Guerrero, un municipio lleno de historia

Keila Ramos / Regional | Martes 13 Septiembre 2016 | 13:54

Gabriel Avila | Plaza del municipio de Guerrero

Guerrero.- El Municipio de Guerrero es uno de los más ricos en historia, con personajes ilustres de suma importancia a nivel nacional e incluso mundial. Ser uno de los productores de manzana más exitosos y reconocidos en el país, es sólo uno de sus tantos méritos.

La región donde hoy está situado el Municipio de Guerrero fue evangelizada por sacerdotes de la Compañía de Jesús, sin embargo, sus conquistas, tanto militar como espiritual, fue difícil debido a la resistencia de los indígenas rarámuris que en varias ocasiones se levantaron en armas contra los españoles, arrasando pueblos.

La más grave de estas insurrecciones ocurrió en las inmediaciones de Guerrero en el año de 1652, liderada por Teporaca y que provocó la destrucción de la Villa de Aguilar, principal población española de la región, esto hizo que cuando se pudo restablecer el control gubernamental sobre la zona , fuera fundada una población completamente nueva, la hoy “Guerrero” fue fundada por los jesuitas Tomás de Guadalajara y José Tardá en 1676 con el nombre de Misión de Nuestra Señora de la Concepción de Papigochi.

Tras la Independencia de México y la formación del estado de Chihuahua, en 1826 le otorgó la categoría de villa con el nombre de Villa de la Concepción, el 11 de abril de 1859 un decreto le modificó su nombre por el de Ciudad Guerrero para honrar al héroe de la Independencia de México y segundo presidente del país.

Los habitantes de este municipio participaron activamente en la revolución de 1910 encabezada por Francisco I. Madero, ahí nacieron algunos jefes revolucionarios como Pascual Orozco, en la comundiad de Santa Inés; Roberto Fierro, y José de la Luz Blanco, en Santo Tomás; y Abraham González. Cinco años antes los temochitecos aportaron la chispa del estallido al revelarse contra la dictadura de Porfirio Díaz, encabezados por Cruz Chávez.

De Tomochi también es el indio Gabriel Teporaca, quien organizó las únicas rebeliones rarámuris dirigidas en contra de la colonización española. Algunos ciudadanos guerrerenses han sido gobernadores del estado de Chihuahua como lo son Jesús José Casavantes, Abraham González, Roberto Fierro y Saúl González Herrera.

El doctor Encarnación Brondo es el primero de algunos escritores guerrerenses como lo son Eduardo Sáenz Casavantes, Arturo Molina, Ramón Antonio Armendáriz, Susana Avitia Ponce de León y Carlos Jáquez Erives.

Su personaje más ilustre de todos es el doctor Arturo Rosenblueth, el más grande científico mexicano cuyas investigaciones fueron de relevancia mundial y se convirtieron en una de las bases de la cibernética. La casa donde nació aún se mantiene en pie en el centro de Ciudad Guerrero.

Qué conocer y disfrutar de Guerrero

La Presa Abraham González fue construida en 1961, en Pahuirachi, a pocos kilómetros de la ciudad, es ideal para paseos en lancha y vehículos acuáticos, además cuenta con un mirador y asadores.

El cerro de Miñaca de 3 mil metros de altura, situado en la cercanía de la Junta o Estación López Mateo, se caracteriza por estar ubicado en una región relativamente llana lo que permite apreciarlo desde lugares distantes.

El museo de la Revolución concentra imágenes históricas y de personajes ilustres originarios de Guerrero. Está ubicado en una antigua casa y cuenta con diversas salas de exhibición permanente, la cual incluyes algunas maquinarias rudimentarias de agricultura e innumerables artículos y piezas antiguas ; se trata de uno de los mejores museos del estado debido a su concentración de elementos históricos.

Todos los años entre los meses de septiembre u octubre se realiza la Feria de la Manzana, evento que concentra actividades culturales, sociales y de esparcimiento en torno a la temática de la fruta número uno del estado, así mismo también se fomenta el comercio y el turismo.

Quienes acuden tienen la oportunidad de conocer la variedad de productos de origen de manzana, tales como Chorizo, mantequilla, destilados, licores, jugos, dulces, salsas, nieve, miel, así como productos deshidratados, secos y hasta medicinales y de belleza; y por supuesto la riqueza gastronómica basada en el fruto.

El Valle de Papigochi también es conocido como El Valle de las Manzanas, debido a que en el mismo existen muchas huertas dedicadas al cultivo del mencionado fruto al grado de que constitutye una de las regiones de mayor producción en el país.