• Jueves 18 Octubre 2018
  • 6:52:18
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 9°C - 48°F
  1. Jueves 18 Octubre 2018
  2. 6:52:18
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 9°C - 48°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

El_Paso

Lleva Disney al cine su vida: de campesino a neurocirujano

El Diario de El Paso | Jueves 12 Mayo 2016 | 13:13 hrs

El Diario de El Paso |

El Paso, Tx.- Cuando el joven Alfredo Quiñones-Hinojosa logró burlar la vigilancia de la Patrulla Fronteriza al “saltar” la frontera de México con California, en búsqueda de mejores oportunidades en su vida, nunca imaginó que se convertiría en un neurocirujano de fama mundial, tras escapar de un futuro incierto en su natal Mexicali.

“Mi plan original, como el de mucha gente que viene a los Estados Unidos, fue hacer mucho dinero y regresar a mi país. Pero me tomó cerca de un año darme cuenta que ese sueño era falso”, dijo el laureado neurocirujano que hoy en día ejerce en el prestigiado hospital Johns Hopkins —en Baltimore, Maryland— como profesor y cirujano, no sin antes demostrar su tesón en las aulas de escuelas nocturnas y diversos trabajos diurnos que le ayudaron a sobrevivir.

Conocido entre sus colegas y pacientes como el Dr. Q, Quiñones-Hinojosa ha sido merecedor de diferentes reconocimientos por su estudio de las células madre, y técnica avanzadas en el tratamiento de tumores en el cerebro, y además de ser recientemente nombrado como parte de staff de la Clínica Mayo, ahora la productora Disney trabaja en llevar su historia a la pantalla cinematográfica.

Alfredo tenía 19 años cuando pudo burlar la vigilancia fronteriza, pero tras reunirse con familiares se convirtió en jornalero en campos de algodón y de Tomate en California, pero sin dejar de pensar en regresar a la escuela, para perfeccionar su inglés y seguir adelante.

“Un primo me dijo ‘¿Estás loco? Este es tu futuro. Tu viniste a este país, como nosotros, a trabajar en los campos’”, rememoró con cierta nostalgia el Dr. Q.

Las palabras de su familiar fueron de gran impulso para Alfredo, quien no paró hasta ganar una beca para estudiar psicología en la Universidad de Berkeley, pero cuando conoció el programa para minorías que ofrecía la Universidad de Harvard fue donde encontró la rama de la medicina que tantas satisfacciones le ha dado como investigador y en el quirófano.

Cada año el Dr. Q realiza más de 200 neurocirugías, pero del mismo modo adiestra a nuevos cirujanos, realiza brigadas médicas y ofrece sus conocimientos para nuevas técnicas, como el recién “Google Maps” contra el cáncer cerebral, un dispositivo experimental que ha sido probado con éxito para detectar tejido enfermo, a partir de la tomografía de coherencia óptica que reconoce células enfermas en el cerebro.

A pesar de su éxito profesional, el Dr. Q se sincera y dice: “Me siento humilde, pues todos podemos hacer algo, si cada uno de nosotros aportamos nuestro granito de arena, podemos cambiar la historia”.

Sobre su pasado que pronto será llevado al cine, afirma sin chistar: “Toda mi vida he intentado construir puentes entre personas, entre países y entre continentes frente a las fronteras creadas por los seres humanos”, dijo al recibir en España el Premio Cortes de Cadiz que lo reconoce como una eminencia mundial en el campo de la Neurocirugía, y sobre todo ensalza su historia de éxito al no aceptar las condiciones que le rodeaban en su niñez y juventud.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo