• Martes 17 Julio 2018
  • 13:03:35
  • Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  • 26°C - 79°F
  1. Martes 17 Julio 2018
  2. 13:03:35
  3. Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  4. 26°C - 79°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Triste final del ''prianato''

| Lunes 09 Julio 2018 | 01:44 hrs

|

Las sospechas de Natera

La segunda oxigenación

Té para un moribundo


A una semana del mayor golpe que hayan recibido los partidos tradicionales del país, PAN y PRI, sus dirigentes siguen sin asimilar la triste realidad y cierran los ojos a su deplorable condición de partidos minoritarios. Les pasaron por encima de ida y vuelta.

Motejados por los nuevos empoderados como “PRIAN”, debido a los acuerdos que, durante dos sexenios, construyeron bajo la mesa para cerrar el paso a la izquierda, han iniciado una sorda disputa por hacerse de los despojos que dejó el tsunami.

El sindicato de gobernadores panistas impulsa una reconstrucción cupular de su partido, teniendo como primera condición dejar en un lado a su desacreditado candidato presidencial, Ricardo Anaya. Resulta difícil aceptar, pero Anaya quiere quedarse con el partido que fragmentó.

Están divididos entre Miguel Márquez, todavía gobernador de Guanajuato, único estado ganado por el PAN sin discusión; y el senador con licencia Roberto Gil Zuarth, al que muchos en su partido califican de traidor, por abandonar la lucha durante la campaña y permitir la presidencia de Ernesto Cordero en el senado.

Un detalle interesante para la política doméstica es que Javier Corral, perdedor contra Ricardo Anaya en la última disputa formal por la dirigencia, guarde silencio mientras sus colegas pelean por el partido que aspiró a dirigir y que lo hizo gobernador. Su pasividad es meditada, estratégica, pronto dará de qué hablar.

En Chihuahua también hay recomposición de liderazgos, el triunfo arrollador de Maru Campos en la capital la sitúa como figura preponderante no sólo en Chihuahua, sino en todo el estado. ¿Quién podría disputarle la candidatura al gobierno? ¿Riggs, el yupi de conducta disoluta? El M3 se ha revalorado, sin sombra de duda, pues también el PAN de Juárez fue borrado.

Si el PAN sufre recuperando sus dispersas partes a fin de reconstruirse, el PRI sigue sin levantarse de la lona, no se ha recuperado ni siquiera para preguntar por las placas del camión. No sabe de bien a bien qué sucedió el domingo uno de julio y busca en las traiciones una explicación a su derrota. Inocentes.

No fueron las traiciones, asimílenlo, fue una larga lista de ofensas a la sociedad con un presidente que alentó la corrupción y gobernadores que exprimieron las arcas estatales, en abusivas conductas a la vista de todos los ciudadanos.

Alguien se quedará para cobrar las rentas de los próximos tres años, nunca falta un roto para un descocido, pero los analistas consideran que terminará reducido a condición de nanopartido en las elecciones del 2021.

Quién sabe, se recuperó de un primer fracaso en el 2000, podría hacerlo de nuevo. ¿Será? Sólo que Morena no es el PAN ni López Obrador, Fox; sobrevivieron –ellos lo saben muy bien- por la alianza PRIAN y lo más probable es que ahora sean asimilados por el nuevo partido dominante.

Lo mejor sería que se vayan resignando, pues mientras más tarden en reconocer su triste realidad más lejos estarán de incorporarse a la política activa. El PRI, coinciden analistas, ha perdido viabilidad electoral.

Muy puntuales las acusaciones del representante de Morena en la asamblea municipal contra Héctor Hugo Natera, que despertó sospechas de estar manipulado por el gobernador Corral.

En la Zarco hacen cuentas y más cuentas sin que les cuadren los números para conseguir una mayoría que les permita gobernar el Congreso local y al ver que se quedaron muy cortos, pues sería fácil sucumbir a la tentación de recuperar espacio por otras vías. En esa parte entraría Natera.

El PAN se ha quedado con los distritos 12 y 19, una bocanada de aire fresco en su estrepitosa derrota, pero sería muy saludable para la democracia que transparentaran esas victorias, pues lo más seguro es que terminen dirimiéndose en los tribunales. Disipar cualquier duda o sospecha es positivo para la imagen de un gobernador que pretende pasar por “rabiosamente democrático”.

Otra elección que debería limpiarse es la de síndicos, pues hay sospechas fundadas de que Amín Anchondo excedió por mucho los topes de campaña y esa sería causal suficiente para anular la elección.

Si todo marcha según lo previsto, mañana sesionará de manera extraordinaria el Congreso del Estado, con el fin de elegir a los nuevos magistrados, ejercicio que la voz popular conoce como “la segunda oxigenación”.

Una sincera reforma del Poder Judicial sería eliminar salas, en lugar de aumentarlas. Pregunten a los antiguos magistrados y verán que los casos que llevan ahora son apenas el diez por ciento de los que atendían hace sólo diez años. Pero eso no sucederá, se trata de ayudar al compadre o la comadre.

Duarte tomó el Poder Judicial como una extensión política de su gobierno, por esa la primera oxigenación. Bien, por desgracia Javier Corral hace exactamente lo mismo y como prueba irrefutable del favoritismo está Norma Angélica Godínez, que de secretaria pasará a magistrada, por el favor del gobernador.

Godínez es sólo un ejemplo; espere a que el Congreso ponga nombres y apellidos a los nuevos magistrados y encontrará vínculos políticos más que antecedentes y méritos en el servicio judicial.

Es digno de reconocer el tesón de Joel Gallegos, director de gobernación, en su pretensión de mejorar el servicio de transporte, desecho desde que falló el proyecto de César Duarte, llamado Vivebús.

Gallegos anunció que pronto regresará el cobro con tarjeta en la ruta troncal, sistema al que la mafia del transporte se niega de manera rotunda, pues en la morralla radica su ganancia.

Loable la intención pero esas soluciones son administrar tesitos o aspirinas a un moribundo, pues el sistema de tarjeta convivirá con el pago en efectivo y adivine cuál prevalecerá. La morralla.

Para que el sistema mejore es necesario regresar al proyecto original, retomarlo donde fracasó César Duarte, pues lo que hacen ahora sólo sirve para restaurar el sistema tradicional, bastante obsoleto para una ciudad que aspira a ser moderna.

El gobierno actual no debería tener fobia al proyecto del Vivebús, recuerden que no es de César Duarte, los estudios se realizaron cuando Reyes Baeza estaba en gobierno, Juan Blanco en la presidencia municipal y Tere Ortuño como delegada de Sedesol.

Retómenlo y pónganlo en marcha; abran las otras rutas troncales e incorporen unidades nuevas. Y sobre todo, acoten a la mafia, mientras no le pongan un alto a cualquier intento de modernizarlo será un fracaso.

Gps@diarioch.com.mx

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo