• Martes 25 Septiembre 2018
  • 14:09:09
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 28°C - 82°F
  1. Martes 25 Septiembre 2018
  2. 14:09:09
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 28°C - 82°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Un dolor de muelas

| Miércoles 29 Agosto 2018 | 00:31 hrs

|

Reelección o Rocío Reza

Escueta misión de Salud

Un cheque en blanco

L
os panistas empiezan a ver una tenue lucecilla al final del túnel en el que permanecen desde la elección de julio pasado y, curiosamente, ese destello esperanzador es consecuencia indirecta e involuntaria del principal responsable de situarlos en la oscuridad política: Ricardo Anaya.

Al comprobar que Anaya no se andaría con sutilezas ni reparará en mezquindades para conservar, sin importar el precio, secuestrando al partido, nueve de los doce gobernadores del PAN crearon un frente contra las pretensiones continuistas de su ensoberbecido ex candidato presidencial.

Resueltos a dar un golpe de autoridad presentaron a Héctor Larios y a Rafael Moreno Valle como su propuesta para la dirigencia del PAN –presidente y secretario general- en oposición a Marko Cortés, candidato de Anaya y Zepeda. Admirable la ambición de Anaya, destroza al partido y hace hasta lo imposible por seguir parasitando sus despojos.

Ese pacto de mandatarios es la opción, hasta hoy, más viable que tiene Acción Nacional para destrabar la maraña de intereses y ambiciones personales en que sus mayores liderazgos convirtieron al partido. Hay información de que jefes estatales antes leales a Ricardo Anaya empiezan a verlo con desconfianza y guardan distancia.

Miguel Ángel Yunes, ocupado en asuntos de sobrevivencia política, el uno de octubre entrega el gobierno de Veracruz a Morena y entonces la mayor de sus preocupaciones será conservar la libertad, pues es uno de los tres gobernadores marginados del grupo compacto. Pensar en asuntos de política partidista sabiendo que los nuevos empoderados podrían ir tras él en cuanto deje el cargo, ni de chiste.

Otro es Javier Corral, convertido en un dolor de muelas hasta para sus colegas más tolerantes. Donde se para divide: Acaba de romper con Anaya, su aliado mientras le sirvió en la presidencia del partido y la candidatura; con Calderón y Margarita tiene pleito de años atrás y lo refrenda con periodicidad; y en ésta batalla interna decidió jugarla separado de sus colegas gobernadores.

¿Qué podría esperar el mandatario local en ésta suerte de guerra civil azul, si carece de un asidero político? Poco, no encuentra con quién hacer par, pues Carlos Medina Plascencia, su candidato al CEN, no llenó el ojo a los otros gobernadores y aliado solo con Gustavo Madero nunca encontrará destino. Sin embargo ya se verá, en río revuelto la pesca es caprichosa.

Las contradicciones, mientras en el CEN denuncia imposiciones, en el CDE de Chihuahua pretende imponer dirigencia. Trascendió que Rocío Reza, perdedora en la senaduría, es su candidata a la presidencia del PAN local.

El plan B, suponiendo que el M3 despliegue una contraofensiva creíble –siguen teniéndole pavor- es la reelección de Fernando Álvarez Monge, diputado electo y futuro coordinador de la bancada del PAN en el Congreso local. Uno de sus más leales.

En su descargo, por las contradicciones habituales, hacia arriba exige democracia y hacia abajo practica la imposición; habría que aceptar que su conducta es ordinaria entre políticos. Pero los panistas hacen con frecuencia la observación, pues a ellos les importa Chihuahua, es donde se ven avasallados.

Andrés Manuel no pierde tiempo, hace sólo unos días estuvo en Juárez para el Foro de Paz y ayer envió una misión de Salud con el fin de dar seguimiento al compromiso de concluir los trabajos, dejados a medias por Duarte, en los hospitales de Especialidades y Cancerología.

Muy comedido, el gobernador Corral le dio las gracias. Está bien, esos galerones llevaban años sin que nadie les pusiera atención;  ahora que futuros funcionarios de la Secretaría de Salud los tenga presente es ganancia. A ver si esta vez los ponen en servicio.

Pero más valdría ser prudentes, tantas ansias tiene Corral de presentar trabajo ante los chihuahuenses –no ha realizado ninguna obra que valga la pena mencionar-que se desvive por una visita de tres funcionarios sabiendo que todavía no tienen la chequera abierta. Calma, primero que cumplan, una visita nada resuelve.

Si por obra de Morena se la hacen buena, sería recomendable que promueva un recorrido junto al presidente electo en el socavón que dejaron César Duarte y Eugenio Baeza en el centro de la ciudad, hoy convertido en inmundo y gigante encharcamiento.

El proyecto de la regeneración del Centro quedó reducido a una plaza gastronómica sin mayor éxito y los cimientos de lo que sería un estacionamiento de gran cupo y centro comercial. Los lotes baldíos están ahí desde que Patricio Martínez "se desayunaba una manzana por día" y hasta la fecha siguen ignorándolos.

Un cheque en blanco entregarán mañana los diputados salientes al buen "Pony" Lara, presidente de la JMAS. Eso de concesionar las plantas tratadoras de aguas negras pinta para el negocio del quinquenio, ayer se comentaba en este espacio.

Un dato, por si los diputados ignoran el tema, es que los antiguos concesionarios, Atlatec de los Madero, Elías y otros acaudalados, debieron dar adecuado mantenimiento a la planta norte, pues era parte de sus obligaciones a cambio de los 15 millones de pesos mensuales que recibían de la Junta Central con ese propósito. Hoy se sabe, el mismo Pony lo ha dicho, las plantas están en condiciones deplorables pues obviamente incumplieron, pero recibieron sin falta las millonarias mensualidades.

El gobierno actual resolverá las deficiencias causadas por el incumplimiento de aquellos empresarios que se beneficiaron del negocio iniciado en la administración de Barrio. Una pregunta ¿Entregarán la nueva concesión a los mismos inversionistas, con el pretexto de que están por colapsar? Sólo eso faltaría.

En esa operación se atisba un negocio fácil donde el único que saldrá perdiendo es el gobierno. Ah, pero dicen que no aumentarán las cuotas de agua, pará que si el año pasado las aumentaron al cien por ciento y sin pedir permiso.

Las cuotas son lo que menos les importa, con que reciban la autorización del Congreso ellos se encargan de los detalles, faltaba más, para eso sobra quienes pongan el nombre.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo