• Jueves 18 Octubre 2018
  • 4:34:53
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 9°C - 48°F
  1. Jueves 18 Octubre 2018
  2. 4:34:53
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 9°C - 48°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Espectaculos

Eduardo Noriega, un actor con calidad de exportación

Excélsior | Lunes 04 Julio 2016 | 09:36 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- El interés de mercados extranjeros en las series de televisión españolas comienza a ser algo casi habitual, esto gracias a producciones como Gran Hotel y El príncipe, entre muchas otras, que no sólo venden el producto, sino también se permite adaptarlas a otras culturas e ideas.

El éxito que han alcanzado las series españolas más allá de la Península Ibérica, no sólo es gracias a los canales de televisión de paga, sino también a internet y las plataformas streaming, así como a la globalización, las ferias y festivales internacionales que han sido piezas fundamentales para que esto suceda.

También es el nivel de producción de las mismas, los detalles que le imprimen a cada una, lo que permite que estas producciones lideren el horario estelar los lunes, martes, miércoles y jueves, en España.

De acuerdo con José Miguel Barrera, director de ventas y adquisiciones de la productora Grupo Ganga, en entrevista con CadenaSER.com, las series españolas están sobrepasando fronteras debido al bajo costo de cada episodio, aunque no por ello merman su calidad.

“Por un capítulo de una serie de la BBC, por ejemplo, una cadena española puede pagar de 30 mil a 50 mil dólares por episodio. Tú estás vendiendo una serie española en el mercado internacional, a un canal de segundo o tercer nivel, de cinco mil a diez mil dólares por capítulo”, señaló.

Como muestra, Gran Hotel recientemente se adaptó a la televisión mexicana, además de ser emitida en lugares tan diversos como China, Rusia y Turquía lo que le permite llegar a una treintena de países. Otro ejemplo, El tiempo entre costuras se estrenó en Italia en horario estelar. Ahora es el turno de Homicidios, serie policíaca que llega a Latinoamérica.

“La ficción en la televisión española está madurando o entrando en esa etapa y como consecuencia se está exportando el contenido y no sólo eso, también se está adaptando. Distintos países han tomado nuestras historias y las están haciendo suyas y eso dice mucho de la televisión española, que sin duda cada vez se hace mejor y está en una continua evolución”, comentó Eduardo Noriega, protagonista de Homicidios vía telefónica desde Madrid, España.

Si bien el actor está consciente que aún hay un largo camino por recorrer, aseguró que las distintas productoras españolas están trabajando en ello.

“Todavía no hemos llegado a los niveles de los canales de cable estadunidenses, porque eso no existe en España, sólo los canales abiertos, pero lo cierto es que estamos haciendo grandes cosas”, añadió.

Eduardo inició su carrera haciendo distintos cortometrajes, aunque su debut formal llegó en 1995 con la cinta Historias del Kronen de Montxo Armendáriz, para después realizar en 1996, Tesis de Alejandro Amenábar. Ahora, no tiene conflicto en moverse hacia la pantalla chica y prueba de ello es que después de Homicidios, el español ha realizado dos series más: Citas para Antena 3 y La sonata del silencio, por estrenarse en Televisión Española.

“Cada vez hay una mayor base de talentos que están moviéndose del cine a la televisión. Cada vez se van pareciendo más los formatos. Además, los presupuestos para el cine se han ido acortando, cada vez es menos tiempo de rodaje y cada vez son menos las diferencias, porque la calidad técnica de las series españolas es equiparable al cine. Lo mismo pasa en Hollywood, pero lo cierto es que ahora se trabaja indistintamente en uno y otro lado.

“Tuve la suerte de empezar con proyectos que llamaron la atención, de la mano de Alejandro Amenábar. Era difícil bajarse de esa rueda cinematográfica para hacer televisión o teatro. Aunque en principio me pareció algo increíble el cine, porque era más cuidado, no tan rápido, pero los proyectos al final del día, sin distinguir plataformas, son lo que importa”, agregó.

En Homicidios, Noriega interpretó al sicólogo forense Tomas Sóller, un hombre acosado por su pasado, ya que al perder a un paciente, decidió dejar de ejercer la profesión y dedicarse a la docencia. En la trama, él ayudará a la policía a resolver el caso de un homicida en serie.

“Me gustó que es un solo caso del que se ocupan en los 13 capítulos, si acaso aparece una trama secundaria en algún capítulo, pero el asesino en serie principal la ocupa toda y eso me pareció muy original.

 “También me gustó que mi personaje es un poco anárquico, quizá un desastre en su vida personal, pero su pasión es la sicología y conoce a este tipo de sicópatas asesinos y por eso termina trabajando en esto que le apasiona y le da vida”, concluyó.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo