• Miércoles 17 Octubre 2018
  • 22:15:51
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 10°C - 49°F
  1. Miércoles 17 Octubre 2018
  2. 22:15:51
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 10°C - 49°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Sale caro blindaje de ‘El Chapo’

El Diario de Juárez | Domingo 15 Mayo 2016 | 06:38 hrs

Tomada de Video |



Ciudad Juárez.- El operativo extraordinario de sobrevigilancia implementado por el traslado al Cefereso 9 de esta ciudad de Joaquín “El Chapo” Guzmán ha generado un gasto que se estima en más de un millón 678 mil pesos, tan sólo por concepto de sueldos de vigilantes y los primeros días de su estancia aquí.



Esa cantidad se distribuye en los salarios de los cerca de 500 elementos, entre custodios, militares y policías federales, comisionados exclusivamente a “blindar” el penal donde el líder del Cártel de Sinaloa permanece aislado y con vigilancia extrema.



La gran mayoría de ese personal arribó a esta frontera un día antes de la llegada del narcotraficante el sábado 7 de mayo, devengando desde entonces un aproximado de 240 mil pesos diarios en conjunto, se estima al sumar los montos establecidos por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Gobernación (Segob) y la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).



A esa cantidad se le debe añadir el pago de 150 pesos diarios que se entrega a cada elemento para el consumo de alimentos, revelaron altos mandos policiacos y personal de tropa militar y de la Policía Federal comisionados en este resguardo, que pidieron no revelar sus identidad.



Otro gasto que también cubre el Gobierno federal con dinero público es la manutención de tres helicópteros y dos aviones que mantiene desde la llegada de “El Chapo” en el aeropuerto internacional Abraham González, listos para volar cuando sea necesario, aunque no se proporcionó el dato de ese desembolso ni el pago a los pilotos y la compra de combustible para el funcionamiento de las aeronaves.



Las fuentes consultadas refieren que a raíz de la llegada de “El Chapo” a esta frontera, se desplegó un operativo especial en el que participan 100 custodios, 200 militares y 200 policías federales, con salarios que van de los 14 mil pesos mensuales, en los dos primeros casos, y de 15 mil pesos mensuales, en el tercero de los casos.



Considerando los montos, los días trascurridos y la cantidad de efectivos, entre custodios, federales y militares la cifra se eleva a más de un millón 678 mil pesos, para todos los asignados al resguardo del reclusorio federal, ubicado en la salida sur de Ciudad Juárez, a la altura del kilometro 33 de la carretera Panamericana.



Algunos oficiales están alojados en los dormitorios de la misma cárcel federal, otros en la Guarnición Militar de la Plaza y en la academia de la Policía Federal.



Unos más duermen en tráileres que fueron habilitados como dormitorios en pleno desierto, sin aire acondicionado o refrigeración.



En recorridos por la zona se ha podido constatar que los trabajos de sobrevigilancia se traducen en constantes operativos por aire y por tierra, dentro y fuera del Cefereso.



Destaca también la instalación de retenes en la carretera Panamericana y el “barrido” de las brechas para corroborar que no haya la presencia de grupos armados.



Cada movimiento que realiza Joaquín “El Chapo” Guzmán es monitoreado por una red de cámaras de seguridad y binomios caninos apostados frente a su celda las 24 horas del día, de acuerdo con información proporcionada por el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (Oadprs).



Autoridades penitenciaras aseguran que la extradición del narcotraficante a una cárcel de Estados Unidos es inminente.



Mientras, sus abogados mantienen la solicitud de dos amparos en los juzgados de Distrito locales para evitar la comparecencia de su cliente ante el Gobierno estadounidense y en lo posible, reubicarlo al penal del Altiplano.



En ese contexto ha pasado una semana desde la llegada de Guzmán Loera a esta frontera y aún no hay fecha para su reubicación, mientras el gasto para su resguardo fuera del Altiplano, el penal de máxima seguridad de donde se trasladó a Ciudad Juárez, aumenta cada día.



El minibunker que elementos del Ejército Mexicano y de la Policía Federal instalaron en el acceso principal del Cefereso 9 se mantiene en permanente vigilia.



Los fusiles Barret y ametralladoras con balas rompeblindajes apuntan directo a cada persona o vehículo que intenta ingresar al penal.



Cuatro barricadas formadas con cajones de acero sólido –de un peso mayor a dos toneladas cada una– resguardan la entrada del reclusorio, custodiadas con varias tanquetas blindadas, montadas con lanzagranadas, se pudo observar en un recorrido.



“Son antiblindaje, 10 veces más potentes (las municiones); pueden voltear un camión blindado”, dijo un elemento castrense apostado en ese punto.



Prácticamente nadie se mueve del lugar asignado. Algunos policías federales sólo se han apartado para custodiar los trasladados de reos de alta peligrosidad que son solicitados en los juzgados o que son reubicados a otros Ceferesos, entre ellos, varios integrantes del Cártel de Sinaloa, al servicio de “El Chapo” Guzmán.



Un segundo filtro es reforzado con la presencia de elementos de la Policía Federal, que revisan las pertenencias de las personas que ingresan a la cárcel e inspeccionan cada vehículo que entra. (Francisco Chávez / El Diario)

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo