• Domingo 21 Octubre 2018
  • 22:42:41
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 13°C - 56°F
  1. Domingo 21 Octubre 2018
  2. 22:42:41
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 13°C - 56°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Deportes

Fortaleza tricolor

Excélsior | Martes 20 Septiembre 2016 | 06:58 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- El deporte adaptado mexicano tiene su cimiento de éxito desde hace dos décadas en un grupo de deportistas que son recurrentes en los podios de Juegos Paralímpicos y Mundiales. De las 15 preseas que se ganaron en Río 2016, 12 fueron de 11 deportistas que ya tenían podios en otras ediciones.

El promedio de edad de la delegación que estuvo en Río 2016 fue de 38 años, casi una década más que las potencias, dato que pone en riesgo los podios de próximas ediciones paralímpicas.

“México tiene un rezago generacional muy fuerte. Se había trabajado con un mismo grupo de atletas en los últimos cinco ciclos, no se había trabajado con juveniles. Ahora el 30 por ciento de los atletas vinieron a sus primeros juegos, son el relevo generacional, pero el sustento de atletas es de gente de experiencia, pero eso se va a terminar porque las potencias traen atletas que tienen 25 y 30 años, en promedio”, admitió Samuel Pérez, jefe de misión mexicana.

La lanzadora Ángeles Ortiz, quien ganó oro en Río 2016, y llegó a tres ediciones Paralímpicas llegando al podio, reconoció que no hay muchos atletas para recibir la estafeta cuando esta generación se retire.

“Las medallas fueron de deportistas consolidados. Uno aboga por los juveniles, porque cuando estos deportistas como Pedro Rangel, Salvador (Hernández), Lenia (Ruvalcaba), Eduardo (Ávila) se retiren quién va a estar para recibir la estafeta”.

El judo en esta edición otorgó dos oros con Eduardo Ávila y Lenia Ruvalcaba. Ellos mismos tuvieron presea en Beijing 2008 y Ávila también en Londres 2012.

“A Londres fue un chico que se llama Alejandro, pero no obtuvo resultados quedó séptimo. Este año se buscaba integrar más gente en el proyecto para Río 2016, pero no se nos permitió de parte de la federación por temas presupuestales”, lamentó Lenia. “El deporte paralímpico ha crecido y necesitamos trabajar más, con mayores recursos y nuevas generaciones”, advierte Ruvalcaba.

Autoridades y deportistas coinciden en el diagnóstico, más aun cuando atletas jóvenes como Vianey Trejo y Gustavo Sánchez, en la natación, estuvieron debajo de las expectativas.

“Vianey participó en seis finales y en cinco mejoró tiempos, ella está en proceso de consolidación. En el caso de Gustavo es diferente, creo que aquí sí responde a una situación de entrenamiento porque a veces el atleta piensa que la historia le va a respetar tiempos y en paralimpismo el que no trabaja al 110% no va a repetir en otros juegos”, dijo Pérez.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo