El ganado es la mejor herramienta para reverdecer los desiertos

Manuel Salcedo / Regional | Viernes 21 Julio 2017 | 17:43

|

|

| Instituciones como la Asociación ganadera Cusihuiriachi Cuauhtémoc se ha preocupado en los últimos años por ofrecer a sus integrantes el conocimiento de expertos en el tema

|

|

|

|

Cuauhtémoc.- A pesar de que el ganado ha sido estigmatizado como el principal causante de la deforestación o desertificación en el mundo, como resultado de diversos estudios científicos se busca impulsar una serie de prácticas ganaderas encaminadas a regresarle al suelo de Chihuahua, la riqueza que de sustentabilidad a la industria ganadera y contribuya a revertir el paso del cambio climático en esta parte del mundo.

Desde que el hombre comanda el pastoreo, se han desarrollado prácticas que no han sido las más adecuadas para la alimentación del ganado, devastando grandes proporciones de tierra, con el sobrepastoreo que consume toda la vida vegetal del suelo y que contribuye a procesos de erosión que no atraen la humedad de las lluvias.

Aunado a esto, el proceso metabólico de los animales, expiden grandes cantidades de gas metano y dióxido de carbono al ambiente, que son los llamados gases invernaderos; en conjunto, este proceso mal dirigido, ha ocasionado una deforestación que no tiene registro oficial de su avance, pero que es tema conocido por el sector productivo primario en el estado.

Instituciones como la Asociación ganadera Cusihuiriachi Cuauhtémoc se ha preocupado en los últimos años por ofrecer a sus integrantes y a la población en general el conocimiento de expertos en el tema, para incrementar las ganancias del manejo adecuado del ganado y también, de contribuir al medio ambiente.

Enrique Estrada Gutiérrez Director de Ganadería en el Estado, mencionó que “desde siempre, se ha trabajado de mala forma”, agregando que es importante que el sector ganadero atienda estas recomendaciones no solo para garantizar la subsistencia de esta práctica, sino de dejar terreno para las nuevas generaciones de ganado, destacando que las vacas dijo “son nuestra mejor herramienta para regenerar el suelo”.

 

¿Qué problema genera la mala ganadería?

Al dejar de manera libre el ganado en grandes extensiones de tierra, éste consume de manera libre más materia orgánica, aún más de lo que realmente necesita, dejando al suelo sin elementos vivos que permitan la absorción natural de agua al subsuelo que se pierde por evaporación, y restando el carbono en la superficie terrestre que es necesaria para el proceso natural de regeneración del mismo suelo.

Al dejar poco ganado en una amplia extensión de tierra, solo se contribuye a que a lo largo de los años, dichos predios dejen progresivamente de contar con las herramientas que la naturaleza provee para el crecimiento de nuevos pastos, debido a que los tiempos de la naturaleza no se respetan y no permiten la existencia de materia orgánica, para la alimentación gratuita del ganado.

 

De vuelta a lo básico

El reconocido biólogo Allan Savory, uno de los principales impulsores de la llamada “gestión holística” ha destacado a lo largo de una vida de estudio de pastizales, que a nivel mundial, dos terceras partes del mundo se están convirtiendo en desiertos por esta práctica del libre pastoreo.

Analizando el comportamiento de la naturaleza a lo largo de los años, identificó que en lugares en donde no existía la ganadería como tal, la existencia de pastizales y áreas verdes nutridas de vida biológica tienen en la “sabiduría de la naturaleza” la explicación y la respuesta para revertir esta desertificación.

Savory plantea que en zonas como África, en donde se formó como persona, existieron grandes manadas de animales que eran perseguidos por jaurías de depredadores que los obligaban a la movilidad de un lugar, y que entre mayor era el número de integrantes de la manada mayor seguridad tenían como especie de la vida animal en contra de sus depredadores.

Este comportamiento natural, aplicado a la vida moderna, ha traído innumerables casos de éxito de tierras que se veían “desahuciadas” de contar con vida biológica y que son parte de una campaña a nivel mundial en donde la ganadería, busca contribuir a revertir el acelerado proceso del cambio climático en el mundo.

 

¿En qué consiste el método holístico?

En términos simples, se busca agrupan una amplia cantidad de animales en un sector delimitado de tierra para que pastoreen, por un tiempo determinado y con la movilidad relativamente corto (un día) a otro sector, repitiendo el patrón de movilidad que los depredadores obligaban a hacer a la manada.

Este método replica, bajo el adecuado comando del ser humano, el comportamiento que existió de manera ancestral y natural en el mundo, que mantenía garantizados predios con pastizales para manadas con miles de animales que se convertían a la vez en las mejores herramientas para reforestar la riqueza natural del suelo.

Aunado a esto en espacios como el Foro Ganadero que se desarrolla en Cuauhtémoc se genera información valiosa como el nivel de consumo de pasto óptimo para acelerar su crecimiento, mismo que establece que si el rumiante consume solo dos terceras partes del pasto, el comportamiento natural de la planta acelera su proceso de crecimiento, logrando una recuperación más rápida del pastizal.

 

¿Qué resultados se ofrecen?

Mediante esta práctica, el abono que mediante el excremento se genera por las vacas, juntos con la acción de pisar el pasto sobrante, garantiza que el agua no se evapore, sino que se pueda filtrar de manera natural al subsuelo y que de paso, se destruya la cadena del metano que es un gas invernadero dañino para la capa de ozono y se convierta en carbono en dicha superficie, completando el ciclo de fotosíntesis y garantizando la vida biológica en el suelo.

 

Actualmente, se estima que en el estado existen alrededor de 1 millón 500 mil cabezas de ganado de carne y 300 mil cabezas de ganado de leche que demandan millones de toneladas de pasto que resulta gratuito obtenerlo del suelo, pero que por la desatención al comportamiento de la naturaleza, son parte de circulo vicioso que mantiene en vela al sector ganadero por que ante la falta de pastizales, disminuirá la rentabilidad del manejo de ganado y por ende, se pone en riesgo el nivel de producción de alimento que se consume en esta parte del estado y en la parte sur de los Estados Unidos principalmente.

Así mismo, la correcta aplicación de este tipo de conocimientos, que ya se aplican en la región en municipios como Bachiniva y Riva Palacio, han generado una mayor rentabilidad por el ahorro en la compra de alimento y un retroceso en el proceso de deforestación que se presenta en gran parte del estado de Chihuahua.