Historia detrás de la “Ruta de Luz”

Keila Ramos
Enviada | Miércoles 23 Marzo 2016 | 12:17

Gabriel Avila/Enviado |

Gabriel Avila/Enviado |

Riva Palacio.- Luego de que la presidencia municipal de Riva Palacio anunciara que han iniciado los procesos para convertirse en Pueblo Mágico, invitaron al recorrido que comprenderá el futuro paseo turístico denominado “Ruta de Luz”.

Además de una historia tan enriquecida que abarca las épocas: prehispánica, apachería, colonial y de la Revolución Mexicana, posee construcciones de casas que datan del año mil 700 en adelante.

Riva Palacio también guarda una tradición culinaria, ya que su platillo típico para las celebraciones es el chile colorado, el cual tiene un sabor diferente al que se sirve en otras regiones del estado; su platillo de cerdo en adobo, asado con leña, es otro de sus recetas estrella y en este momento posee 3 pequeños restaurantes. Actualmente tiene dos sitios para hospedarse, pero en época de sus fiestas tradicionales, la famosa Clínica Edelfo, presta sus espacios para hospedar.

Ruta de Luz

La industria del Cine

En este mismo punto inició la proyección de cine por parte de los hermanos Calderón, quienes fueron originarios de San Andrés y a quienes se les designa como a uno de los primeros empresarios que introdujeron la industria del cine en el estado. En el centro de la ciudad una calle fue nombrada con dicho apellido en su honor.

 

El primer cine de San Andrés

El recorrido continúa con la invitación para visitar la casa que fue destinada por los hermanos Calderón, para funcionar como sala de proyección de cine. Todos los habitantes del lugar han escuchado las anécdotas de aquella época del cine y con simpática seguridad afirman que se cobraban 20 centavos para entrar a ver las proyecciones.

 

Monumento a los vaqueros

Estatua dedicada a todos los vaqueros de la región sur de Riva Palacio, en donde se produce ganado calificado de exportación. El municipio cuenta con 2 fiestas importantes que son reconocidas, una de ellas es “El Coleadero de San Andrés”; tradición que nació debido a que muchas de las personas que llegaron a vivir a la región eran provenientes de Aguascalientes; actualmente se trata de la descendencia de la familia Aguilar, para quienes la charrería es parte esencial de su cultura familia.

 

Casa-Refugio de Francisco Villa

En pleno centro de la ciudad se encuentra una antigua vivienda cuyo segundo piso fue usado por el Centauro del Norte como espacio de refugio y donde se dice pasó su Luna de Miel luego de contraer nupcias con Luz Corral. La casa aún conserva los muebles de aquella época y está habitada actualmente.

 

Salón Parroquial

Construido en el año de 1950 para llevar a cabo en su interior los bailes del pueblo, sus puertas de madera se conservan originales. Aquella época es sumamente recordada por los lugareños, sin embargo, un detalle curioso de dichas sesiones de baile es lo que más extrañan sus habitantes.

Ya que en cada evento una hora era destinada y exclusiva para hombres y mujeres adultos mayores, quienes podían sacar a bailar a las y los jóvenes; se dice que si la persona joven no aceptaba bailar con un compañero mayor, ellos se retiraban a regañadientes y castigos por parte de sus padres, pues su rechazo era tomado como una descortesía y atención hacia la comunidad de ancianos. La edificación y sus anécdotas son muestra de la época moderna de Riva Palacio.

 

Tienda de abarrotes

Una especial tienda de abarrotes se descubre en las calles céntricas del lugar. Este comercio aún conserva sus muebles de anaqueles antiguos, incluyendo su piso de madera original. Entrar a esta tienda es transportarse a otra época; dicho lugar aún conserva una placa de madera que data de 1896.

 

 

Personajes ilustres de San Andrés

Con gran orgullo los habitantes del lugar señalan la casa en donde nació y crió uno de los empresarios chihuahuenses con mayor visión, se trata del fundador de la empresa manzanera por excelencia en Chihuahua “La Norteñita”, don Salvador Corral; quien luego de pasar su infancia y primera juventud en la localidad se trasladó a la Hacienda de Bernabé, perteneciente al municipio, en donde se dice dio a luz su idea empresarial.

Casa de la familia Palomino

Se dice que una hija del general Palomino se casó con un hermanos del general Villa, pero la relevancia de esta casa es otra ya que fue en dicho lugar en donde refugiaron a los primeros 30 niños huérfanos, luego de que Villa ordenara a su esposa Luz, que captara a todos los huérfanos del estado. Mandato que la joven esposa cumplió al pie de la letra y que empezara justo en su ciudad natal; posteriormente aquellos infantes fueron enviados a Chihuahua capital en donde fue construido para ellos un orfanato y en donde comenzaron una nueva vida en la Escuela de Oficios.

Legado rupestre

En la zona que comprende Riva Palacio existen 34 sitios con pinturas rupestres, y otros tantos que concentran evidencia de apaches en donde aún se encuentran flechas, armas y vestigios de toda clase relacionadas con su cultura. Las pinturas rupestres datan del año 500 antes de Cristo y 900 años de Cristo. En la región se cuenta con 3 tipos de pinturas rupestres, las de color blanco, las de color rojo y las de tono arena, las cuales datan de 3 épocas diferentes.

Registros indican que cuando colonizaron San Andrés existían 175 familias rarámuris, más que en otras regiones.

Recorrer los senderos y caminos para visitar algunos de los sitios con pinturas rupestres es una experiencia inolvidable, sumamente agradable en contacto puro con la naturaleza. Pasar valles, arroyuelos y escalar por caprichosas formaciones rocosas es toda una aventura; y tener de frente algunas de estas pinturas rupestres es impresionante.

Acueducto colonial

En algunas zonas de San Andrés se asoman los vestigios de un acueducto colonial, la mayoría de su restos están enterrados, pero con los que están a la luz se ha podido determinar la época de su construcción la cual estuvo a cargo de las misiones franciscanas. Dicho canal partía de la presa que aún existe y cuyos cimientos están hechos a base de argamasa: arcilla, arena, cal y baba de nopal, uno de los primeros concretos que inventaron los romanos.