• Lunes 24 Septiembre 2018
  • 20:25:20
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 23°C - 74°F
  1. Lunes 24 Septiembre 2018
  2. 20:25:20
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 23°C - 74°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Asoma Gamboa Patrón en Maxijuicios

| Martes 30 Enero 2018 | 00:36 hrs

|

Revelaciones ominosas de Villegas

Neil agota inventario de merthiolate

¿Entrega el PRI cuatro distritos?

L
o que siempre manejaron las leyendas urbanas en torno a Emilio Gamboa, como uno de los mayores beneficiados de la corrupción en la pasada administración, empieza a tomar vuelo en líneas de investigación que se han filtrado, igual que siempre, en medios nacionales.

¿Hasta dónde llega el escándalo? Hasta donde lo permitan las investigaciones, pero apunta a muy alto. Vea usted el nombre de los personajes que se manejan: Manlio Fabio Beltrones, amparado, Emilio Gamboa, mencionado por diversos testigos en los expedientes, el detenido Alejandro Gutiérrez y en México manejan también al director de finanzas del CEN, Luis Nava, uno de los hombres más cercanos de Enrique Peña Nieto.

De ese tamaño son los personajes que involucra la investigación en el caso Chihuahua, por eso Javier Corral quiere conservar el control de los maxijuicios. Teme, con razón, que una eventual intervención de la PGR acote el proceso en el exgobernador y sus cómplices en la política doméstica.

Sin embargo Corral empieza a desesperarse, sobrerreacciona contra quienes presentan denuncias que comprometen la credibilidad de su gobierno, lo que hace suponer que la lucha está más compleja de lo que se ve en la superficie. Está entre feliz porque la marcha va e iracible por el revire de los adversarios.

Su forma lapidaria de negarle a Gerardo Villegas y a Antonio Tarín, dos de los primeros detenidos, calidad de fuente informativa, por haber denunciado ante la PGR acoso y decir que ha sido objeto de extorsión para que no le carguen más muertitos, describe a un mandatario intolerante.

La acusación de Villegas y Tarín es muy seria, señalan por su nombre y apellido al abogado Carlos Emanuel Aguirre, quien les habría pedido entre 30 y 60 millones de pesos para declarar contra Duarte y Beltrones, ofreciéndoles que entregando el dinero les aligerarían la carga legal. Es una denuncia que, mínimo, merece una declaración de “lo dudo mucho pero investigaremos”.

Nada, Corral los descalifica y hasta les niega el derecho a expresarse, cargando además contra el medio que se atrevió a darles voz, siendo que esas versiones fueron elevadas a nivel de denuncia formal y corren entre el gremio de la litis y la chicana de meses atrás. No se dan por ciertas, sólo se dice que se han comentado entre abogados.

Así como hay leyendas negras de Duarte que de a poco van tomando calidad de verdad, también se ha dicho que Maclovio Murillo y otros abogados hacen negocio con los maxijuicios.

Es justo lo que denuncian los detenidos, a los que nadie puede quitarles el derecho de ser “fuente”, por la simple y sencilla razón de que son parte de los procesos. ¿Tienen credibilidad para ser testigos contra Duarte y Beltrones, pero no para declarar extorsión y acoso? Prudencia, los nocivos efectos de la intolerancia suelen revertirse.

Al final Lilia Merodio consiguió quedarse con la mejor candidatura de Juárez, el tercer distrito federal. La impusieron a contrapelo, como siempre, por su estrecha relación con Joel Ayala, eterno líder de la CNOP. Le ha rendido esa relación más de lo que muchos esperaban, hay que saber cultivarla y dicen que la senadora con licencia lo hace perfectamente.

Falta que gane, pero si logra quedarse con la victoria la verán encaminada nuevamente al gobierno del estado. Increíble que una mujer de tan corta cultura política logre perpetuarse gracias a sus amistades. Es una forma de crecer.

En Cuauhtémoc Neil Pérez Campos necesitará comprar –tiene centavitos que le permiten hacerlo- todo el merthiolate disponible en la sierra, para una eficiente operación cicatriz.

El problema es que Lupita Pérez, otra que buscaba el séptimo distrito, se pone difícil y no hay argumento que valga para hacerla entrar en razón. Lo ideal es que le hubiesen dado la candidatura a presidenta municipal, pero eso quedó atrás. Será un problema constante en la campaña.

En el octavo Minerva Castillo tiene posibilidades de presentar una campaña competitiva. Va contra Alan Falomir, no es el mejor de los candidatos que pudo ofrecer el Frente, sin embargo es el que se quedó con el espacio.

Si Minerva se concentra en conseguir votos y hace alianzas con los operadores electorales de la capital, es probable que consiga conservar para su partido ese distrito. Pero nada es fácil para el PRI en Chihuahua y mucho menos en la capital. A quemar suela y a prometer puentes hasta donde no hay río, es lo mejor que pueden hacer si desean regresar a San Lázaro.

Después de Reyes Baeza la gran ganadora es Graciela Ortiz, le dejan el distrito más sencillo, pero como están las cosas ni el noveno de Parral es seguro para el PRI. Si quiere evitar una sorpresa necesita aplicarse como si fuese de perdida.

Con todo, lo más probable es que Graciela Ortiz surja de las presentes elecciones como la mejor posicionada para futuras campañas. Es lo que busca y aunque no consiguió todo lo que quería, en el papel es la más adelantada, tomando en cuenta que Reyes Baeza no puede ser candidato a gobernador por segunda vez.

El resto de los distritos, segundo de Gerardo Fierro, cuarto de Iram Hernández, Quinto del Chuco Valdivia, y sexto de Mónica Meléndez, da la impresión que el PRI bajó las manos entregándolos por adelantado al PAN.

No consiguieron perfiles fuertes que ayudaran a elevar la votación, lo cual relaja la elección pues en el mejor de los casos esperan un milagro ciudadano, pero esos ocurren muy de tiempo en tiempo y hace dos años la mitad de los candidatos a diputados del PAN recibieron el regalito. Que se repita de una elección a otra es improbable.

Un observador agudo notó que ningún duartista, de esos que se ponían los chalecos rojos cada que iban al PRI, estuvo el domingo en los registros. Desde luego que no, mencionaron en la mesa del Gerónimos, sabían que Peniche y sus querubines estaban escondidos a media cuadra de las oficinas priistas en la Dale. Los sorprenden sin amparo y terminan hospedados en San Guillermo. No se burlen de los “amparados”, la risa es la que cala.

Gps@diarioch.com.mx

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo