• Martes 18 Septiembre 2018
  • 9:50:38
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 9:50:38
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Intolerancia, la divisa

| Viernes 09 Febrero 2018 | 00:24 hrs

|

El sensor de la prensa

El gusanito de Jáuregui

La omisión de Meade

J
avier Corral construyó su carrera difamando, su historia política es la del golpeador que muerde por instinto, sin soltar lo mismo a compañeros de partido, aliados temporales, compadres que a enemigos reales o imaginarios.

Ricardo Anaya y Gustavo Madero, fueron en el pasado reciente sus víctimas favoritas; a Calderón lo tachó de alcohólico y a Cruz Pérez Cuéllar, su compadre amado, lo sigue torturando hasta la fecha. La lista es larga.

El suyo es un camino forjado en diatribas e insultos acomodados según el interés del momento, señalando al bulto con la solvencia e impunidad de quien se ve y asume moralmente superior, muchas veces o casi siempre protegido en el fuero constitucional.

Miente y difama con la facilidad de quien abotona su camisa por la mañana, es su modo de vida, así entiende la política. Pero, distraído en sus tareas denostativas, jamás se ocupó de mirar hacia sus propias miserias.

Es como el dictador con ínfulas de trascendencia universal proclive al mesianismo, no se presta al diferendo ni admite la menor crítica, fundada o no, contra su actuar público. Y cuando las recibe, en lugar de refutarlas con argumentos, reacciona descalificando e insulta a quien osó disentir. Algo tiene de López Obrador y Hugo Chávez.

Su intolerancia es sólo comparable con la soberbia que domina sus actos, rige su conducta de vida y encausa su particular forma de interpretar la tarea de gobierno. La lógica en la que justifica los arrebatos es sencilla: “siendo moralmente superior al resto de los humanos, por qué debo aceptar criticas de los vulgares corruptos, la prensa vendida o el inculto incapaz de comprender mis trascendentales metas”.

Así, mirándose en el espejo que refleja al líder con el que soñó de pequeño, olvida el rosario de insultos y la cadena de traiciones sobre los cuales consigue satisfacer sus apetitos personales de poder. Entonces, en lugar de asumir su responsabilidad al frente del Ejecutivo, se convirtió en juez absoluto de la vida pública y sensor de la prensa.

Dicta sentencia sobre el bien y el mal, la verdad o la mentira, juzga benignos los excesos y posibles actos de corrupción de sus compañeros temporales en la administración y descalifica inmisericorde a quienes puso en el grupo de los enemigos. Es una visión bíblica del mal contra el bien, sin aceptar matices.

En lugar de gobernar se ha convertido en el sensor de la prensa. Si le gusta lo que lee, aplaude; si le desagrada lo califica de vil mentira y resuelve con soltura que los medios que publican las verdades incómodas, engañan deliberadamente a sus lectores.

¿Se habrá dado cuenta que sentencias similares, es decir juicios inapelables, eran usados por los sensores franquistas en la negra era de España sometida, las razones esgrimidas por Chávez y Maduro para doblegar a los medios independientes de Venezuela y que en general es la justificación de los dictadores de izquierda o derecha en la historia de las últimas décadas?

Pero seamos serios, hay que reconocer, Chihuahua no lo merece, por eso busca horizontes de trascendencia nacional. Su hábitat está en la protesta callejera y la lisonja profesional de los bribones que parasitan su gobierno y lo colman de adulaciones.

Ojalá los chihuahuenses se esfuercen para merecerlo, sería genial comprender a un gobernador de tan altos vuelos. Lástima de pueblo, que buenos vasallos fueran si comprendiesen a su señor.

Los desinformados daban hasta ayer por un hecho que Gustavo Madero y Rocío Reza harían fórmula para registrarse como candidatos a senadores por el PAN, pero sorprendió la declaración que de última hora formuló otro peso completo del Nuevo Amanecer, César Jáuregui.

El Secretario General de gobierno confesó que no puede mentir, al aceptar que lo mueve el gusanito de la senaduría y por lo tanto valora la posibilidad de presentarse al registro. Varios no indiciados arquearon las cejas. ¿Dos altos funcionarios del Nuevo Amanecer disputando la primera fórmula al senado?.

La respuesta probable es una contradicción: si pero no. Lo más seguro es que desde Chihuahua empujen hasta el último momento porque Madero sea incluido en el exclusivo grupo de los candidatos por lista propuestos por el CEN, en cuyo caso Jáuregui estaría más que feliz de ir por tierra.

Así que ya sabe, de la misma manera en que los priistas hicieron su espectáculo subiendo y bajando candidatos, lo mismo haría el PAN en la senaduría. En palabras llanas hasta ayer seguían los jaloneos entre el Gobierno del Estado y el CEN del PAN, o si usted quiere ponerle nombres y apellidos entre Corral y Anaya.

José Antonio Meade desaprovechó el encuentro con empresarios, en el salón Villareal, para imponer agenda en Chihuahua y el resto del país. Estando en la entidad que gobierna el mayor opositor al régimen, en lugar de fijar una enérgica postura contra la corrupción que lastra su campaña, optó por una declaración ordinaria, cuando le preguntaron por César Duarte.

Así cómo, compadrito, dijo el burro chong. Es increíble el grado de ceguera que tiene el PRI. Ahora, si se trata de complicidad o simulación con los corruptos, tantito peor.

O son tarugos o se hacen, el hecho es que en ambos casos lucen como tapaderas de quienes lo pusieron de último en la fila de los aspirantes a la Presidencia.

Chihuahua quedó devastado por la corrupción de Duarte. ¿No se han dado cuenta? Javier Corral ganó gracias a esa corrupción y las cifras no mienten, pues Enrique Serrano –la víctima mayor del gobernador en fuga- perdió entre 250 y 300 mil votos, mientras Corral sólo mantuvo la votación histórica del PAN.

Que les hace pensar que pueden ganar la elección sin fijar una postura valiente y digna frente a los excesos de esos gobernadores insaciables que se llevaron hasta el último centavo posible de la administración estatal. Juegan contra ellos mismos. Sigan esperando el voto, sentados, mientras consienten  la corrupción. Inocentes.

La crónica formal de la visita queda para el lunes, dado que se atraviesa el fin de semana, al igual que los comentarios sobre los precandidatos del PAN. La política está por entrar en su etapa preparatoria para la recta final. Tapese que descobijan.

Gps@diarioch.com.mx

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo