• Sábado 20 Octubre 2018
  • 1:44:43
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 18°C - 64°F
  1. Sábado 20 Octubre 2018
  2. 1:44:43
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 18°C - 64°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Economia

Sotolera juarense acumula 6 premios

El Diario de Juárez | Viernes 28 Abril 2017 | 11:35 hrs

El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez.- Ellos lograron colocar una parte del espíritu de la Sierra de Chihuahua en botellas de sotol y han empezado a mandarlo a otros lugares de México y Estados Unidos.



Las sotolera juarense Flor del Desierto acumula 6 premios nacionales con 3 de sus productos, sotoles jóvenes de alta calidad, elaborados de manera artesanal en diferentes partes del estado, que ya se empezaron a exportar como mercancías de la más alta calidad.



La empresa, formada por tres juarenses, ha logrado conectar a los productores artesanales de las regiones de Madera, Coyame y más recientemente de Nuevo Casas Grandes, con el mayor mercado del mundo, que es Estados Unidos.



Jesús Navar, director de Flor del Desierto, explica cómo funciona el modelo de negocio.



Todo empieza en los cerros donde los jimadores locales –especialistas en colectar la planta del sotol– empiezan a seleccionar cada una de las que se usarán para elaborar la bebida.



El corte requiere un alto grado de maestría, y el transporte, mucha fuerza, pues las piñas son transportadas en la espalda hasta las modestas sotoleras, que por su volumen y el conocimiento ancestral de los maestros sólo producen una bebida de muy alta calidad.



Las piñas seleccionadas y cortadas se ponen en un horno calentado previamente con leña y luego se tapan con hojas de la misma planta. Después de entre 3 y 5 días de cocimiento se muelen, generalmente con un hacha, y el gabazo se coloca en fermentadores con agua. Una vez que ha fermentado, se pasa por destiladores de cobre.



“Ha sido tan potente la calidad de esta bebida, que cuatro bar tenders –dos de ellos de Nueva York– nos han pedido permiso para tatuarse el logo”, afirma Navar.



Tanto la marca como los logotipos –todos relacionados a Chihuahua y su cultura– han sido diseñados por agencias y artistas de Ciudad Juárez, desde donde opera la compañía.



Los seis premios conseguidos hasta ahora les fueron otorgados durante varias ediciones del Festival de Destilados de Origen “Dardo”, organizado cada año por el Comité Nacional para la Sustentabilidad del Maguey, Mezcal y Destilados de Origen.



En los inicios de la empresa, en el 2011 les otorgaron el oro con su primer sotol que se manejaba sólo bajo la marca Flor del Desierto. Para el 2016, se lograron 5 reconocimientos ya con las 3 variedades que se comercializan actualmente.



El sotol que producen en Coyame del Sotol –de sabores suaves y frutales– consiguió un oro, así como el que producen en Madera –una bebida muy amaderada, de sabores más concentrados– también logró un oro.



Un triple destilado originario de Coyame del Sotol –hecho bajo el mismo proceso que el que bebía el fundador de la sotolera de ese lugar– resultó en el 2016 el mejor entre 270 marcas, por lo que recibió 3 distintivos de oro, incluyendo el de mayor puntaje.



Tras un proceso de aprendizaje, finalmente el año pasado se animaron a exportar, colocándose rápidamente en el gusto de los estadounidenses, sólo por detrás del tequila y el mezcal.



“Se tiene la idea de que el sotol es una bebida corriente o vulgar, pero la verdad es que tiene todas las características que puedan lograrse con un tequila o con un whiskey”, señala.



El nivel de calidad, los ha llevado a entrar en los mejores restaurantes del país, entre ellos Pujol, de la Ciudad de México, en donde ofrecen Flor del Desierto en un carrito en el que sólo presentan 8 destilados.



“Hemos batallado más para entrar en el mercado de Juárez que en el extranjero. El otro día nos estaban buscando como a las 7 de la tarde porque habían llegado unos clientes de Nueva York a un restaurante de aquí, y les pedían Flor del Desierto, entonces nos anduvieron buscando hasta que les llevamos unas botellas”, narra.



Actualmente la bebida se puede ubicar en varios restaurantes de la ciudad, así como en algunos bares y ciertos expendios donde hay bebidas muy selectas.



El rango de precios está entre los 450 y los mil pesos la botella. Cada una tiene el lugar de origen y la firma del artesano que elaboró el producto, así como la indicación de la variedad de planta que se utilizó.



La buena recepción que ha tenido el destilado, los está haciendo innovar. Además de las tres variedades existentes, ya tienen listo un Curado con Veneno de Víbora y están en proceso de lanzar otro producto que se hace en Casas Grandes.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo