrimientos o avances científicos, sino que todas las generaciones hacen lo mismo con diferentes niveles de desarrollo, pero al final perecen, y se repite el ciclo.

Si el ser humano tiene espíritu, por lo tanto es un ser racional más noble que la materia, porque aunque el universo mismo lo aplastara, sabe que muere, mas la materia no sabe nada. Pero, aunque el humano tiene espíritu, su cuerpo es temporal  semejante a las bestias: “Como mueren los unos, así los otros; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo”. Y del mismo polvo  se levantarán nuevas generaciones, porque; “Generación va, y generación viene; mas la tierra siempre permanece”.

Salomón dice que: “Su corazón comenzó a desesperarse”, porque en su sabiduría entendió que “el sabio, el ignorante, el rico, el pobre, les espera un mismo suceso; como mueren unos, así los otros;” y así le acontecería también a él. Que todo el trabajo del rey para obtener sabiduría  sería en vano, ya que --vanidad de vanidades, todo es vanidad--. Y que además, tendría que heredar el esfuerzo de toda su vida --su fortuna-- a  alguien que no trabajó en ello para obtenerlo, y  ¿quién sabe si será sabio o necio el heredero? Por lo tanto, recomienda disfrutar al máximo del esfuerzo de su trabajo, y alegrarse en la juventud, porque vendrán los años en que dirás: no tengo en ellos contentamiento.

El tiempo a todos va arrastrando hacia el infinito, envejece, pulveriza, apolilla, las grandes y opulentas edificaciones humanas; culturas que en antaño fueron símbolo de poder, hoy yacen en el polvo. Todo el tesoro material y humano se termina, fenecen: Los títulos, las riquezas, casas, bienes, así como la juventud, la  salud, las energías, todo acaba.

Entre la vanidad de las vanidades, Salomón vislumbra una diferente bolsa de valores que no se envejece, ni se apolilla, que son valores  inmarcesibles como: el temor a Dios y guardar su ley moral, es el mayor bien del hombre que trasciende mas allá de la muerte. O como dijo  Jesús: No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Mateo 6:19-20. Es un banco blindado a prueba  ladrones, extorsionadores y hackers.

 Muy diferente a los valores del hombre posmodernista, ya que para él todo es relativo, lo que vale son sus fines, sin importar los medios. Servir al crimen para vivir unos pocos años “muy bien” –dicen algunos- es lo que importa, y como así funciona, hacer cualquier cosa es válida para sus logros mercantilistas, riquezas que al final se perderán.

“Porque al hombre que le agrada, Dios le da sabiduría, ciencia y gozo; mas al pecador da el trabajo de recoger y amontonar, para darlo al que agrada a Dios”. Ecl. 2:26

Haga Dios realidad sus más caros anhelos. Feliz próspero año nuevo.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo