• Jueves 20 Septiembre 2018
  • 9:55:04
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 19°C - 66°F
  1. Jueves 20 Septiembre 2018
  2. 9:55:04
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 19°C - 66°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

La otra caravana víctima del fuchi

| Viernes 02 Marzo 2018 | 00:07 hrs

|

Anaya y el frío silencio del Frente

Frustrado acuerdo Cabada-AMLO

Valor estratégico de Miguel González

H
ay de caravanas a caravanas. Unas son las de tenis nuevos, hoteles de alfombra blanda, viáticos de gobierno, días pagados mientras marchas exigiendo dignidad desde la cima; otras las de tractores, tomas de caseta, sudor de días, camisa a cuadros desfajada y exigencias contra el hambre ancestral del campo mexicano. Las primeras son heroicas y huelan a rosas, las segundas son víctimas del fuchi e indignas de tomarlas en cuenta.

Para cualquier gobernante siempre será un riesgo asumirse de opositor, nadie puede silbar y tragar pinole al mismo tiempo. Es lo que sucede con Javier Corral, fuera del estado exige dignidad para los chihuahuenses y dentro se oculta para no recibir a los gobernados que reclaman su atención.

Productores minoritarios de leche y frijoleros de temporal llevan lo que va del año exigiendo una entrevista con Javier Corral para que los acompañe en sus demandas, sin conseguir que los atienda ni tres minutos en la banqueta.

Al contrario, cuando le pareció un exceso que tomaran la caseta de Cuauhtémoc, les envió a los antimotines y desalojó por la fuerza, deteniendo a 26 productores para escarmentar al resto. Sepan que en Chihuahua no se juega, el que no camina se “horca”.

Las alumnas de la Universidad Pedagógica Nacional tienen doce días en un movimiento contra la rectora Chavira y en apoyo al director Arturo Limón. Piden ser recibidas por el mandatario y a lo que más llegaron ayer fue a la oficina del secretario general de gobierno, César Jáuregui.

Son grotescas las imágenes de Corral reventando la puerta de su vehículo, indiferente al reclamo de las estudiantes que piden cinco minutos de su atención. Más grave cuando se trata de alguien que proviene de la oposición e hizo su carrera política en la crítica.

Ayer otra vez se manifestaron las alumnas de la UPN y la caravana de frijoleros se instaló en la plaza Hidalgo. No se hagan ilusiones, jamás los recibirán en la oficina del gobernador si llegan sudorosos y desfajados por el trajín del camino, hay niveles.

Una modesta propuesta: están muy cerca del Monte de Piedad, empeñen un tracto-camión, se ven muy buenos y de reciente modelo, así podrán comprar tenis nuevos, de preferencia color gris, y cambiar la ropa de mezclilla por la suave seda de las playeras Lacoste, así tendrán mayor oportunidad de que les abran la oficina del gobernador.

Negado el espacio a la clemencia, el gobierno de Peña y el PRI quieren bajar –a cualquier precio- del segundo al tercer sitio a Ricardo Anaya. ¿Qué usan a la PGR para someterlo? Desde luego y de la manera más burda, tienen prisa por doblarlo. Tampoco es nada nuevo, Vicente Fox intentó desaforar a López Obrador para llevarlo a prisión y retirarlo de la contienda.

Consiguen su propósito, para cualquier observador independiente Anaya es tan corrupto como Borges y los Duartes. La ruta del dinero, las empresas fantasmas, las mentiras y contradicciones del candidato, el chofer socio, el personaje central en fuga, la declaración tres de tres y otras muchas evidencias dan prueba cabal de la triquiñuela. No pasa una auditoria imparcial.

Por eso la desesperación hasta en Diego Fernández de Ceballos, único defensor que lo acompaña en la crisis, invocando el insulto –hijos de pu…- y con declaraciones estridentes como esa de que sólo muerto lo sacarán de la boleta. Lo traen noqueado y arrastrando las piernas, pero su manejador sólo arrojaría la toalla viéndolo muerto. Hoy Anaya es un desecho, acéptenlo.

Otro punto importante y del mayor valor político, es la soledad con que Anaya y Diego enfrentan la arremetida peñista. Ningún gobernador panista o integrante destacado del Frente ha levantado la voz para defenderlo y mucho menos lo acompañan en sus visitas a la PGR. ¿Dónde está el Grupo Chihuahua que se asumió creador del Frente? Ninguno de los marchantes en la caravana de Corral ha sacado la cara por Anaya y ciertamente tampoco el gobernador.

El candidato quedó sólo. ¿Será que prospera la idea de sustituirlo? La versión sigue mencionándose mientras Rafael Moreno Valle y Dante Delgado atizan las especulaciones reuniéndose en actitud sospechosa. Están a tiempo para reponer y de hacerlo acertadamente, en vez de caer al tercer lugar podrían escalar al primero.

Hasta hace sólo unos días iba firme un acuerdo fáctico entre Armando Cabada y Morena en Juárez. Tratándose de ganar-ganar pocos pensaron que podría frustrarse, pero sucedió y según fuentes juarenses en el entorno del edil independiente, toda posibilidad cayó a tierra.

Parece que los mayores patrocinadores económicos de Cabada siguen poniendo las cruces a López Obrador y forzaron al independiente a elegir entre ellos y el tabasqueño. Con esos argumentos, así por las buenas, no tuvo más que dejarla pasar.

Cabada es el favorito, pero todos van sobre sus huesos: lo peor del PRI con Adriana Terrazas como su candidata; la maltrecha estructura que conserva Teto Murguía, el gobierno del estado, una parte importante del capital, y ahora Morena.

Su campaña no será un paseo por el parque, sin embargo tiene la ventaja de que la gente de abajo, el populacho, lo aceptó como su candidato, y desde luego los vastos recursos de la Presidencia Municipal. En Juárez el resultado es más incierto de lo que muchos suponen.

Tampoco hay acuerdo entre Cabada y Adriana Fuentes, candidata del PRI en el primer distrito, uno de los pocos que este partido tiene esperanzas de conservar. En este caso los motivos son diferentes, estarían asociados a la campaña anterior, en la que Valentín Fuentes, padre de Adriana, habría apoyado el proyecto de Teto Murguía.

Valentín y Arnoldo Cabada son amigos y compañeros de correrías de toda la vida, sus familias son muy cercanas, lo que supondría un acuerdo entre sus hijos metidos a la político. Pero hasta ahora se ve difícil cualquier compromiso entre ambos.

Miguel González, el primer empresario importante rendido al encanto de López Obrador, está en el lugar y el momento correcto. Compró bonos de Morena en preventa y hoy, sin proponérselo, es una de las figuras estratégicas en el movimiento del tabasqueño.

Sobrado en las encuestas, el candidato moreno va por el voto más duro: los empresarios del norte. En esa tarea Miguel González es fundamental, pues ha sido factor determinante para acercarlo al complicado sector. Es el Poncho Romo de Chihuahua, sin él los dos eventos con empresarios en el Sheraton no hubiesen sido posibles.

Apostó fuerte y ahora está del lado ganador, sólo que no las monten tiernas, igual iba López Obrador en el 2006 y la mafia cerró la elección hasta dejarla en condiciones de fraude. ¿Quién les asegura que esta vez será diferente? Faltan cuatro meses para la votación y en campaña no hay garantía de nada, véanse en el espejo de Anaya, al que bajarán por las buenas o las malas.

Gps@diarioch.com.mx

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo