Para vivir una aventura en la ciudad

Regional | Lunes 16 Abril 2018 | 14:55

Gabriel Ávila | Disfrutan en familia

Gabriel Ávila |

Gabriel Ávila |

Gabriel Ávila |

Gabriel Ávila |

Chihuahua.- El parque El Rejón ofrece a los habitantes de la ciudad de Chihuahua un espacio de esparcimiento, en el que pueden hacer ejercicio, convivir con amigos y familia, además de realizar actividades de aventura.

Cuenta con áreas de juegos para niños, un hermoso cuerpo de agua, así como senderos para los corredores y carril para los ciclistas.

Este sitio ofrece una variedad de actividades a bajo costo para los que deseen un rato familiar o en pareja de sano esparcimiento. Una de las principales actividades es la renta de “Botes el Rejón” que tiene opciones con pedales, de motor y kayaks, con distintos precio y por espacio de media hora. Los botes tienen espacio hasta para cuatro personas y hay también especiales para parejas con sólo dos espacios al igual que los kayaks.

Dentro del parque se ofrece orientación necesaria para el manejo de los mismos y se realizan constantes patrullajes en las aguas, con motos acuáticas para evitar accidentes. También se exigen medidas de seguridad básicas como el uso de chaleco salvavidas y que los niños vayan acompañados por adultos.

Para recorrer la presa por el camino de tierra pueden llevar sus propias bicicletas o rentarlas en el lugar por una hora, que según el encargado es el tiempo estimado en que se puede recorrer la pista alrededor de la presa. Este local se encuentra abierto desde las 5:00 de la mañana hasta las 7:00 de la noche.

Otra de las actividades extremas es la escalada Gecko donde realizan una vía ferrata, escalada y rappel, en grupos de 5 que deben hacer una cita previamente.

Otra de las atractivas actividades es la renta de cañas, anzuelos, señuelos y una variedad de artículos necesarios para pescar.

Por último la actividad más extrema es la tirolesa que cruza por la mitad de la presa y que abre desde las 12:00 horas.

Durante su visita puede pasear, correr y contemplar a los animales como patos y gansos, en fin, una experiencia que no puede dejar pasar.