• Martes 16 Octubre 2018
  • 18:06:22
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 11°C - 52°F
  1. Martes 16 Octubre 2018
  2. 18:06:22
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 11°C - 52°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

-Hay buen equipo, pero ya decidió el señor

| Miércoles 10 Octubre 2018 | 02:08 hrs

|

-Tarín y Villegas en la orilla de la libertad

-Ni para las sodas al PES, Panal y PRD


En condiciones normales, Jorge Puentes García tendría una auténtica oportunidad de competir con piso parejo por la presidencia del Comité Directivo Estatal del PAN, pero no enfrente de una decisión ya tomada.

Su publicación en redes sociales, optimista, y con una crítica constructiva, postulando que el dedazo no regresa, se estrellará con un lineazo desde Palacio de Gobierno dictado por el monarca Corral.

Tiene Puentes García una planilla auténticamente surgida de las bases del partido, ni duda cabe. Él mismo es un ejemplo de militancia vivida en las filas albiazules, no se diga Paco Turati, Silvia Margarita Alvídrez, Humberto Olivas, Carolina Medina o el muy respetado Andrés Barba.

Son personas reconocidas desde antaño, han sido integrantes de la Comisión Permanente y ocupado puestos públicos relevantes. Son panistas de a pie.

El problema es que eso de poco sirve ante una operación que impone decisiones. No hay en las imágenes del registro de planilla realizada la tarde noche del lunes un solo funcionario público de la administración estatal, una sola gente cercana al poder. De ese tamaño es la cargada en favor de Rocío Reza.

La intención de Jorge Puentes de restaurar la democracia y los valores, quedarán en eso, una aspiración de buena fe. No falta razón a quien acusa una simulación maquiavélica.

Y como corolario, la bomba soltada por Cristina Jiménez, con la manipulación y amenazas de despido, operadas desde gobierno del Estado, en la complicidad de Fernando Alvarez Monje.

Habrá que esperar a la realidad de las denuncias o a la manita de puerco para evitar cualquier contratiempo. Faltaba más, faltaba menos.

***

Se dice que pende de un hilo la liberación de Antonio Tarín y Gerardo Villegas en juzgados federales, con el antecedente de Alejandro Gutiérrez, por el caso de los famosos 250 millones de pesos distraídos de las arcas estatales para uso electoral en el PRI.

Esa delgada línea en la defensa de los sabuesos estatales se reduce a que ambos personajes eran funcionarios públicos al momento en que se realizaron las transacciones, y por tal motivo, nos comentan, sí opera el delito de peculado, no así en Gutiérrez, que no formaba parte de estructura gubernamental alguna, ya que sólo era funcionario partidista.

Por todo lo demás, saben los abogados del nuevo amanecer que convencer al juzgador federal de que son responsables basados únicamente en los testigos protegidos, está verdaderamente en chino. Ese argumento fue derribado con singular facilidad.

Habrá que esperar al resultado del pataleo jurídico nacional e internacional que rompiendo sus vestiduras anticiparon tanto el consejero jurídico Jorge Espinoza, el fiscal César Peniche, como el mismo Gobernador, que por el momento quedó sólo en eso, un berrinche como tantos a los que nos tienen acostumbrados en el arte de tratar de hacer la santa voluntad del señor Gobernador.

***

Juan Carlos Loera muestra sus dotes de comunicador, transmitiendo en vivo desde la Cámara de Diputados, con motivo del dos de octubre, mientras a sus espaldas los legisladores afines a Morena contaban hasta el 43 en alusión a la muerte de los estudiantes de Ayotzinapa.

Estrena Loera habilidades que no había mostrado. Cada día se mimetiza más con su amigo nuevo Javier Corral.

Ambos evidencian afanes de protagonismo, en busca de permear socialmente, tratando de encontrar una legitimidad a sus trabajos.

No se dejaron esperar muestras de aprecio y apoyo a la transmisión en face. Uno de sus fans es la actual consejera jurídica Luz Estela Castro que, pese a encontrarse en hora y día hábil, no desperdicia oportunidad de solidarizarse con la causa. Son una y la misma cosa.

***

Sin embargo, no faltaron las críticas a esa postura del virrey. Hay una causa donde la alta funcionaria del Poder Judicial podría también solidarizarse. Es la que encabezan sus examigos de la Unión Ciudadana, con la manifestación anunciada para hoy y que seguirán mañana.

Si antes apoyaron a Javier Corral en su lucha contra la corrupción, incluso salieron a las calles con esos afanes, hoy vuelven a hacer lo mismo, pero en su contra, por la opacidad con que se conduce.

Se habló y advirtió de la posibilidad de violencia durante la marcha, como actos de represión policiaca. La piel del gobierno corralista es muy delgada.

Cualquier denuncia contra ellos se convierte en una campaña de ataque y difamación. Mientras él puede montar una estrategia de propaganda y utilizar para ello espacios pagados por los chihuahuenses en radio y televisión, con cabezales escandalosos y subjetivos, sin tolerar que nadie le diga nada. Es una libertad de expresión como no se había visto.



***

El anuncio de un procedimiento administrativo para cancelar las obras de suministro de agua potable del proyecto inmobiliario Altozano causó enojo en el sector empresarial. Hay razón en ello.

No son tiempos de obstaculizar las acciones en busca de generar inversión y empleo. Con la inseguridad es suficiente, como para emprender acciones burocráticas que tienen un cariz de verdadero terrorismo. Ni modo que se alegue que no hubo oportunidad de corregir con tiempo.

***

La declaratoria de la pérdida del registro nacional como partido políticos del PES y PANAL, y del PRD, en lo local, duele a los caídos, pero también abre el apetito de los sobrevivientes del pasado proceso electoral, quienes ya se saborean la posibilidad de degustar el próximo año de un rebanada más suculenta del pastel llamado: prerrogativas estatales.

Mientras menos burros más olotes, reza el dicho, y se aplica aquí como bajado del cielo pues la bolsa de más de 142 millones que se estima el Instituto Estatal Electoral habrá de entregar en el 2019 deberá distribuirse sólo entre seis partidos políticos y no los nueve que tradicionalmente habían tenido acceso.

La nueva repartición significará varios milloncitos adicionales para las arcas de los partidos medianos, el PT, Verde y Movimiento Ciudadano y por supuesto más billetes para aquéllos que mayores recursos gozan.

Hablamos de más de 30 millones de pesos que quedan bailando, si se considera lo que en su conjunto recibieron PES, Panal y el PRD, durante el 2017, año no electoral.

Es cierto que aún existe la posibilidad  de que el Panal salga a la defensa de los 14 millones de pesos que ingresaron a sus bolsillos ese año y logre la aceptación de su registro como partido local ante el IEE, pero el panorama es desalentador para el PES, que desde ahora ve cómo se diluye la posibilidad de volver a gozar de cuando menos los 8.4  millones de pesos con los que ha vivido este 2017.

Del PRD ni hablar porque los 7.4 millones de pesos que le corresponderían ya se esfumaron por sus malos resultados locales que ni para una curul le alcanzaron.

A la par, con las pérdidas de registro se abre también una incertidumbre jurídica sobre qué pasará con los 4 diputados del PES y uno del Panal que son actualmente parte del Poder Legislativo, pues no existe en la Ley Orgánica del Congreso un escenario establecido para este tipo de casos; sin embargo, no por ello dejan de ser representantes populares ni de gozar de sus espléndidos salarios, así que la preocupación en ese tema es menor.

El verdadero interés está en los pesos y los centavos de las prerrogativas ¿o debería decirse del dinero del pueblo que alimenta a los dirigentes de nuestros gloriosos partidos políticos los 365 días que tiene el año?

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo