• Viernes 25 Mayo 2018
  • 6:45:24
  • Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  • 17°C - 63°F
  1. Viernes 25 Mayo 2018
  2. 6:45:24
  3. Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  4. 17°C - 63°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

El deslinde necesario de Meade

Fernando A. Herrera M. | Martes 15 Mayo 2018 | 00:19 hrs
El PRI perdió la presidencia en el año 2000, cuando Francisco Labastida nada pudo hacer ante el arrastre de Vicente Fox. En el año 2006 la auto designación de Roberto Madrazo como candidato a la presidencia por el PRI llevó a ese partido a un tercer lugar ante la sociedad. Perder y/o pasar al tercer lugar no sería la primera vez, si se cumplen las encuestas que, hasta hoy, están en todos los medios de comunicación. Hay opciones, todavía para que Meade pueda repuntar, una de ellas, la más difícil de llevar a la práctica, pero, a la vez, la que podría ser muy rentable, es que se deslinde de manera abierta del presidente Peña Nieto. ¿Tendrá José Antonio Meade el carácter para hablarlo con el presidente, para hacerlo y explicarle después o sólo hacerlo y dejar que el agua corra? No lo sabemos, pero de que debe intentarlo, creo que muchos mexicanos estarán de acuerdo en que se trata de una condición sine qua non. Otra opción es que el presidente le ayude instruyendo a quien corresponda para que traigan a los prófugos de la justicia y les apliquen la ley. Terminar con la impunidad podría ayudar a que la sociedad se dé la oportunidad de escuchar y analizar a Meade. La tercera opción es que los procesos de los encarcelados fluyan y que el área de comunicación social pueda capitalizar sentencias en contra de quienes están a la espera, no se sabe de qué, pero sus procesos van lentos o el sistema es muy lento. En cualquier caso le están haciendo daño a la campaña de Meade. Primero por la tremenda caída del presidente en sus niveles de popularidad, que ya andan en menos del 15 por ciento; es decir, ni modo que no sepan que 85 o más mexicanos reprueban el desempeño del actual presidente, luego, entonces, por qué no deslindarse de él. Hasta por su propio beneficio. La segunda porque la impunidad tiene muy molesta a la sociedad. El hecho de corrupción que se conoce, es suficiente para que se haga el mejor esfuerzo para traerlos a la justicia y vencerlos en juicio o, de lo contrario, que tengan la oportunidad de demostrar su inocencia. Pero la percepción social de que no los traen porque no desean hacer nada es la que está dejando a Meade en un lejano tercer lugar. La tercera porque encerrarlos en una celda, sin que los procesos avancen da la impresión, equivocada o no, de que están a la espera de algo para no hacerles nada y dejarlos libres con cualquier sanción menor. En todo caso la percepción social es la que daña a todo y a todos los que están o han estado a la sombra del presidente Peña Nieto, y guste o no, José Antonio Meade es uno de ellos. Ahora, si él es diferente, tiene que demostrarlo, aunque para algunos ya lo hizo, creo que la mayoría de los mexicanos hace falta mucho más de lo que le hemos oído para que los convenza de que, efectivamente, es un hombre honorable y diferente de todos los políticos, de acuerdo al estereotipo que conocemos.

Encuestas

La encuesta publicada por el financiero, que hace comparaciones con las primeras que fueron levantadas, por ese mismo medio, en octubre del año 2017, nos dice que Andrés Manuel López Obrador inició la contienda con un 38 por ciento, y ahora tiene el 46 %, en cambio Ricardo Anaya inició con un 26 %, que no se ha movido hasta ahora, aunque haya tenido altibajos, sigue con ese 26 por ciento. José Antonio Meade inició con un 18% y ahora tiene un 20 por ciento, lo cual nos dice que en casi ocho meses sólo ha logrado remontar dos puntos porcentuales. El que más ha crecido es AMLO y que no crece ni se mueve es Anaya, pero el crecimiento de Meade es tan exiguo que no alcanza ni para un segundo lugar.

Chihuahua

Madero logró despegarse un poco de su perseguidor más cercano que es José Reyes Baeza. De acuerdo a la encuesta, actualizada al 10 de mayo, la diferencia entre uno y otro es de seis puntos porcentuales, lo cual deja muy claro que la estrategia debe regresar a darle la importancia que se debe a las dos ciudades principales, Juárez y Chihuahua, con roces para Delicias, Cuauhtémoc y Parral, pero dejar de lado los eventos en los demás municipios, en donde no hay nada que ir a buscar. El senado tiene que ganarse en Juárez y, si nos apuramos en el análisis, un poco más en la capital del estado. Lo anterior puede lograrse con tiempos muy parecidos que se dediquen a estas dos metrópolis. Si José Reyes capitaliza los yerros del actual gobierno en la capital y su abandono a su Juárez podría hacer la hombrada de bajar al PAN de su nube, que ya no es azul bajito, como el cielo, sino gris. Pero hay que entrarle a los temas porque la sociedad necesita escucharlos. Imposible ganar una contienda sin involucrarse en la problemática del estado, por más que se lleven bien, porque eso nada tiene que ver con la contienda electoral en la que son, quieran o no, adversarios políticos. La lucha por la senaduría es contra Don Javier no contra Gustavo. Y si se aploman uno y otro les pasará Morena por en medio  y los dejará viendo estrellitas de color… es.

Residual

Se dice en los mentideros que viene Aguilar Bueno por los maestros del SNTE a sustituir a Cruz Pérez Cuéllar. Uno escucha, pero aunque se antoja jalado de los pelos, en este México nuestro todo puede pasar. Si no me cree, nomás le pregunto algo ajeno ¿Todavía lleva la cuenta de ejecutados o ya dejamos –me incluyo- de hacerlo porque ya es tan común que no nos importa?

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo